web analytics

La Asociación de Camareros celebra sus 90 años con nuevo presidente

La Asociación de Camareros de Segovia ha elegido a un nuevo presidente, Javier Bermejo Soto, tras más de 20 en los que ha ocupado este mismo cargo Pablo Martín.

Esta Asociación, que cuenta con unos 300 miembros en este momento, se creó en el año 1918 y, por lo tanto, este año cumple 90 añitos que pretenden ser una excusa cualquiera para la realización de diferentes actos y actividades de que den suficiente y merecida visibilidad a un colectivo importante en una ciudad y provincia tan ligada con el turismo y la hostelería.

Entre los planes del actual presidente se encuentra la organización de un exposición de fotografías que muestren estos 90 años de historia y, el intento de

Arriba, Bermejo y el delegado de la Junta. Javier Bermejo.

que se ponga el nombre del “Montepío de Camareros”, nombre emblemático del inicio del asociacionismo en el sector para ayudar en caso de necesidad tanto a los profesionales como a sus familias, a una calle o plaza de Segovia.

Entre los pequeños problemas del día a día con los que el nuevo presidente tendrá que lidiar es, precisamente, el coste de la Becerrada con la que se celebra el día de Santa Marta, su patrona. Este tipo de espectáculos es caro y no se recauda lo suficiente para cubrir los costes que supone su celebración y, por ello, el nuevo presidente pretende hacer una consulta a los socios y que sean ellos quienes decidan sobre el futuro de este festejo: O se sigue adelante con la becerrada o se busca otro festejo alternativo que no sea tan costoso pues, la becerrada de 2017 le ha supuesto a la Asociación de Camareros un déficit de 9.000 euros y con ese dinero, dice el nuevo presidente, tienen fondos para realizar actividades… tres años.

Por otro lado, Bermejo se refiere a la situación laboral de este colectivo comentando que pese a ser un sector que en Segovia ha conseguido mantenerse a lo largo de estos años de crisis, también es cierto, dice, que se encuentran “en el aire” porque mucha gente está en el mundo de la hostelería sin vocación y eso supone falta de profesionalidad en el trabajo, se considera una ocupación “ocasional y no vocacional”, algo que en generaciones anteriores no ocurría porque los profesionales se unían al gremio con vocación.

Autor: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.