web analytics

IU solicita la paralización cautelar de la constitución de la Diputación

Ana Peñalosa y Ángel Galindo explican los términos del recurso presentado por IU.

Izquierda Unida ha presentado recurso contencioso electoral ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) contra el acuerdo de la Junta Electoral de Zona (JEZ) de Segovia que proclamó los diputados electos por Segovia dejando sin representación a la coalición electoral IU-UP y ha solicitado al mismo tiempo la adopción de medidas que suspendan cautelarmente esa proclamación y con ello, impida la formación de la nueva Corporación provincial —convocada para el próximo lunes, 22 de julio— hasta que el Tribunal se pronuncie sobre su reclamación.

La presentación, el último día del plazo legal, del recurso obliga a un calendario contra el reloj. El TSJ dispone de dos días para decidir si acepta el recurso y, en ese caso, comunicarlo al resto de formaciones políticas que quieran personarse en el proceso, además de decidir si adopta la medida cautelar solicitada que de este modo podría llegar a ordenarse incluso el mismo lunes, casi en el mismo momento en el que se estaría formando la Corporación provincial.

El fondo del recurso presentado hoy plantea que la coalición presentada bajo la denominación IU-UP fue correcta; que en caso de ser errónea debería haber sido advertido por la Junta Electoral de Zona antes de la proclamación de candidaturas para su corrección ya que no haberlo hecho genera “indefensión” para la formación política y altera los resultados de las votaciones y reclama que se rectifique el recuento de votos y su resultado, de forma que se conceda a IU el diputado que reclama.

Los abogados recurrentes exigen la modificación del acuerdo de la JEZ que decidió contabilizar por separado en el Partido Judicial de Segovia los votos recibidos en las municipales del 26M por IU y los que logró en el Espinar IU-UP, bajo el argumento de que ambas marcas son diferentes. Esa diferenciación impedía que la coalición sumara suficientes votos para lograr un escaño provincial por lo que el Partido Popular sumaría 13 diputados, la mayoría absoluta.

Papel fiscalizador de la Junta Electoral

En los argumentarios del escrito se muestra el desacuerdo con ese planteamiento y se señala que, tras el registro de la coalición IU-UP y sus marcas ante la Junta Electoral, el organismo no realizó ninguna comunicación de que esa fórmula supusiera algún incumplimiento de las reglas ni tampoco se requirió ninguna subsanación lo que a juicio de los recurrentes “validó no solo la constitución de la coalición sino la de las candidaturas presentadas por esta parte y proclamadas por la Junta Electoral”.

Mientras que la Junta Electoral Provincial consideró que la labor de la JEZ no era la de corregir el error en el registro sino “velar por la limpieza del proceso”, en su apelación al TSJ, IU se apoya en sentencias del Tribunal Constitucional para reiterar que la validación de las inscripciones electorales ante el organismo “son algo más que una mera constatación de la existencia de una coalición expresamente constituída (…) y le corresponde a la Junta Electoral una cierta fiscalización respecto a las exigencias que establece el artículo 45 de la Ley Electoral”.

De este modo, entienden que las Juntas electorales “podrán no aceptar la constitución de una coalición cuando esta no cumpla los requisitos establecidos” y esgrimen que la falta de actuación de la Junta Electoral ha generado “una clarísima indefensión” para IU con “perjuicios ocasionados de carácter irreparable” ya que “supone afectar actos electorales relevantes, distorsionando el proceso electoral y sus resultados”.

En el mismo sentido, señalan que “Ni Izquierda Unida ni Unidad Popular han presentado ninguna candidatura de manera independiente a la coalición constituida por dichas formaciones políticas. No se puede argumentar lo contrario, puesto que, haciéndolo, se está incurriendo en una distorsión del proceso electoral y de su resultado”, al mismo tiempo que recuerdan que en la constitución de la Corporación de el Espinar se otorga a la candidatura de Izquierda Unida-Unidad Popular la denominación de “Izquierda Unida” “cuestión que acredita que no ha existido en ningún caso vulneración de los principios de transparencia del proceso electoral”.

‘Un ataque a la democracia’

En las puertas del juzgado número 5 de Segovia, donde se encuentra la sede de la JEZ, la abogada y «número 2» de IU en Segovia, Ana Peñalosa ha insistido en negar que el uso de las siglas IU-UP pudieran inducir a error al electorado teniendo en cuenta que en el logo que aparece en la constitución de la coalición aparece claramente el propio logotipo de Izquierda Unida. Además, ha recordado que el representante electoral de IU-UP ha sido el mismo en toda la provincia, así como la suplente (la propia Peñalosa). “Si fueran diferentes coaliciones o partidos esto no podría ser. Yo misma no podría ser representante electoral de IU y de Ciudadanos, por ejemplo”.

La abogada reiteró que la JEZ tenía que haber avisado en caso de que consideraran que había algún, error, como así pasó con las candidaturas de La Granja o El Espinar, en las que hubo que subsanar alguna cuestión. “Consideramos que no hay error como tal, y nos vemos a estas alturas en una situación de indefensión”, ha afirmado Peñalosa. «Cuando pusieron IZ en vez de IU nuestras papeletas electorales nos lo convalidaron al momento sin discusión alguna, y eso sí podría haber inducido a error al electorado. Tuvimos que andar con mil ojos y la convalidación en la mano durante toda la jornada electoral», ha recordado.

Peñalosa ha insistido en que esta situación supone un ataque a la democracia. “El electorado ha visto mermados sus derechos, porque sabía perfectamente que estaban votando a IU-Unidad popular, y ahora ven que no contarán con un diputado a pesar de haber ejercido su derecho al voto”, concluyó.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

6 Comments

  1. Si en un ayuntamiento se presenta como IU y en otro como IU-UP esta claro que no se pueden sumar por que es imposible saber cuanta gente voto por UP, pero claro esto seria en un pais normal, a qui vendra un juez podemita y dira que el diputado es de IU pero no sera moralmente correcto.

    Post a Reply
  2. El sentido del voto está clarísimo, lo que supondría un ataque a la democracia negar el diputado a la coalición

    Post a Reply
    • Esto es lo que ocurre cuando una va de listilla por la vida representando al Ejercito de Pancho Villa.

      Post a Reply
  3. Para las próximas elecciones, les sugiero a los new-podemitas un nombre que no dará lugar a malentendidos con la JEZ.
    IU-UP-PP-UPDP-CS-PSOE
    Izquierda Unida- Unión Popular- Popular Popular – Unión Popular de Podemitas – Coalición Social – Peña Social de Obreros Empoderados
    Y ya, para bordarlo-bordarlo, y que se note la «unión», le añadís al final el nombre de cada pueblo.

    Post a Reply
    • Pretenden gobernar y no saben ni inscribir las listas electorales. Y en IU nadie dimite por incompetente????

      Post a Reply
  4. Esta claro el sentido del voto, y por lo tanto la decisión de los votantes arroja un diputado para Izquierda Unida. Justicia y democracia.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *