web analytics

El hospital recibe el segundo TAC de última generación en un mes

Un operario contempla el nuevo TAC durante las operaciones de entrega en el hospital.

El Hospital General de Segovia recibió este 5 de marzo un nuevo equipo de Tomografía Axial Computerizada (TAC), el segundo que llega en las últimas semanas con el que se completará la renovación de estos aparatos en el servicio de Radiología segoviano.

Mientras que el primero de los recibidos, que entró en funcionamiento el 22 de febrero, sustituirá al viejo aparato que ha prestado servicio los últimos 11 años y permitirá lograr imágenes más definidas y de mayor fiabilidad, el recibido este lunes, de mayor potencia aún, está llamado a acaparar ocho de cada diez estudios sobre pacientes del servicio de Radiología por sus altas prestaciones.

El TAC hará la mayoría de los estudios.

El nuevo aparato, que varios operarios se afanaban ayer en introducir en el centro hospitalario, tardará aún varios días en entrar en funcionamiento mientras se completa su montaje en la sala habilitada para él y el personal se forma y familiariza con su manejo, siguiendo el mismo proceso que el recibido en febrero.

Hacía tiempo que en el servicio no entraban nuevos aparatos por culpa de la reducción de inversiones durante el periodo de crisis, aunque la situación comienza a cambiar poco a poco con una renovación tecnológica que también afecta a los mamógrafos. Al hospital segoviano le corresponden dos de los aparatos digitales comprados gracias a las donaciones de la Fundación del empresario, Amancio Ortega. Uno ya está en funcionamiento. El segundo, pendiente de la licitación del concurso para su compra a lo largo de este año, cuando también se espera que entre en funcionamiento.

Los aparatos —el que está operativo y el que falta de llegar— permiten lograr imágenes tridimensionales de la mama mediante la tomosíntesis para detectar con gran precisión tumores en sus primeras fases y de reducido tamaño mejorando considerablemente el diagnóstico, en el que los falsos positivos prácticamente desaparecerán y también se reducirán las sesiones a las que han de someterse las mujeres afectadas.

A la espera del segundo, el nuevo mamógrafo viene a tratar de solucionar una situación de precariedad prolongada en los últimos años y que ha sido uno de los caballos de batalla de la Asociación contra el cáncer (aecc) en los últimos años ante la obsolescencia de los anteriores aparatos, que eran analógicos, de los que ya sólo sobrevivía uno que, sin embargo, no se retirará totalmente del servicio, al menos de momento.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *