web analytics

El rector de la UVa: “ni yo puedo cambiar una nota a un alumno”

Toma de posesión de los nuevos decanos en el edificio Santiago Hidalgo (antiguo Magisterio); Marta Laguna como decana de la Facultad de Ciencias Sociales, Jurídicas y de la Comunicación, y Andrés Palacios, como decano de la Facultad de Educación, ambos centros pertenecientes al Campus María Zambrano de la UVa en Segovia. En los parlamentos de ambos, los retos que suponen el cambio al nuevo edificio, el de la segunda fase, cuyas obras se rececpionarán en las próximas semanas para iniciarse el amueblamiento interior y una gradual ocupación que concluirá con el curso 2019/2020.

En la presidencia, el rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo, que en consonancia con la reciente Conferencia de Rectores, trazó una nítida defensa de la universidad pública, precisamente en unos momentos en que el escándalo de los másteres y titulaciones “de pago” de la Universidad Rey Juan Carlos laminan el prestigio de las universidades españolas.

“Esto en la UVa no podría haber sucedido, hay comisiones de título, trazabilidad de la gestión. Ni yo puedo cambiar la nota de un alumno”, explicaba el rector. Y es cierto, en la UVa una rectificación de nota, algo común por las revisiones de exámenes, entraña todo un itinerario burocrático, comunicación del profesor al departamento, acta del cambio de nota, cambio de la nota a cargo de un técnico… También es queja habitual de los profesores el garantista proceso de control de titulaciones, que entraña mucha burocracia a cambio de una “trazabilidad máxima de toda la gestión”, como dijo Largo. Ahora bien ¿acaso no disponía de similares controles la Rey Juan Carlos? Para Largo la clave está en la autonomía del Instituto de Derecho Público, en el epicentro de la supuesta trama de falsos posgrados. “Tenían un CIF aparte del de la propia universidad. Esto facilitaba que estuvieran fuera del control de la universidad”, señaló.

Estabilización de alumnos

No hay todavía datos oficiales de matrícula para el recién estrenado curso. Hasta última hora, los alumnos cambian la prematrícula e función de plazas que quedan libres en las titulaciones de primera opción. Segovia, con un elevado porcentaje de alumno madrileño que lógicamente prima el poder estudiar en su comunidad, es una de las plazas más afectadas por este fenómeno. No obstante, tanto el rector como el vicerrector Agustín García Matilla, coincidieron en unas expectativas de estabilización del número de alumnos. “Por lo menos, frenar la caída de alumnos de los últimos años”, decía Largo. La nueva decana, Marta Laguna, consideraba que se van a mantener los del curso pasado: “en total, sobre 2.500 alumnos”.

Garcia Matilla, Largo y Palacios, a la salida de la toma de posesión. Arriba, Marta Laguna y Andrés Palacios.

 

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *