web analytics

La Casa del Crimen novela sus misterios

Martes y 13 es un buen día para presentar un libro de sangre, horror y morbo. Dicho sea con todos los respetos para el periodista Carlos Álvaro, que presentó en San Quirce su último trabajo. La Casa del Crimen, una prometedora novelización del asesinato de Alejandro Bahín, su criada y el gato (¿al que ahorcaron?), acaecido en Segovia el 31 de mayo de 1892, hace 125 años.

Más de un siglo transcurrido y sin embargo, asociado al hoy hotel e histórico edificio, el crimen permanece en la memoria de los segovianos. Lo brutal del homicidio, el morbo que suscitó a nivel nacional en la prensa de la época, amén de la aureola fantasmal que rodea el inmueble, no en balde, protagonista en 2012 de un monográfico en Cuarto Milenio

La Casa del Crimen es una crónica novelada con misterio, intriga y leyenda. «He pretendido que el lector, cuando cierre la última página, sienta que ha paseado por las calles de aquella Segovia, perfecto ejemplo de una ciudad castellana del 98; que ha vivido y sentido el miedo y la inquietud que el descubrimiento del crimen suscitaron en los vecinos; que ha leído la prensa de la época; que ha entrado en la propia casa, en las tabernas de los bajos fondos, escenario de una apasionante investigación policial… En fin, quiero que el lector haga un viaje en el tiempo y disfrute con una historia que forma parte de nuestro patrimonio cultural».

Temas que Álvaro conoce muy bien. No en vano nos deleita periódicamente con recuperaciones de la crónica negra segoviana en El Norte de Castilla, además de ser un perfecto conocedor de la época, con monografías como la dedicada al también periodista José Rodao.

Comprar libro

 

Autor: Cultura

Compartir en

2 Comments

  1. Gracias Carlos por ayudar a mantener viva la cultura popular y arquitectónica de la ciudad más que le pese algunos.
    Los que lo hemos defendido con hechos lo agradecemos.

    Responder
  2. Una historia apasionante que Carlos ha sabido tratar con rigor periodístico y literario. Gracias, por acercarnos la historia de nuestra ciudad de forma tan amena.

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *