web analytics

El mantra de los impuestos

La campaña electoral ya ha empezado antes del pistoletazo de salida oficial. Y los partidos ya van vislumbrando sus principales temas a tratar. Uno de los más recurrentes y que nunca pasa de moda es la “bajada de impuestos”. ¿Pero qué significa y a quién beneficia?.

El mantra de la bajada de impuestos y de las presiones fiscales es un tema sin duda muy manido ¿quién no estaría dispuesto a pagar menos?, pero también ¿quién estaría dispuesto a renunciar a un Estado de bienestar? Hay que recordar, que España es uno de los países europeos con menos presión fiscal, el cuarto por la cola, y lo que significa que España recauda casi cien mil millones de euros menos, de lo que correspondería a un país con una economía como la nuestra.

Y todo tiene su causa efecto. Una disminución de ingresos vía impositiva, implica directamente como han mostrado varios informes económicos de organizaciones mundiales, una menor inversión en gasto público. A su vez, cuando se dispone de menos inversión en gasto público, se trata de buscar formas para seguir prestando un servicio público pero con una mayor “optimización y eficiencia” de los servicios, es decir, se buscan las privatizaciones hacia empresas externas que puedan seguir prestando este servicio. Estas empresas privadas no buscan un interés general, sino que buscan un beneficio económico, aumentar su balanza de resultados en positivo, y por lo tanto la garantía de prestar un buen servicio queda relegado a un segundo, tercer o cuarto plano, y ¿quién pierde?, como siempre la ciudadanía, tanto en el acceso al servicio, como en las condiciones laborales a aceptar en estas empresas.

El último informe de Intermon Oxfam sobre pobreza alertó sobre la “pobreza heredada” que implica que evidentemente la igualdad de oportunidades no ha funcionado, e indicó que la riqueza de los multimillonarios aumento en un 12% en época de crisis ¿Cómo puede ser por tanto que en plena crisis, alguien pueda aumentar su fortuna? Sencillamente porque ha tenido que ser a costa de alguien.

Por eso cuando se está hablando de una bajada de impuestos, no se está hablando de una realidad ajustada a la mayoría de la población. Sino que hay un mensaje indirecto hacia las economías más prolíferas, que no quieren renunciar a la obtención de más ingresos.

 No en vano, día sí y día también, nos encontramos en los medios de comunicación, cómo aquellos que más tienen siempre han buscado fórmulas de pagar menos: Cristiano Ronaldo, Lionil Messi, Begoña Villacís, Pedro Duque, y un largo etc… O también encontramos los paraísos fiscales donde mantienen sus fortunas grandes empresas, o las sociedades pantalla, y un largo etecetera de estratagemas para pagar menos y ganar más ¿Las familias normales de verdad tienen la oportunidad de pensar en este tipo de estratagemas?

A mayores, hay que indicar, que todas estas grandes empresas, tampoco tienen ningún problema en buscar fórmulas de escape de impuestos, no tienen ningún tipo de responsabilidad con respecto al mantenimiento de los servicios públicos, porque ellos no lo necesitan, no necesitan redistribuir porque siempre tendrán la oportunidad de acudir a lo privado, de garantizar su bienestar a base de dinero.

Y a pesar de todo esto, tampoco hay que pensar en la recaudación tributaria como buena o mala en términos de inversión social, sino que también hay que plantear en términos de incentivar o desincentivar y de desarrollo de un determinado modelo social ¿Qué implicaba nada y más y nada menos que el famoso “impuesto al sol”? Pues sencillamente implicaba una penalización hacia un modelo de desarrollo sostenible, que iba claramente a favor de grandes empresas eléctricas, donde algunos ex políticos mantenían sillones como forma de lobby, y que querían seguir manteniendo su estatus y que no querían perder ni un solo euro.

En la actualidad, cuando los datos han demostrado que los ricos son más ricos, y lo pobres son más pobres, lo que se hace necesario no es hablar de una general bajada de impuestos, sino de una tributación justa, que transforme nuestras economías, que apueste por un modelo económico sostenible con las personas y que disminuya la brecha entre los más ricos y los más pobres para que la pobreza, como dice Intermon Oxfam deje de ser heredada.

Author: Natalia Del Barrio

Natalia del Barrio. Licenciada en Ciencias de la Información. Procuradora de Podemos por Segovia en las Cortes de Castilla y León.

Share This Post On

2 Comments

  1. Excelente «mantra» podemita, Doña Natalia.
    Ja, ja, ja,…. los impuestos. La madre del cordero. ¿Subirlos?….. o ¿bajarlos?
    El «mantra» podemita se inclina por subirlos. Pero sobre todo «a los ricos». Ja, ja, ja,…. a los ricos.
    A esta gentuza podemita, les gusta más «la pasta gansa» que a un tonto una tiza. Ellos quieren que «la gente» pague mas impuestos para que ellos tengan mas pasta para gastar en sus tontainas podemitas, sus subvenciones, sus apesebrados, y sus millones de funcionarios. Es lo más fácil del mundo. Dame tu pasta, que yo me la pulo en las mayores estupideces que te imagines, y adornada con el nombre más rimbombante que te puedas imaginar.
    Nos cuenta en otro «mantra» podemita, que «El último informe de Intermon Oxfam sobre pobreza alertó sobre la “pobreza heredada”….» y que …. » la riqueza de los multimillonarios aumento en un 12% en época de crisis»…… y con un final desternillante,…… «¿Cómo puede ser por tanto que en plena crisis, alguien pueda aumentar su fortuna? Sencillamente porque ha tenido que ser a costa de alguien.»….. ja, ja, ja… Realmente alucinante.
    ¿Como ha podido el Marques de Galapagar (y consorte) aumentar su fortuna y comprarse un casoplón con piscinaca y 2.000 metrotes de parcelota, en plena crisis? (porque según los podemitas, vivimos en una continua crisis),…… ¿a costa de alguien?
    Hay algo que me inquieta de ustedes, los podemitas, Doña Natalia. Nunca, nunca, nunca, predican Ustedes con el ejemplo. Nunca.
    Si todos ustedes, sus seguidores, afiliados y votantes, gentes con posibles, se subieran los impuestos voluntariamente para aplicar a eso que llaman «inversión social», sería un buen síntoma de su convencimiento. Se me ocurre, algo como una casilla adicional en la declaración de la renta. Se podría llamar, la «casilla podemita». Al marcarla, inmediatamente se aplica una subida de impuestos del 15% (como poco). Así con esa «recaudación podemita», se puede aplicar a sus chorradas.
    Y otra cosa, Doña,….. ¿como es posible que en plena crisis, el Marqués de Galapagar haya aumentado su sueldo el 22%, como consecuencia del aumento del SMI?…. ja, ja, ja…. menudo «chollo» referenciar su sueldazo a tres SMI. Ja, ja, ja,….. que tio más fino.
    En una próxima epístola, si quiere hablar de pobreza heredada, y de aumento de la riqueza de los multimillonarios, hágalo refiriéndose a Venezuela. Si no tiene suficientes datos, no dude en preguntar a sus jefecitos, esos del «chavezvivelaluchasigue».

    Post a Reply
  2. Vuelva Natalia aún puede hacer carrera política en ciudadanos.todo les vale.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *