web analytics

La Fiscalía abre diligencias contra el abogado de IU por presuntas ofensas al fiscal jefe

Alberto López, en una rueda de prensa previa al inicio del juicio.

El enfrentamiento verbal que mantuvieron durante la primera vista del juicio oral contra los directivos de Caja Segovia el fiscal jefe, Antonio Silva, y el abogado de IU (acusación popular en este caso), Alberto López, no se quedará sólo en aquella sesión. La oficina de Silva ha abierto diligencias penales contra el abogado, que tendrá que declarar este 30 de enero, para depurar si con su intervención llegó a poner en cuestión la honorabilidad del propio Silva.

En aquella sesión, Silva inició sus protestas ante el presidente del tribunal antes siquiera de que López terminara su primera frase en la que llegó a señalar que la discusión que se desarrollaba —si el caso se archivaba por falta de acusaciones, entre ellas las de la Fiscalía, que pide el sobreseimiento del caso— “no tendría lugar si el Ministerio Fiscal hubiera cumplido con su obligación…” Fue cortado en este punto mientras el fiscal jefe exigía la retirada de lo dicho y entablaba una discusión con el letrado que trató de zanjar el juez presidente del tribunal, José Miguel García, conminando al abogado a “no hacer referencia a la posición de otras partes”.

Pero lo que realmente parece haber llevado al Fiscal a la apertura de diligencias contra el abogado es la expresión que pronunció este para terminar esta parte del alegato: “hay dejación de funciones del fiscal y es inexplicable y es por motivos inconfesables

En declaraciones a acueducto2.com, López admitió que quizá “podría haber usado otra palabra en lugar del término ‘inconfesable’ como ‘inexplicable’ o ‘inconcebible’ por ejemplo” y matizó además que, en cualquier caso “no pretendía acusar sino que no hay motivos constatables ni demostrables y por tanto no son confesables. No se puede confesar algo que no logro entender”, razonó.

El abogado de IU subraya además que en ningún momento ha hecho declaraciones explícitas juzgando la actuación del fiscal “porque una cosa es lo que pienso, que nadie me lo puede quitar ni juzgar, y otra lo que digo”.

Pese a todo, López achaca el enfado del fiscal al hecho de que “debe de sentirse mal” y añade que “no hay nada normal en lo que pasa en este proceso, como no lo fue lo que pasó en el caso Torreón —otro caso relacionado con la gestión de Caja Segovia que también fue archivado por falta de acusación— y este es un episodio más”.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

6 Comments

  1. Y mientras tanto lo de Caja Segovia sigue ahí. Cortina de humo del fiscal para no se sabe qué y ahora resulta que seguimos con nuevas dilaciones en el caso. Se me ocurriría una palabra para definir todo, pero no voy a caer en la tentación de exponerla. Sólo se me ocurre que España tiene una justicia impropia de un país de la Unión Europea

    Post a Reply
    • Mucha cortina de humo, sí señor. Pero mejor no utilizar ninguna palabra para definir la acción o inacción del fiscal, no sea que nos encalome una denuncia o nos entrulle, quién sabe tal como están las cosas. «Oír, ver y callar», buen eslogan para alguna estancia.

      Post a Reply
  2. Señor fiscal, podría pedir la devolución del coste de viajes a Italia y Rusia por algunos arruimados a partidos polticos y a algún sindicato.
    Recaudariamos un buen dinerito, para alegría de las arcas públicas, que por caja Segovia se vieron mermadas en un gran volumen.
    Investigue que no será difícil, algunos alardeaban de esa gratuidad.

    Post a Reply
  3. Resulta curioso que actúe contra un abogado y mire para otro lado en el caso de las prejubilaciones. ¿Inexplicable? Creo que se puede explicar muy bien, a ver qué deciden los magistrados.

    Post a Reply
  4. El señor fiscal, no tendrá ninguna relación con los encausados, porque sería impresentable. No voy yo a decir nada de eso. Pero según se lee la noticia, parece que el abogado de IU, ha cometido algún delito y los de las prejubilaciones son los ofendidos. Ver para creer.

    Post a Reply
  5. Ver para creer. Madre mía…

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *