web analytics

El juez autoriza colocar la estatua del diablo en San Juan

Fotomontaje que refleja la posición y ubicación elegida para la escultura.

El juzgado contencioso administrativo número 1 de Segovia ha dado vía libre a la instalación de la escultura del diablo que evoca la leyenda del Acueducto en la cuesta de San Juan tras rechazar la petición de paralización cautelar de la colocación que había solicitado la asociación San Miguel y San Frutos, contraria a la colocación de la polémica estatua.

El Ayuntamiento tiene así las manos libres para instalar la obra, probablemente en los próximos días, ya que como se recordará, la concejala de Patrimonio Histórico, Claudia de Santos anunció hace unos días que su intención era llevarla al lugar elegido —el pretil de la parte alta de San Juan, a escasos metros de la curva— en torno al día 21 de enero, en cualquier caso «en esa semana» (la próxima), según han confirmado fuentes municipales.

Como se recordará, San Miguel y San Frutos presentó una denuncia impugnando el acto de la Junta de Gobierno Local por el que se aceptaba la donación gratuita del autor de la obra, el escultor, José Antonio Abella, que está aún pendiente de resolverse, aunque paralelamente pidieron la suspensión cautelar de la instalación, aspecto sobre el que ahora han recibido la negativa judicial que asegura que «no ha lugar a la reclamación» y que además les condena al pago de las costas hasta un máximo de 500 euros.

Firmas en contra

Poco antes de que en el Ayuntamiento se conociera la decisión del juez, en torno a una veintena de personas se daba cita en el Ayuntamiento para tratar de sellar en el registro municipal las 12.500 firmas recogidas —2.000 en papel, 5.500 «digitales» a través de la plataforma change.org y otras 5.000 procedentes de la plataforma enraizados.org— en contra de la colocación de la instalación del rechoncho lucifer, en un nuevo intento de presionar para que el Ayuntamiento rectifique la decisión.

El grupo que ha recogido las firmas contra la estatua, ante el Ayuntamiento.

No obstante, el grupo se ha encontrado con la negativa de los empleados municipales a realizar el registro aludiendo a la nueva normativa que obliga a su presentación de manera telemática o con la presencia de cada uno de los firmantes por lo que finalmente se ha realizado el trámite en la Subdelegación del Gobierno.

El rechazo se basa en la presunta ofensa a las creencias religiosas que representa la obra escultórica además del nombre elegido, Segodevs, (Dios de Segovia, en latín), pero también aluden a motivos legales al considerar que el proceso debería haberse realizado mediante un concurso público.

La vicepresidenta de la asociación, María Esther Lázaro, aseguró a un grupo de periodistas que mantendrán la batalla con el Consistorio y solicitó el apoyo de los grupos políticos y partidos en esta cuestión «aunque hasta ahora sólo nos ha apoyado Vox», dijo en presencia del vicesecretario de Organización y responsable de Comunicación del partido en Segovia, Nazario Merino, que también acudió a la presentación de las firmas.

Clara Luquero, coincidió con los miembros de la asociación ante el ayuntamiento aunque no habló con ellos.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

13 Comments

  1. Vale. Muy bien. Ya tenemos la estatua del diablillo sentado en el pretil haciéndose un «autoretrato» (ahora llamado «selfie»).
    Ahora se llenará de turistas y no turistas, imitando al diablillo, sentados en el pretil haciéndose el preceptivo autoretrato. Incluso en grupos se lo harán.
    Aviso a las cabezas pensantes, y al orgulloso escultor del diablillo sentado en el pretil.
    Los diablillos vuelan si se caen hacia atrás,………. los mortales, no,……….y la «hostia» al Paseo de Santo Domingo no es broma.

    Post a Reply
    • Pues tiene Ud razón. Lo normal, o la fotito más molona, será hacerse el selfie con el Diablillo, por lo que se subirán al pretil para hacer la gracia. ¿ A que eso no lo han tenido en cuenta los «Técnicos» del Ayuntamiento?.
      Si ya se han caído varios del Postigo por la foto de turno, ya iremos viendo cómo se van cayendo de este lugar turistas y no turistas por la fotito.

      Post a Reply
  2. La iglesia católica se ha apoderado de Dios, para explotarlo en calidad de monopolio, con fines económicos. Pero al parecer, no ha podido adueñarse también del diablo. Supongo que para ello recurrirá una vez más a la inmatriculación.

    Post a Reply
  3. Vaya cortina de humo cojonuda esto del diablillo.
    Sinceramente me preocupan más otras cuestiones, por ejemplo que se suprima el peaje de la Ap-61 Segovia – San Rafael.
    O que se deje ya de castigar a Castilla frente a Cataluña en los presupuestos generales del estado.

    Sinceramente, creo que hay cosas más importantes que la estatuilla.

    Por cierto, lo que dice Cali de la hostia no le falta razón. Alguno se despista con la foto y vuela vuelaaaa…

    A ver dónde la colocan…

    Post a Reply
  4. Deberían contactar con Miguel Bosé, para que el día de la inauguración y colocación de la estatua, amenice a los presentes con una actuación, cantando «Don diablo».

    Si acudiese disfrazado, igual que en el videoclip de la mencionada canción, sería un acontecimiento histórico!

    ¿No creen ustedes?

    Post a Reply
  5. Estupendo. Otra obra de arte para nuestra ciudad.
    De un gusto exquisito y excelente factura.
    Lo tiene todo. Historia, arte, belleza y mecenas o «pagafantas» incluido.
    Deseando verla!!!

    Post a Reply
  6. A todo esto, los portavoces de los partidos de la oposición ¿Qué dicen? ¿se han quedado mudos? ¿Qué dice Izquierda Unida?, siempre a punto de denunciar irregularidades urbanísticas. Parece que los partidos no tienen nada qué decir sobre la opacidad con que el Ayuntamiento ha llevado este asunto. Nada sobre la legalidad de la donación. Nada sobre una consulta democrática a la ciudadanía. Nada sobre la conveniencia o no de instalar la estatua, y dónde debería situarse, en su caso. Nada sobre las consecuencias peligrosas de subirse al pretil (Como alguien advierte, con razón) para hacerse una foto. Y ¿cuál sería la responsabilidad subsidiaria que tendría la alcaldesa?, si ocurre una desgracia. Con la estatua y la foto, las mentes progresistas no han reparado en todas las consecuencias. Nada. Ellos y ellas encantados/encantadas con su juguete.

    Post a Reply
    • ¿Que coña van a decir? Si cuando estén en el gobierno del Consistorio lo quieren quitar lo quitarán. Lo pacato es estar dorando la perdiz al tema, incluidos intentos judiciales de coartar todo lo que no comulgue con nuestras ideas. A mí me parece una aberración el lugar donde está colocado el famoso capuchón y no ando recogiendo firmas o interponiendo recursos para quitarlo. En cuanto a la responsabilidad de subirse a un pretil, será la misma que subirse al acueducto o al pretil del postigo del Consuelo. No pretenderá poner un guardia detrás de cada ciudadano. Además, ya le digo, que hay más peligro en muchos pasos de peatones de la ciudad. Suba al ‘espolón’ o al paso de los antiguos ‘bomberos’ y luego me cuenta.

      Post a Reply
  7. Lo mas gracioso es lo que dice vox, que las niñas que van a las Concepcionistas se van a escandalizar con el ciruelo del diablillo

    Post a Reply
    • ¿Ciruelo?……. Eso es un trozo de barra para anclarlo a la piedra del pretil.
      Las feministoides no permitirían nunca, una exhibición y propaganda de micromachismos de los atributos masculinos del heteropatriarcado.

      Post a Reply
      • Nunca me cansaré de aprender. Hasta hoy lo conocía como petril, y resulta que es pretil. Qué ignorantes somos hasta que que fallecemos…
        P.d. no hay ningún tipo de ironía ni mala intención en mis palabras

        Post a Reply
  8. De Redacción: Estimada Cecilia. Su comentario ha sido moderado en la seguridad de que es posible que suprima en su comentario la publicidad electoral explícita y de ese modo no habrá ningún problema para publicar su comentario. Muchas gracias.

    Post a Reply
    • Lo acepto y respeto. Disculpen las molestias

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *