web analytics

El maquillaje de las listas de espera

Que las listas de espera para especialistas, así como para intervenciones quirúrgicas, estaban manipuladas no es ninguna novedad. Así se venía denunciando desde hace años desde las Plataformas y Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública, así como desde diferentes partidos políticos. No en vano, este maquillaje, más la continua deficiencia de la Sanidad en Castilla y León, llevó en el año 2018 a una de las manifestaciones más multitudinarias que ha tenido nuestra Comunidad, donde miles de personas se unieron en Valladolid para denunciar la gestión, del por entonces Consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, que lejos de asumir la culpa, pasó a la ofensiva con un auto-escrito donde se floreaba a sí mismo por la gestión y que envío a diferentes Complejos Asistenciales y Hospitalarios, para que firmaran y apoyaran sus correspondientes acólitos, entre ellos los máximos responsables del Complejo Hospitalario de Segovia.

Hay que recordar, y no está de más, que esta desfachatez, salió a la luz, gracias al nuevo flamante vicepresidente de la Junta de Castilla y León Francisco Igea, que parece haber olvidado su compromiso político con la ciudadanía de Castilla y León, poniéndose al lado de quien han intentado destruir la Sanidad Pública en nuestra Comunidad.

 El flamante partido “regenerador” que ostenta la Consejería de Sanidad después del pacto de investidura para hacer a Alfonso Fernández Mañueco presidente de Castilla y León, desveló a principios de julio, que 9.000 personas, aproximadamente habían “desaparecido” de las listas de espera de Castilla y León, así, como si las personas pudieran desaparecer sin más. Lejos de la indignación, o de la petición de explicaciones por la anterior gestión, resultó que el indignado y agraviado fue el Partido Popular, no esas 9.000 personas “desaparecidas”, y en palabras del propio Igea y quitando importancia al asunto señaló “que no tenía mucha explicación” y que se analizaría “sin sospechas”.

Pero tuvo que venir un rebotado ex militante del PP y ex Director del Complejo Asistencial de Ávila a una sesión de Comisión de las Cortes de Castilla y León, a confirmar con su argumento de auctoritas que sí, que el mismo manipuló las listas de espera cuando era Director (bajo los gobiernos del PP no olvidemos) y que estaba arrepentido, a lo que faltó un “no lo volveré hacer” al estilo borbónico. ¿ Y qué ha pasado después de toda esta tomadura de pelo? Pues nada. Porque en nuestra Comunidad, pase lo que pase, nunca es importante.

Quizá la explicación de la manipulación de las listas de espera, no venga dada porque cuando una persona es derivada al especialista, primero viene la cita, luego la cita de las pruebas que sean requeridas, después las citas para los resultados de esas pruebas, la cita con el anestesista, es decir, que la explicación de que 9.000 personas desaparezcan no viene dada porque la Junta de Castilla y León no haya sumado los diferentes periodos esperando por una misma enfermedad, sino que ha utilizado para contabilizar fragmentos separados, que grosso modo, es como se manipulan las listas de espera, menos mal que no había mucha explicación.

 Aún así, después del último informe de la Federación de Asociaciones para la defensa de la Sanidad Pública, es probable que el argumento de la Junta de Castilla y León sea el de “no estamos tan mal”, vamos, el mal de muchos consuelo de tontos de toda la vida, ya que se encuentra en una quinta posición teniendo unos “servicios regulares” con una puntuación de 85 y bajando solo un puesto con respecto al año anterior. Aunque este informe tiene también letra pequeña, ya que establece que nuestra Comunidad, es una de la que más días de espera tiene para consultas de especialista, ocupando el puesto 12 de 17, con 62 días, es decir, dos meses, así como una espera de 65 días para intervenciones. Aunque existe una solución para este último problema ¿qué tal una llamada a un paciente desesperado para que sea operado en una clínica privada de manera inmediata? Aquí puede haber otra “explicación” de manipulación de listas de espera.

Pero lo peor de todo es que esto no ofrece una perspectiva de cambio mientras no se exijan las responsabilidades correspondientes a todos aquellos que están contribuyendo al desmantelamiento de la sanidad pública en nuestro país, tanto al brazo ejecutor como aquellos, que no encontrando “ninguna explicación” deciden encubrir y siguen engordando las cuentas millonarias de gestores privados de sanidad, en detrimento de una sanidad pública, universal y de calidad.

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Ex-procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

3 Comments

  1. Este es un problema terrible que sufren los que tienen una enfermedad. Conviene ser serio para intentar solucionarlo. Le sugiero que done lo que ganó como Procuradora 4 años, elija a 40 personas al azar para que con ese dinero puedan operarse, aunque le hagan parecerse al capitalista malvado Amancio Ortega. Se lo agradeceremos todos y lo mismo hasta le vota alguien.

    Post a Reply
  2. Cuando he visto el título de su epístola de hoy, doña Natalia, «El maquillaje de las listas de espera», esperaba alguna mínima referencia a la Comunidad Autónoma donde realmente son los «putos amos» en eso del «maquillaje» de listas de espera. La Andalucía de la pesoe. 500.000 Doña Natalia, 500.000.
    Los maquilladores de la pesoe de Andalucía eran dignos de «Oscar» al mejor maquillaje durante 40 años.
    Lo que me extraña es , que haya Comunidades Autónomas co-gobernadas por podemitas amiguetes suyos, y que en esas Comunidades haya listas de espera. Y mayores que las de Castilla y León. Con lo «listos» que son ustedes. ¿No le parece extraño, Doña Natalia?

    Post a Reply
    • Te has pegado un tiro en el pie Natalia, otro más, y van ya demasiados. En tu alegato concluyes con una frase buenísima «… en detrimento de una sanidad pública, universal y de calidad». Y ahora bien mencioname un país, solo uno de todo el mundo(si fuese comunista ya sería la repera) donde haya una mejor sanidad pública, universal y de calidad. A la espero quedo Natalia, pero veo que va para largo tu contestación

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *