web analytics

Juana Borrego deja la Fundación Caja por los ‘oscuros acuerdos’ con Bankia

La presidenta de la Federación de Mujeres Rurales, Juana Borrego, ha presentado su dimisión en el Patronato y el Comité Ejecutivo de la Fundación Caja Segovia, organismo en el que actuaba hasta ahora como vicepresidenta. En su escrito de renuncia, Borrego muestra su disconformidad con los “oscuros acuerdos” establecidos con Bankia que han interrumpido las reclamaciones judiciales contra el banco, además de rechazar el planteamiento económico del organismo y la falta de renovación de las vacantes en el Patronato.

Presentación del acuerdo que acabó con las reclamaciones contra Bankia.

“He trabajado con otras personas formando una gestora para organizar, ordenar y saber lo que recibíamos y poder formar una Fundación de la que pudiera estar orgullosa pero no es así. Me siento ninguneada en el Comité Ejecutivo y ninguna de mis propuestas salen adelante por lo que presento mi dimisión”. Es la conclusión de la carta de renuncia a sus cargos en la Fundación Caja Segovia que ha presentado la vicepresidenta del patronato, Juana Borrego, a la que ha tenido acceso esta redacción.

La principal motivación de la renuncia de la también presidenta de la Federación de la Mujer Rural está en el polémico acuerdo que alcanzó la Fundación para librarse de la pesada losa que suponía la hipoteca del Torreón de Lozoya. Borrego se reitera partidaria de la línea dura de reclamación judicial contra la entidad bancaria, una tesis que a su juicio “parece que va corroborando el juzgado” aunque se queja que, por el contrario “la Fundación llega a oscuros acuerdos con Bankia asumiendo como correcta la deuda heredada en su día”.

Un Patronato reducido a dos terceras partes de sus miembros.

La dimisionaria lamenta también de la paulatina reducción del número de miembros del Patronato sin que se cubran las plazas vacantes que se han producido en los últimos meses “demostrando escaso interés de la Fundación por acoger nuevos patronos, quizá porque su trabajo no sea criticado”.

En este sentido, afirma que las últimas elecciones para elegir patronos se presentaron varias alternativas, incluidos algunos nombres que propuso ella misma y la también dimisionaria, Elena García Gil, pero se eligieron otras propuestas lanzadas desde el Comité Ejecutivo, entre ellas el presidente de San Quirce, Rafael Cantalejo, y el director del Museo provincial, Santiago Martínez, que a su vez dimitieron poco después de rubricarse el acuerdo con Bankia. “Desde entonces no ha habido propuestas para cubrir estos puestos” con los nombres que se propusieron anteriormente y “cada vez el Patronato es más reducido”, lamenta.

Como tercer motivo, la dimisionaria critica el planteamiento económico de la Fundación, cuyos presupuestos se plantean en términos de resultados en pérdidas en torno a los 400.000 euros anuales en vez de buscar la autofinanciación de la entidad mediante proyectos que equilibren los gastos anuales. “No conozco ninguna Fundación que no se financie con sus proyectos, nada más que esta”, escribe Borrego, que recuerda que ha llamado la atención sobre esta cuestión en varias reuniones del Consejo alertando sobre la necesidad de “tener unos ingresos iguales a los gastos y ampliar su patrimonio, no reducirlo por gastar parte de su ahorro heredado en nóminas”.

El Patronato de la Fundación pierde así su cuarto miembro en lo que va se año con la marcha de su vicepresidenta, Juana Borrego. Antes que ella, este año, y con el acuerdo con Bankia para trocar la hipoteca del Torreón de Lozoya por patrimonio de la entidad y abandonar la vía judicial contra el banco como fondo, habían dejado el organismo Elena García Gil, Rafael Cantalejo y Santiago Martínez, con lo que el organismo ha pasado de 14 a 10 miembros en solo unos meses.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. ¡Enhorabuena a la Fundación! No hay que ser muy lista para leer entre líneas que su estrategia para salvar al Consejo de Administración de la antigua Caja, en el que figuraba su amiga, la Sra. García Gil, era ir contra Bankia, cuando un juez ya había sacado de la acusación al banco (cuando dice que los juzgados van dando a la razón a su hipótesis debe ser que no se lee los autos de los jueces o de la audiencia). No me extraña nada que el Patronato no acogiera ninguna de las sugerencias presentadas por estas señoras para cubrir vacantes si lo que trataban era de meter a alguien de su cuerda (en esto el Patronato de la Fundación sí que ha sido listo). Si tan claro tiene la Sra. Borrego esos “oscuros manejos” de la Fundación con Bankia, siempre puede demandar al Patronato; por el contrario, va y se abstiene en la votación (y de paso lo filtra a los medios). Por lo que sé de este asunto, ni D. Rafael Cantalejo, ni D. Santiago Martínez dimitieron por el acuerdo con Bankia, dado que ya se habían ido del Patronato bastante antes de que éste se planteara; basta cerciorarse de ello con seguir lo publicado en los medios de comunicación. A lo mejor es que la Sra Borrego no se entera, o sólo de lo que a ella le interesa. Por último, lo de las nóminas no tiene nombre, viniendo de alguien que cobraba sus buenas dietas en la Caja para llevar a la Entidad de Crédito a buen puerto y de paso financiar los proyectos de Femur. Ja,ja,ja… pero qué triste. Reír para no llorar.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *