web analytics

¡Gracias Atilano!

.

Tenía un gran interés por ver a Atilano en la Comisión de Investigación de las Cajas de Ahorros, quería ver, o más bien oír cómo justificaba el expolio que hizo con Caja Segovia. Y más que defraudar, porque era obvio que nada nuevo nos iba a contar, más bien sorprendió. Y sorprendió para mal como no podía ser de otra manera.

Si contamos los cargos que ha llegado a acumular en su época de máximo esplendor, nos daremos cuenta que, quizá la sencillez y la humildad, no ha sido su fuerte. Ya lo dijo un diputado en el Congreso cuando disfrutaron de su presencia allí en febrero “¿Le daba tiempo a todo?”. Se refería, básicamente, a que en su máximo esplendor llegó a acumular hasta más de diez cargos, por los que obviamente cobraba, y por los que un año, como indicó este mismo diputado llegó a cobrar 128.000 euros por 13 reuniones. Algo que ni confirmó ni desmintió, pero que si justificó en cierta forma llamando a esta acumulación de cargos “pasión útil”.

Aunque con expectación no esperábamos ninguna exclusiva, de hecho empezó su relato de la misma manera que lo hizo en el Congreso “disculpen si no me acuerdo de algunas cosas, pero mi provecta edad me hace tener algunas lagunas” pero lo que no esperábamos, era esa prepotencia, revestida de falsa humildad.

Acompañado de abogado, nos vino a decir, que gracias a él Caja Segovia tenía unos resultados espectaculares, que llegó a la integración de Bankia en una condición inmejorable, pero olvidando (quizá por su provecta edad) que algunas cuentas no cuadraban.

Siguió el relato, intentando convencer de que él, el mismísimo Atilano Soto, fue el que minimizó el impacto del caso Navicoas. Que gracias a su brillante intervención, a su “pasión útil” las consecuencias de toda una operación urbanística, derivaron en una hipoteca del Torreón de Lozoya.

Atilano Soto y Manuel Escribano en un acto lúdico. Foto Interviu.

Y no tiene desperdicio lo de los viajes, los famosos viajes a la Patagonia, a Venecia. “Cuando volvíamos éramos más amigos” contestó. “Era una forma de recompensar, ya que no había sueldo”. “Era una forma de que los que no sabían sobre las Cajas (es decir los políticos) adquirieran conocimientos sobre ellas”. Vamos ,la cara de cemento armado hay que tener, para que con cara de no haber roto un plato en tu vida, digas que es necesario vivir un carnaval en Venecia para “ser más amigos” o “para aprender sobre las Cajas”. O no. Porque en cierta manera, esta afirmación simplemente demostró el clientelismo puro y duro que ejercía el ex presidente de Caja de Segovia y ex presidente de la Diputación de Segovia ¿Quién no va a a ser amigo de Atilano, si paga viajes a todo trapo?

¿Y qué pasa con Segovia 21? Pues nada, según Atilano, nada hay que decir, nada tiene que ver con Caja Segovia ni con la Diputación que el presidió.

Acabó la comparencia de Atilano y la sensación que queda es rara. Por un lado está la impotencia que produce explicar la justificación de sus desmanes. Pero por otro, nos da fuerza para luchar contra la impunidad de gente como Atilano. No podemos descansar. No puede ser que alguien que ha destruido el patrimonio de una Caja de Ahorros para interés propio, personal y de amigotes, comparezca en la casa del pueblo, y lo haga con esa prepotencia revestida de humildad de señor de “provecta edad”.

En conclusión, aunque parezca raro, solo puedo dar las gracias a Atilano, por recordarnos porque y para que estamos aquí.

Autor: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Compartir en

3 Comentarios

  1. A ver si los invitados a éstos viajes también tienen alguna responsabilidad,imagino que saldrán corriendo a depositar el dinero de los dispendio, o NO?.

    Editar respuesta
  2. Ja, ja, ja,…. Atilano. Los podemitas acaban de descubrir a Atilano. Ja, ja, ja. Noticias frescas.
    Como son estos podemitas, ja, ja,…. para no hablar del casoplon del jefecito, nos habla de Atilano, “archiconocido” por todos, y del que, por mucho que usted sea Procuradora, no nos cuenta nada nuevo, como bien dice Usted al principio.
    Sra. Del Barrio, los “blogs” son para contar cosas nuevas. Póngase las pilas, y no vaya Usted a lo facilón. Si quiere saber cositas sobre Segovia-21, no pregunte a Atilano, buena mujer, no sea Usted “pardilla”, solicite y estudie todo tipo de expedientes junto con esa enorme cantidad de “expertos” podemitas, y todo lo que vea delictivo lo denuncia. Pero se tiene que hacer ahora, no dentro de 15 años.
    Por cierto, llevan Ustedes los podemitas ya unos añitos cobrando de “lo público”, y ¿cuántos casos de corrupción han destapado? Ustedes, que venían para ser el “azote” de la corrupción. ¿Y Usted, Sra. Del Barrio ha destapado muchos casos en la Junta de Castilla y Leon? ¿De verdad que solo se la ocurre hablar de “Atilano”?, ¿para llegar a qué conclusión?, ¿qué “presuntamente” puede ser un “golfo”, que tenía muchos cargos y que cobraba una pasta?, ¿eso es todo?, ¿tanto “podemos” para esto?
    Algo que si podías aclarar, ya que tu jefecita-churri-portavoza no quiere hacerlo, ni tu camarada-podemita Daniel en otra “charla” tampoco, es la siguiente:
    ¿Qué hacía “eldelasperras” podemita (tesorero) en la firma de la hipoteca del casoplón con los “novios” jefecito-portavoza?
    ¿Te imaginas la enorme cantidad de explicaciones que hubiera tenido que dar Rajoy, si se hubiera dado el caso de que Bárcenas (tesorero), le hubiera acompañado a la Notaría para la firma de la hipoteca y compra-venta de un casoplón?
    ¿Y para cuando un “monográfico” sobre ese tema, Sra. Del Barrio?

    Editar respuesta
  3. Atilano, es un personaje nefasto para Segovia, que nos lo hemos tenido que comer con patatas despues de todos los casos de corrupcion que han realizado con la Caja y por lo que vamos sabiendo a Perogordo no lo van a mandar. Y la faena es que esta justicia que tenemos es tan justa, que lo robado no hay que devolverlo sino que con justificaciones y otras ocurrencias como las de Atilano, se lo quedan para ellos, y aquí paz y después gloria.
    Y lo mas grave de todo este caso de la Caja, es que Atilano y todos los saqueadores que le acompañaron, nos han dejado cada discípulo, que los estamos disfrutando en las diversas instituciones que ellos representaron y estan en nuestro entorno y nos siguen gobernando y al final esto sigue igual.

    Editar respuesta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *