web analytics

La presencia policial ‘cierra’ una peña en San Lorenzo

Un peñista accede a la finca donde se encuentra la ‘sede’ de El Jaleo.

La comisión de fiestas de San Lorenzo está satisfecha. Los vecinos responden a la llamada a la diversión y a las actividades familiares e infantiles que este año se han incrementado en el programa de festejos y la ausencia de problemas —salvo algunos encontronazos, sin consecuencias, entre jóvenes— hasta ahora es casi total.

Casi. Eran las 8.00 horas de la mañana cuando la policía, alertada por los vecinos, se presentaba en la peña El Jaleo donde unas 200 personas continuaban la fiesta de la noche anterior animados por un potente equipo de música, para tratar de convencer a los peñistas de que redujeran sus decibelios para respetar el descanso de los residentes. La tensión y algunos abucheos contra los uniformados que se produjeron inicialmente, de acuerdo con varios testigos, cesaron cuando llegaron más agentes y dieron paso a una charla sosegada entre los policías y los responsables que decidieron apagar el equipo de sonido lo que llevó a que el espacio quedara vacío en pocos minutos.

“No ha sido un desalojo”, matizaba después el concejal de Policía, Ramón Muñoz Torrero, que reconoció desconocer el contenido íntegro del informe policial sobre la intervención y prefirió reducir tensiones hablando de “un incidente sin importancia tras algo de confusión entre peñistas y policía”, en la misma línea que Guillermo, miembro de la comisión de peñas que afirmó que “se ha parado la música cuando lo ha pedido la policía y ya está. No ha habido más problemas”. La misma fuente se mostró comprensiva porque “son fiestas en el barrio, los bares que otros años estaban abiertos a última hora están cerrados y la gente ha coincidido en esa peña buscando continuar la fiesta”, aunque fuera hasta pasadas las ocho de la mañana de un día laborable.

La finca que ocupa la peña El Jaleo es un espacio ajardinado al aire libre y sin cubiertas, por lo que el sonido que se produce en su interior se propaga sin obstáculos en su entorno. Cuenta incluso con algo parecido a una barra de bar aunque el miembro de la comisión fue tajante: “En las peñas no se sirve alcohol y por supuesto no se vende”.

Se da la circunstancia de que la policía actúa con absoluta rigidez y con el boletín de sanciones en la mano —de 600 euros en adelante— para exigir la aplicación de los horarios de cierre a los establecimientos de hostelería de los bares, especialmente los nocturnos.

Nerea, una niña del barrio, lee un cuento durante la concentración.

A media mañana, en la plaza se celebraba la concentración mensual que convoca el Consejo de la Mujer contra la violencia de género, en la que se han dado cita una sesenta personas y se ha recordado el nombre de las cuatro mujeres que han sido asesinadas este mes en España. En lo que va de año, los asesinatos suman 34 mujeres (una cada semana) y seis menores, mientras que otros 16 han quedado huérfanos. Esta vez, el manifiesto se sustituyó por el cuento que leyó Nerea, una historia en la que los colores rosa y azul intercambian los roles de acuerdo con sus gustos y acaban mezclándose en un solo color, el lila.

Uno de los vistosos recortes de la velada.

La comida, un aspecto recurrente en el programa de festejos, concedió una nueva oportunidad para el encuentro de centenares de personas, la mayoría residentes en el barrio y peñistas, que participaron en la judiada celebrada en la alameda que dio paso a una tarde de juegos y, ya de noche, a una de las actividades más esperada este año, el concurso de recortes que llenó hasta los topes la plaza de toros. “Ha sido un acierto este formato en el programa”, decían satisfechos desde la comisión de fiestas.

A partir de ahí, la avalancha, con miles de segovianos, también de la provincia, concentrados en la plaza donde la orquesta Coliseum animaba la verbena y en los bares del barrio que trabajaron a destajo hasta la madrugada.

Las fiestas de San Lorenzo están en su máximo apogeo y para este sábado ofrecen hasta 16 actividades diferentes durante todo el día, incluyendo la vuelta de los encierros nocturnos (este sábado es doble) y una variada opción musical a partir de la media noche: Rock en la alamedilla con Pollitos Recording y Stone Rock, o la tradicional verbena, en la plaza, con la orquesta M-30. Para no perdérselo.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

2 Comments

  1. ¿Comprensión?, como los cinco minutos de supuesta ‘cortesía’ en actos públicos. Al resto ciudadanos que no molestan a nadie, y también saben divertirse, repito: sin molestar al vecino (con uno sólo me vale). Ni comprensión ni nada ¡¡¡son fiestas!!!: en la ciudad, en un barrio, en otro y en otro… suma y sigue, música para amenizar bares, pachangas varias, espectáculos variados… podemos seguir. Gracias por los desahogos, ya sé que no sirven para nada y los bichos raros somos los que no molestamos a nadie y queremos que nos dejen vivir tranquilos y pagar nuestros impuestos.

    Responder
  2. Lamentable que el alcohol corra por todo el barrio sin control cuando el resto del año se pida desde la corporación el control del consumo. Quien promueve el desden de alcohol, musica elevada y otras molestias son quien las autoriza. El equipo de gobierno

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *