web analytics

La alcaldesa niega su responsabilidad en el enésimo revés a unas oposiciones

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, intenta sobrevolar sin daños las críticas los reveses que los tribunales propinan sistemáticamente a los procesos de oposición que convoca el Ayuntamiento a partir de los recursos de los participantes, el último, el de dos plazas de bombero conductor cuyo sistema de calificación no queda claro para el juez.

Ante estos casos la regidora ha optado por repetir dos mantras: “El equipo de Gobierno no forma parte de los tribunales” y “Es normal que los concursantes recurran en estos procesos”. Ambas cuestiones son ciertas, como lo es que los gobernantes y especialmente la concejalía de Personal, pueden corregir la composición de esos tribunales y que el hecho de que los recurrentes ganen los recursos sistemáticamente no es la tónica habitual en las administraciones. Algo debe estar haciéndose mal, tanto que los servicios jurídicos del Ayuntamiento parecen caminar hacia un dudoso record de sentencias en contra por este motivo.

Tras quitarse de en medio, Luquero sí tiene, no obstante, palabras de apoyo hacia los componentes de los tribunales en las oposiciones municipales que hacen esa labor “con lealtad y limpieza” aunque teme que al final cunda el desaliento y “al final, la gente va a acabar sin querer formar parte de los tribunales”, una actividad que, por otra parte, está remunerada.

El juzgado de lo contencioso administrativo número 1, el mismo que el mes pasado ordenaba reexaminar a dos aspirantes a policía local a los que se le habían hecho pruebas psicotécnicas “poco fiables”, ha puesto en cuestión ahora la oposición de dos plazas de bombero conductor donde obliga a retrotraer la prueba al momento de calificación de la prueba práctica, para la que se deben aclarar con exactitud los criterios de corrección aplicados y que cada miembro del tribunal justifique las notas que da y a partir de ahí reordenar la lista de opositores y si los dos demandantes resultaran ganadores de las plazas, devolverles sus derechos con carácter retroactivo.

Entre las dos sentencias, ambas rubricadas por el juez Raúl Martín, se establece una diferencia sensibe: mientras en el caso de los policías ordena repetir las pruebas sólo para los dos recurrentes, en la de bomberos, la revisión de las calificaciones afectará a todos los aspirantes que llegaron a ese punto”, una aparente contradicción a la que se agarra el Ayuntamiento que sigue “estudiando” si mantener abierta la vía judicial acudiendo al Tribunal autonómico (TSJ) y de momento ha solicitado una aclaración sobre la última sentencia recibida.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *