web analytics

Histórica marea violeta en Segovia

Día histórico para el movimiento feminista segoviano. Miles de manifestantes (hasta 9.000 personas, según fuentes de la Guardia Urbana, la mitad, según las estimaciones a ojo de la prensa) participaron en la marcha que, del Azoguejo a la antigua cárcel reivindicó la igualdad efectiva entre hombres y mujeres con una participación nunca antes vista. Y es que los sociólogos deberán explicar qué ha pasado este 2018 para que un acto que en ediciones anteriores concentraba a unas corajudas centenas de segovianas haya devenido masivo el 8 de marzo de 2018, Día Internacional de la Mujer. Una situación que se ha repetido en todas las capitales españolas: el éxito ha desbordado a la propia empresa.

Está claro que la jornada general de huelga, saldada con más que notable seguimiento aunque sin grandes disrupciones de la rutina laboral y con paros parciales de dos horas, ha sido todo un aliciente facilitando tanto una "lluvia informativa previa" como un mecanismo participativo que ha catalizado la movilización femenina. Y masculina, pues si bien las mujeres han sido mayoritarias en la movilización, esta vez no han faltado hombres a centenas. También este 2018, año del #Metoo, ha llevado al feminismo a un primerísimo plano de la actualidad. Y al habitual y lamentable leit-motiv de la violencia de género se sumaba la demoledora realidad de la brecha salarial, la subrepresentación de la mujer en tantos y tantos colectivos, así como los micro y macro machismos que se sobrellevan resignadamente como "tics", reminiscencias de otro tiempo.

El convencimiento de que aún hay un largo trecho hasta la igualdad efectiva. Todo eso se respiraba en el ambiente, y a diferencia de otros "ocho emes" el de 2018 ha sabido aglutinar la participación de todo tipo de colectivos, mayoritariamente femeninos (pero no solo) más allá de la movilización institucional del Consejo Municipal de la Mujer secciones sindicales femeninas y adláteres.

Pero hay más, desde el cine a los informativos, de los anuncios a las quejas por la falta de mujeres en tantos sectores, hay un neofeminismo instalado en la opinión pública que ha emergido este 8M con una fuerza sorprendente. Algo que sin duda obliga a reelaborar agendas políticas y a repensar el "no nos metemos en eso", que respondió Rajoy a la pregunta de qué hacer con la desigualdad salarial entre hombres y mujeres. Parece que habrá que meterse, y a fondo.

Entre tanto, en Segovia, la gran manifestación, prologada por la mañana por una concentración en San Martín y un rosario de actos a lo largo de la jornada, empezó con retraso, ante la marea violeta que desbordaba las previsiones. Media hora de reloj tardó en pasar la cabeza de la manifestación, formada por la agrupación del 8M. Se modificó el itinerario habitual, con final en la plaza, para recorrer todo padre Claret, torcer por Juan Carlos I y desembocar en la antigua cárcel de mujeres, simbólico escenario escogido para la lectura del manifiesto. Un 8M en absoluto convencional, más que masivo, y toque de atención para políticos quietistas.

  • Concentración en el Azoguejo
  • Frente de la manifestación
  • Familias movilizadas
  • Atendiendo las instrucciones
  • La juventud se volcó en el 8M
  • Colectivos violetas
  • Muchos hombres en la marcha
  • Pasando el Acueducto
  • Un río humano por Padre Claret
  • Padre Claret
  • Lectura del manifiesto
  • Olombrada
  • La Granja

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Qué hastío, qué aburrimiento…
    ¿Pero es que no hay otros temas de los que hablar?

    Si alguien sabe de alguna empresa que pague menos a una mujer que a un hombre en el mismo puesto de trabajo y con la misma antigüedad que lo diga, hasta ahora nadie me ha dicho ni una empresa que haga esto, por mucho que las feministas y los feministos y los periodistos y las periodistas digan lo contrario. Venga, digan el nombre de una sola empresa…

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *