web analytics

El incendio de Guadarrama sigue vivo pero la Junta cree controlado su perímetro

El incendio en la vertiente segoviana de Guadarrama sigue vivo y no se podrá declarar su extinción hasta dentro de varios días pero los medios que trabajan en la montaña creen que tienen controlado su perímetro y que la bajada de temperaturas nocturnas ayudará aún más a afianzar la victoria contra unas llamas que han puesto en riesgo el Parque Nacional de Guadarrma, de cuyo terreno se han quemado 150 hectáreas, principalmente de arbolado y también el Parque Natural, con casi 250 hectáreas más arrasadas.

Mientras que el duro trabajo va haciendo mella en los especialistas que trabajan en el incendio, unas 150 personas han permanecido en ambos frentes, a derecha e izquierda de la montaña, para emplear toda la noche trabajando contra los focos que aún permanecían activos y para atacar las reproducciones de las llamas que seguían dándose en un terreno muy complicado y que permanece sumamente caliente y por tanto, con riesgo alto.

En el lado izquierdo, las autoridades detallan que existe un punto activo, mientras que el resto del incendio se considera estabilizado. Idéntica situación se da en el otro extremo, el que más se ha acercado a la arboleda de los montes de Valsaín aunque sin llegar a ocuparlo, con otro punto activo.

Si todo sale bien y no surgen nuevas complicaciones, ahora toca realizar labores de refresco de todo el terreno, en la que volverá a ser fundamental este martes el trabajo de los muchos medios aéreos desplazados a la zona y el posterior trabajo sobre el terreno que aún durará días.

Precisamente ese riesgo es el que ha llevado a Patrimonio Nacional mantener este lunes cerrados a las visitas los jardines del Palacio de la Granja, una situación que no se modificará hasta que exista una total seguridad en torno a los incendios.

Dos trabajadores heridos y alguna carrera

El amplio despliegue de medios de todas las administraciones que ha estado coordinado por la Junta de Castilla y León ha propiciado así que se lograra atajar en tiempo récord un incendio que, con no ser demasiado extenso —si 400 hectáreas pudiera considerarse «poco»— en comparación con otros grandes siniestros ocurrido en España, si afectaba a zonas enormemente sensibles medio ambientalmente, lo que ha justificado la enorme movilización de maquinaria, medios y personal, más de 300 personas.

Por ese motivo también resulta relativamente satisfactorio el balance que, aparentemente controlado, se puede hacer de este incendio en el que no se ha registrado ninguna víctima mortal y únicamente hay que lamentar las heridas sufridas por un trabajador en una mano, donde tiene problemas en un tendón y las que también han afectado a otro trabajador con problemas en un ojo, al parecer a causa de una pavesa, cuyo alcance está siendo valorado a esta hora.

También se han producido en algún momento pequeños sustos para los propios operarios que atacaban las llamas cuando cambios de dirección en el viento han obligado a algunas carreras para evitar quedar atrapados, como ocurrió en la zona del Chorro grande a media tarde de este lunes, donde trabajaban efectivos de la UME, sin que la pequeña alarma pasara de ser un susto.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *