web analytics

El PSOE ya contempla dejar el Cat sin obras este año

En el inmueble se están realizando obras y ya están contratadas las de 2019.

El edificio del Cat puede quedar sin terminar este año por falta de dotación presupuestaria para las obras que faltan por realizar en el inmueble ante la aparente incapacidad del Gobierno socialista del Ayuntamiento de conseguir un acuerdo con alguno de los grupos de la oposición que permita aprobar la partida de 2,5 millones que necesitan.

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero ha desvelado este 7 de febrero el esperado “plan B” de su Gobierno: esperar pacientemente a que alguno de los grupos de la oposición modifique su postura y permita la aprobación del que es el proyecto estrella de los socialistas para este mandato que termina. Si no se produce, cara de resignación y carpetazo provisional a la terminación interior del inmueble a la espera de tiempos mejores.

Clara Luquero.

Pese a que la salida será “un desastre para las expectativas de futuro de la ciudad” en palabras de la regidora, que obvió el varapalo que supondría para la cuenta de resultados de su gestión en este mandato con las elecciones a la vuelta de la esquina, los socialistas parecen no tener muchas más ideas para desbloquear esta situación y lograr la abstención de, al menos, un concejal de los 13 que le hacen oposición. Según reconoció, ni siquiera tienen una propuesta que realizar a alguno de los grupos para que pudiera colar entre las inversiones alguna actuación en la ciudad a cambio de sacar adelante las obras del edificio de la media cúpula, así pues, sólo cabe esperar la clemencia —un “ejercicio de responsabilidad” lo llama Luquero— poco probable, de los ediles ajenos al Gobierno. “La esperanza es lo último que se pierde”, suspiró la alcaldesa en conferencia de prensa.

De este modo, en este momento, el equipo de Gobierno planifica acudir al próximo pleno sometiendo a aprobación exclusivamente las inversiones en las que todos parecen de acuerdo. No son muchas: la partida que completa la reparación de un tramo de la muralla Norte con ayuda del 1,5% cultural, el ascensor de la calle Gascos a Vía Roma, otras inversiones menores y, claro está, el pago de las sentencias aún pendientes. Es justo la división que PSOE y C’s rechazaron en el último pleno, hace una semana, aunque con la diferencia de que en la sesión ordinaria de febrero “si hay seguridad de que nadie se opondrá, no irá la partida del edificio” del Cat, que hasta este jueves estaba catalogada por la misma regidora como irrenunciable e imprescindible.

Si eso acaba ocurriendo, el Ayuntamiento se encontrará además con un nuevo problema ya que las obras planificadas para este año ya están firmadas en un contrato público. Para solucionar esto habrá que esperar al “plan C” o, como dijo la alcaldesa “Ya veremos cómo se indemniza a la constructora”.

A la espera del justiprecio para la parcela del viejo proyecto

Por otra parte, el Ayuntamiento está pendiente de la decisión de la comisión territorial de valoración sobre el justiprecio que tendrá que abonar por la expropiación de una de las parcelas incluida en el viejo macroproyecto original del Cat —doce edificios, una plaza y varios servicios— que la ciudad ocupó y que ahora está obligada a comprar por sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

Raquel Fernández.

El criterio entre las partes sobre el precio de ese terreno es abismal, tanto que los propietarios amenazan con querellarse contra la alcaldesa y los técnicos, aunque lo cierto es que esas diferencias de valoración son habituales en cualquier proceso de expropiación y parece poco probable que esa demanda pudiera prosperar. Mientras que para los propietarios la finca vale 875.140 euros, la valoración calculada por los técnicos municipales es de 3.092 euros y será la comisión de expropiación la que finalmente ponga las cifras concretas a pagar.

En este sentido, el Grupo municipal del PP ha alertado del escenario de “completa incertidumbre” que se ha abierto por esta cuestión, más si como creen, los propietarios de otras doce fincas que también estaban incluidas en aquel faraónico proyecto puesto en marcha por el anterior alcalde, Pedro Arahuetes y hoy olvidado por inviable, se pueden sentir animados también a plantear idénticas reclamaciones contra la ciudad.

Los concejales liderados por Raquel Fernández hacen un cálculo que reconocen que no es demasiado científico, que lleva a una cifra entre 4 y 8 millones por la expropiación de todas las parcelas por lo que han reclamado al Gobierno que se prepare para el peor escenario y “hagan una valoración concreta de lo que esto puede costar a la ciudad”.

Fernández también se refirió a la amenaza de querella penal contra Luquero y los técnicos por parte de la propiedad de la que hasta ahora es la única finca en litigio colocándose en una situación de prudencia “porque esta es una cuestión mayor y una acusación muy grave”.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

6 Comments

  1. Otro aplauso para la señora Alcaldesa y sus secuaces!

    No sólo no obtienen presupuesto para la obra…. además ya la tenían «apalabrada» y tendrán que indemnizar a la constructora con la que firmaron el contrato!

    Braaaaaaavo! Braaaaaaaaaaaaaaavo!!!!!!

    Post a Reply
  2. <>
    La lógica nos hace pensar, que el contrato suscrito con la constructora recogerá, que para su plena eficacia es preceptiva la oportuna consignación presupuestaria.

    Post a Reply
  3. Que lo vuelen ya. El último gasto lo que cuesten los petardos y se acabó el dispendio. Y salimos el la tele!!!!!!!!!!!!! INÚUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUTILESSSSSSSSSSSSSS (olé Mr. Aragüetes)

    Post a Reply
  4. Pues ya verán ustedes cuando empecemos con las expropiaciones de la zona. Me río yo de lo pulido hasta ahora. Y el señor Arahuetes sacando pecho en entrevistas diciendo que sacaría mayoría absoluta. Pues qué bien.

    Post a Reply
  5. En cuatro palabras,……… socialismo en estado puro.
    A disfrutar de lo votado lo poco que nos queda,…….. pero luego todo se olvida al coger la papeleta el día 26 de Mayo.

    Post a Reply
  6. Pues que quieren que les diga, puestos a preferir prefiero una ayuntamiento que sengaste los cuartos (aunque poco acrtadamente) en algo como el cat, al chiringuito que montaron los colegas del pp en segovia 21, incluyendo palacio de congresos: un club privadete para ellos, pero con el dinero y el terreno de todos. Aun asi, mi voto para estas municipales sera para centrados, eso si, si rompen las peras con arranz and company

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *