web analytics

El “procés” desde El Barrio

Lo reconozco, me he enganchado al juicio del “procés” y sí, quizá puede ser que sea una suerte de Gran Hermano. Lo he hecho desde las declaraciones de Jordi Cuixart y Carme Forcadell y desde entonces he de decir que no me he perdido ningún testigo. Y hasta aquí tengo tres cosas claras.

La primera, el desconocimiento absoluto que existe por parte de la Fiscalía de lo que significa la movilización social, el activismo, y de no entender esto como una parte de la participación política. En cierta manera, esto no es más que el fruto de una falta de “modernización” (y no en términos tecnológicos) del sistema de ocupación de altos cargos del Poder Judicial,  politizado a la vieja usanza (ya sabemos que había quien quería controlar por detrás algunas salas) , donde la participación política se circunscribe única y exclusivamente a aquella que viene de instituciones y élites, y por tanto deciden lo que es participación o no. Y todo esto se demostró con una sola pregunta de la fiscalía a Jordi Cuixart, indicando que si al escribir un tuit llamando a una movilización pacífica, ya presentía el presidente de Omnium que iba a haber violencia. También se puso de manifiesto en la explicación de Ada Colau, que aclaró la imposibilidad de valorar la movilización de la Consellería de Economía, sin tener en cuenta la excepcionalidad de lo que ocurrió ese día en Cataluña.

La segunda cosa que tengo clara es que la Fiscalía, también ha intentado (o lo ha hecho sin saber, que esto sería casi peor) mezclar deliberadamente el poder legislativo y el poder ejecutivo. Forcadell, aunque pudiera mentir porque está en su derecho como acusada, estaba diciendo la verdad con respecto a la Mesa que rige cualquier Parlamento. Las Mesas no pueden negar iniciativas legislativas por causa de inconstitucionalidad, porque luego en los trámites posteriores con las enmiendas de los distintos grupos la ley puede sufrir modificaciones, por eso, la incostitucionalidad se decide a posteriori, una vez aprobada la ley. Ejemplos a millones, y no solo en Cataluña, sino también aquí en Castilla y León.

Por otro lado, también hay que indicar que los informes previos de consejos consultivos no son vinculantes, y solo hay que echar un vistazo al caso que han hecho diferentes gobiernos al Consejo de Estado, o como la Junta de Castilla y León ha pasado por encima recomendaciones del Consejo Consultivo de Castilla y León.

Y la tercera cuestión es ¿quién nos gobernaba durante el mandato de Mariano Rajoy?, sabemos los nombres, los cargos que ocupaban y lo que decían en los medios, pero las declaraciones  tanto del expresidente como de varios de sus ex ministros han dejado mucho que desear. O bien mintieron en sede judicial, o durante su mandato en cierta manera su objetivo era llegar hasta aquí con un juicio mediático para ganar votos, o se ha mostrado la absoluta ineptitud a la hora de abordar un problema político de primera magnitud como era el problema territorial. El “no me acuerdo” “no sé dónde lo leí” “no di ninguna orden” “no estaba bajo mi control” han dejado al descubierto una falta evidente de voluntad política (y si me apuran de gestión). La palma se la ha llevado ex ministro de interior Zoido, máximo responsable del operativo policial del 1 de octubre, y desconocedor de todo. Aunque quizá vaya en la línea de lo que ya sucede en esta cartera desde hace tiempo, donde tampoco el ex director general de la Polícia y actual senador del Partido Popular designado por Castilla y León, conocía el operativo de Villarejo para espiar, y perdonen la expresión, a “todo dios”.

En definitiva, vaya por delante que no soy independentista, y es una cuestión que quiero repetir, pero de momento algo falla en este juicio, donde hasta lo visto, la violencia sobre la que se sustenta la acusación con penas tan graves, no ha podido ser probada, habrá que esperar a los argumentos más técnicos, puede ser. Y esta falta de argumentación por parte de las acusaciones se está generalizando, basta echar un vistazo y oído a diferentes tertulias y artículos de opinión, donde se ha puesto de manifiesto la falta de consistencia de abogacía del Estado, Fiscalía y acusación popular para mostrar este hecho. La denegación de libertad provisional ya va hacia el Tribunal de Estrasburgo, y luego vendrá todo lo demás ¿tendremos que esperar a un tirón de orejas desde el Tribunal Europeo de Derechos Humanos para descubrir que algo ha fallado en todo este proceso?

 

 

 

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

9 Comments

  1. Muy buen articulo. Los calimochos de este país no lo entenderán.EStanmas preocupados en agitar banderitas que cubran sus verguenzas

    Post a Reply
    • De hecho sólo lo entedereis tu y ella.

      Post a Reply
    • Nos quitas un peso de encima al afirmar que no eres independentista, estabamos temblando. Si está como está Cataluña con esos sus políticos,(que estadistas, que prohombres, que generosidad, que empatía, que valores, que cultura, que principios, que altura de miras, que sacrificados, que moralidad) en lo que se podria convertir Castilla y Leon, con la talla de políticos que tenemos por aquí, que no hay ni donde rebuscar para regenerar algo, si encima tuvieran infulas independentistas. Para salir corriendo y aún así tiempo al tiempo

      Post a Reply
  2. Si algo tengo claro es que si el independentismo catalán consigue algunos de sus objetivos, cosa que no comparto, en gran medida será por el desgobierno del Sr. Rajoy y sus ministros. Como el asunto del terrorismo de ETA utilizan los problemas territoriales para beneficio propio, alentando a muchos que lejos de exigir política de altura, se conforman con discursos populistas y banderitas. El asunto catalán está cada vez más complicado con una sociedad dividida, donde los independentistas ha espoliado a la ciudadanía con promesas que no dependen en exclusiva de ellos, y suerte hemos tenido entre tanta manifestación que no haya habido ninguna desgracia mayor. MÁS POLÍTICA POR FAVOR

    Post a Reply
  3. El conflicto catalán se resolverá cuando la derecha ya no rentabilice el odio a una tierra que te guste o no, es diferente como muchas otras en este país.
    No puedes pretender que no se independicen con odio. Lo de la justicia de este país, ya tal.

    Post a Reply
  4. Si el Tribunal de Estrasburgo, como usted indica da un tirón de orejas, será, como mucho, por el tiempo que pasa cualquiera (no sólo los sacrosantos políticos que parece que habéis nacido en cuna real) en preventivo. Por lo demás, claro y en botella que los acusados han desobedecido las Leyes, han querido (y quieren) dividir España, separándose como sea. Y sí, hubo desórdenes públicos, alteraciones ciudadanas que podían haber desembocado en tragedia, no fueron precisamente las fuerzas de seguridad las culpables, que cumplen con su deber: defender el orden contitucional (le guste a usted o no) y obedecer las Leyes. Por lo demás, piense que nos estamos jugando, por cuatro cerriles independentistas más exaltados y otros cuantos perroflautas asaltacielos la convivencia y, lo que es más: Europa. De la que personalmente estoy agradecido y convencido de que la Unión hace la fuerza y, a la larga, será la única forma de convivir en democracia, con una sociedad más justa y un bienestar mejor repartido. Lo único que necesitamos son políticos a la altura de las circunstancias supranacionales y mundiales, cosa que, como podemos observar, hoy día, poco o nada. Empezando por aquí.

    Post a Reply
  5. Ya ha tenido que opinar la “jueza” Natalia. Claro, como siempre una representante del poder legislativo (aunque sea a nivel autonómico) opinando y metiendo baza en el que se supone poder independiente, el judicial.
    Deje que sea el Juez del Tribunal Suprema, el Sr. Marchena, el que de un veredicto al respecto de todo lo que Ud dice, creo que es él y no Ud quién debe hacerlo, y a ser posible, con total libertad e independencia. Sobran las opiniones de politicuchos como Ud que lo único que hace es dar una opinión sin criterio como si hablase de fútbol o de la vida de Belén Esteban.
    Creo que Ud estudió periodismo, no derecho ni mucho menos para juez, así que más le valdría mirar el ombligo de su partido y hacer lo posible por evitar la debacle que se les viene encima en las próximas elecciones.
    Lo que le pasa a Podemos es que ya ni Uds, ni por supuesto los que les votaron, creen en lo que decían hace unos años. Antes Uds no eran “casta” y ahora se han convertido en ella, pero además oliendo a “cutre”.

    Post a Reply
    • Que falta de respeto, Parece ser que aprendiste bien el insulto y poco la reflexión. La procuradora Natalia hace una brillante exposición del proceso, y usted se limita a rebuznar, no sabe o no quiere entender que que las personas tienen el derecho de ser lo que quieran ser y en ningún momento hablan de ninguna comunidad, la sociedad civil catalana es libre y soberana de manifestarse por lo que ellos consideran y quieran libremente y personas como usted considero que pertenecen a otros tiempos, puede no estar de acuerdo pero no debería de desestimar a millones de personas que luchan por lo que creen en este caso los catalanes.
      Buenas tardes y buena suerte.

      Post a Reply
  6. ja, ja, ja, ja,….. cada vez que leo a una podemita despotricando sobre la composición, jerarquía y modo de elección del Poder Judicial, me parto el pecho,… ja, ja, ja….
    A lo mejor Doña Natalia no sabe (porque es hasta posible que no lo sepa), que para los podemitas, en su “Camelot” ideal, la manera de elección de ese Poder Judicial era simplemente “mostrar compromiso con el gobierno”.
    ¿Lo sabía Usted, Doña Natalia?
    Del “prucés” luego comento, que se me enfría la sopa.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *