web analytics

La brecha salarial existe

Trabajadoras de Asistencia a Domicilio el pasado 1º de Mayo.

Muchas son las veces que he escrito en este blog sobre la desigualdad de género y muchos los comentarios suscitados “ feministos y feministas” “feminazis” “ideología del feminismo radical” “usted quiere incendiar las calles, sembrando odio y confrontación” “adoctrinar” “hasta los mismos de escuchar y leer lo de la brecha salarial”, y un largo etécetera de términos despectivos tratando de desprestigiar el feminismo y su lucha por la igualdad.

Pues bien una vez más el Tribunal Constitucional ha dado la razón al feminismo, ese que muchos, de una manera beligerante jamás vista antes, insultan y menosprecian. Y lo ha hecho confirmando que existe una discriminación por razón de sexo a la hora de calcular la pensión de las personas que trabajan a tiempo parcial.

Este trato discriminatorio por razón de sexo lo es,porque como indican todas las estadísticas, y como ya indicó el Tribunal Europeo de Justicia previamente, la parcialidad del los trabajos y su consecuente precariedad afectan principalmente a las mujeres de manera estructural.

Las estadísticas llevan tiempo desvelando esta diferencia salarial entre hombres y mujeres que muchos tratan de esconder. Una radiografía sobre el empleo en nuestro país o la retribución de las pensiones (como no podía ser de otra manera ambas relacionadas) ha mostrado desde siempre, esto que ha venido a ratificar el Tribunal Constitucional.

Según la última encuesta de población activa, existe un 1.7 millones más de mujeres que se encuentran desocupadas, así como 500.000 más mujeres paradas. Según datos del Ministerio sobre pensiones, el 60% de las personas que cobran entre 0 y 650 euros son mujeres, y la cantidad media que cobran hombres jubilados es casi el doble que la de las mujeres. ¿Significa esto que las mujeres no han trabajado? Nada más lejos de la realidad. Lo han hecho en jornadas parciales, como ha estipulado el Tribunal Constitucional, lo han hecho dentro de sus hogares, se han dedicado a los cuidados de mayores y pequeños y han trabajado mucho en el campo sin que se reconociera su labor.

Si vamos reduciendo el espectro, vemos que el mayor porcentaje de mujeres es la destinataria de las pensiones no contributivas, con un mínimo de 392 euros mensuales, así como también aquellas que perciben pensiones de viudedad: 1.5 millones de mujeres frente a 131.000 hombres. Pensiones que la media estatal sitúa en 712,19 euros. Como si porque alguien muriera se redujeran facturas, hipotecas y/o alquileres a la mitad. Y 30 euros menos cobran las mujeres viudas de Castilla y León, situando su media, según fuentes del propio Ministerio, en 682 euros. ¿Aún seguirán pensando los futuros dirigentes de Castilla y León, que la Unidad de España es algo prioritario a tratar en nuestra Comunidad?

Los negacionistas de la desigualdad argumentaban que no existía brecha salarial, que se nombrara una sola empresa donde eso existiera, pues bien los datos y la sentencia del Constitucional es irrefutable, pero si profundizamos, podríamos dar nombres y apellidos; la propia Junta de Castilla y León.

Aparte de la evidente negligencia denunciada en la inspección de trabajo por los sindicatos referente al retraso en la realización del Plan de Igualdad en la Función Pública, el informe ha demostrado que los altos cargos están ocupados en su mayoría por hombres, alrededor del 80% de jefes de sección y de servicio son hombres ¿esto no implica por lo tanto una brecha salarial evidente que habría que resolver?

En definitiva, lo que ha hecho el Tribunal Constitucional, no ha sido ni más ni menos que ratificar lo que se lleva denunciando (e insultando por otras partes) que es la brecha salarial, y la precariedad laboral que afecta principalmente a las mujeres.

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

7 Comments

  1. Cuándo va usted a reivindicar la custodia compartida?

    Eso también sería luchar por la igualdad y no la veo a usted decir nada.

    Post a Reply
  2. Diga lo que diga, señora Natalia, un funcionario y una funcionaría de la Junta de Castilla y León en el mismo puesto de trabajo y con la misma antigüedad cobran lo mismo.

    No trate de confundir a los ciudadanos.

    Diga el nombre de una sola empresa en España que pague menos a una mujer que a un hombre en el mismo puesto de trabajo y con la misma antigüedad. A la espera quedamos.

    Y por cierto, hay sectores copados de forma masiva por mujeres y no la veo a usted reivindicar la igualdad de oportunidades para que también haya hombres. Por ejemplo la Educación Infantil.

    Sabe lo que pasa Natalia, que aquí cada uno elige libremente a lo que se quiere dedicar y no son las feministas radicales de turno las que deben imponer sus gustos o intereses al resto de la sociedad.

    Dejen de enfrentar a hombres y mujeres. No van ustedes por buen camino.

    Post a Reply
    • Es verdad que en la Administración, la brecha no existe (o casi, como funcionaria la diré que hay mucho interés oculto, en puestos de ‘confianza’ y carné de partido, no sé su caso, pero huelen sus comentarios diarios). En el mundo real, evidentemente no en el suyo, Marta, sí existe ‘brecha salarial’, ya lo creo. Se ponga usted como se ponga, únicamente por ser Del Barrio un contrincante político quien opina. Y, ni me interesa la señora Del Barrio ni soy de su cuerda (de la de usted puede que tampoco). Simplemente: soy realista.

      Post a Reply
      • Dígame una sola empresa en nuestro país que pague menos a una mujer que a un hombre en el mismo puesto de trabajo y con la misma antigüedad.

        A la espera quedo.

        Post a Reply
  3. Lo siento Natalia, pero tengo que discrepar.

    Las personas discriminadas por el cálculo de la pensión son todos los trabajadores a tiempo parcial frente a los trabajadores a tiempo completo.
    Que más de un 70% de los trabajadores a tiempo parcial sean mujeres, no quiere decir que sean discriminadas por cuestión de género.
    Supongamos que los trabajadores con rentas más altas son mayoritariamente hombres, ¿estaría el IRPF «discriminando» a los hombres?
    No, el IRPF, «discrimina» en función del nivel de salarios, al igual que el cálculo de las pensiones «discrimina» en función del tipo de trabajo.

    Por último, decir que la brecha salarial, existe, si por ella entendemos: total masa salarial de las mujeres vs total masa salarial de los hombres, pero no es más que una mera trampa estadística, ya que por el mismo motivo podríamos decir que las personas rubias ganan más que las morenas o que las personas calvas ganan menos que las personas no calvas. Otra cosa será ver por qué las mujeres ocupan trabajos peor remunerados que los hombres, pero eso no es brecha salarial, eso es desigualdad laboral.

    Un abrazo.

    Post a Reply
  4. Aparte de inventar «palabrejos chorras», nada ha sido la aportación de los podemitas y feministoides de pacotilla.
    Brecha salarial.
    Brecha salarial. Que cosas.
    La RAE define «brecha» como:
    1. f. Rotura o abertura irregular, especialmente en una pared o muralla.
    2. f. Rotura de un frente de combate.
    3. f. Resquicio por donde algo empieza a perder su seguridad. Hacer brecha en algo.
    4. f. Herida, especialmente en la cabeza.
    El primero, o la primera, que se le ocurrió acompañar la palabra «brecha» al salario, tendría que ir muy puesto de sustancias «sustanciosas». Como bien dice en su comentario «Advanced hunter», parece ser que a los podemitas hablar sencillamente de discriminación salarial les parece muy vulgar, y por eso tienen que inventarse lo de «brecha», que infunde mas miedo y dolor.
    Me los imagino preguntando en empresas y administraciones, sobre si allí hay «brechas» salariales, …… ja, ja, ja.
    A ver si en la próxima epístola podemita sobre «brechas» salariales o «techos de cristal» (otra chorrada podemitica-feministoide), Doña Natalia, y tal como comenta Marta, nos indica al menos una empresa o administración donde se produzca esa discriminación salarial, entre trabajadores con igual categoría, antigüedad y trabajo realizado.
    No hay huevos.
    Chavezvivelaluchasigue-ja.

    Post a Reply
  5. Desacertado artículo Doña Natalia, que manía con enfrentar a hombres y mujeres, de verdad.

    Encima, se escuda en datos que no hay por donde cogerlos, como muy bien le han explicado en comentarios anteriores al mío.

    Lo dicho, dejen de enfrentar a hombres y mujeres por favor.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *