web analytics

In memoriam: Pali, buena persona e incansable trabajador de su profesión

Con motivo del fallecimiento el pasado 22 de agosto y a los 55 años de edad de Pablo «Pali» Gómez Cuadrado, su familia agradece todas las muestras de cariño y cariño recibidas y renite el presente recordatorio de una figura intrañable en la sociedad segoviana. 

Queremos agradecer a través de de este medio los múltiples testimonios de afecto y condolencia que hemos recibido desde toda España y desde todos los rincones de la provincia de Segovia por el fallecimiento de nuestro hermano e hijo Pablo Gómez Cuadrado “Pali”.

Se nos ha ido “Una buena persona “como así nos habéis comentado y un trabajador  por la  profesión  a la dedicó su vida. De ambas cosas podemos dar fe también su familia.

Esas muestras de cariño que nos están llegando de toda la geografía nacional y provincial constituyen sin duda el mejor ejemplo de la personalidad de Pali.

Pali hacía y dejaba amigos allí donde iba. Siempre trabajando por su querida profesión, la de la hostelería, que amaba y que había aprendido a querer junto a sus padres y hermanos.

Pinche de cocina en la Residencia Tagore, pasó después por el Buscón Don Pablos, el Castilla, El Rincón de Hugo en la Canaleja, el Pali y finalmente un disco bar en Las Rocas.

Firme convencido de la necesidad del asociacionismo en la profesión, Pali ha sido secretario de Asociación de Camareros de Segovia y Provincia, desde donde promovió el Congreso de Gastronomía y Turismo; secretario de la Asociación Nacional de Camareros de Sala y secretario de Asociación de Barman de Castilla y León.

Hasta el último segundo en la habitación del hospital, cuando ya las fuerzas y la cabeza la abandonaban, estuvo repitiendo la dirección de correo electrónico de la Asociación de Camareros, lo que demuestra su ineludible compromiso con sus compañeros.

Vaya también por esta medio nuestro agradecimiento al personal de la cuarta planta del Hospital General  de Segovia, la que ha sido la casa de Pali y lade su familia durante los ocho últimos meses, por su profesionalidad, sus atenciones y su cariño. No lo olvidaremos nunca.

Pali también mantuvo sus ideas hasta el último momento, con su querido Partido Popular donde tenía tantos amigos y por el que trabajó  allá donde se le requirió, pero lo hizo siempre con el respeto y la amistad de todos aquellos que no pensaban como él.

Pali recorrió, además, toda España y todos los pueblos de nuestra provincia promocionando los Alimentos de Segovia y últimamente, de forma especial los jamones de la provincia.

No podemos negar que hemos sufrido una gran pérdida, pero estamos convencidos de que allá arriba en el cielo lo están recibiendo ya con los brazos abiertos. Allí, junto a Santi el de la Juvenil, quien nos dejó también hace poquito, organizarán en breve un concurso de tanga y calva, echarán la partida y cortarán y darán la oportunidad a sus vecinos de catar jamón, porque como le gustaba de cir a Pali “donde hay jamón hay alegría”.

Author: Opinion

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *