web analytics

El Patronato anuncia una restauración integral de la plaza del Alcázar

Sustituir el pavimento y la calzada, rehabilitar las fachadas de las Casa de la Química  y modernizar las canalizaciones y redes que dan servicio al monumento es el objetivo de una ambiciosa restauración de la plaza del Alcázar de Segovia, la plaza Reina Victoria Eugenia, que sirve de “vestíbulo” al castillo segoviano.

Entre otros aspectos, está previsto cambiar los pavimentos de asfalto y baldosas de cemento de cuadradillo por materiales “más nobles”, como granito de diferentes tonalidad y basalto, más duraderos y adecuados al entorno. Igualmente se tendrá especial cuidado en el canal del Acueducto que discurre por el subsuelo de la plaza, que al igual que ocurre con resto del tramo urbano verá su traza señalada sobre el nuevo pavimento.

La actuación está promovida por el Patronato del Alcázar, propietario de los 10.600m² comprendidos entre la plaza de Juan Guas y el propio Alcázar, y cercado por las murallas de Segovia. La actuación se iniciará tras la realización de la tradicional Cabalgata de Reyes y se prolongará a lo largo de un año, en el que las obras deberán coexistir con las visitas (680.000 el pasado año), lo que a su vez obligará a actuar por fases y zonas diferenciadas, a fin de mantener un acceso ininterrumpido al Alcázar en las condiciones y horario habituales, “requisito imprescindible”, según explica la nota del Patronato del Alcázar. “La intervención se plantea con carácter global y se llevará a cabo en la totalidad del espacio de la plazuela y de los elementos que la delimitan, acometiendo su restauración, consolidación y, solo en caso necesario, su renovación, aunque respetando en todo lo posible el estilo original”, explica el Patronato.

La plaza Reina Victoria Eugenia apenas se ha tocado desde que en 1900 el arquitecto municipal Joaquín de Odriozola ajardinó el entorno en paralelo a la reconstrucción del Alcázar. En 1910 se inauguró el conjunto escultórico dedicado a Daoíz y Velarde, obra de Aniceto Marinas, y desde entonces apenas ha visto pequeños retoques puntuales. Sin embargo, el paso del tiempo, y de los miles de turistas, no ha sido inocuo y elementos como el pavimento o las aceras, o las mencionadas fachadas de la Casa de la Química, demandaban una actuación en profundidad.

Zona de reserva arqueológica

La falta de intervenciones en la zona se justifica, en gran medida, por la incertidumbre que suscita actuar en una zona histórica de alto valor arqueológico. Hasta la Guerra de las Comunidades la plaza acogió la antigua catedral de Segovia y una parte importante de la antigua ciudad medieval. Por esa razón el PEAHIS asigna a la zona consideración de zona de reserva arqueológica, lo que ha obligado al Patronato a redactar un plan de actuación ad-hoc ante la más que probable aparición de vestigios, que en su caso serán catalogados y conservados. De hecho, la remodelación de la plaza, anunciada ya en abril del pasado año, se acomete tras tres fases de excavación arqueológica del entorno que han permitido conocer más en profundida las entrañas del monumento segoviano.

Vista de la plazuela durante un simulacro de incendio.

 

 

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *