web analytics

El candidato cambiado

Tamara Guerrero, candidata de Cs por Ceuta.

Pensaba yo que iba a ser aburrido esto de los nombramientos de candidatos y va a resultar que no, que esto es gracioso. Bueno, vale, lo de PP y PSOE para el Congreso y el Senado pues no tiene sorpresas: son los de siempre. Bueno, con la posible excepción de que Pablo Pérez, el candidato al Ayuntamiento, también aparezca en las listas del Senado. Cuestión de asegurar, supongo. Así qué me lo salto para llegar a Ciudadanos, donde cada vez estoy más convencido de que hay un error de los gordos, que nos han traído para el Congreso a un señor que se ha pasado la vida en África, Eduardo Calvo —él dice que es muy segoviano, que se ha comprado casa en Obispo Quesada y que de los problemas de Segovia “ya le irán contando”— mientras que la prensa Ceutí, elpueblodeceuta.es, concretamente, anuncia a la candidata del mismo partido, Tamara Guerrero, apoyando la información en una foto ¡con el Acueducto de fondo! Venga. Si se han equivocado de candidato y ciudad que lo digan, que aquí somos comprensivos y total, los dos saben lo mismo de Segovia: que se come buen cochinillo en una jornada turística de ida y vuelta.

Carolina García, candidata a concejal.

Ya le dije hace unos días que chirriaba, mucho, la presencia de Alberto Martín en la lista del PSOE —dicen los que le conocen que cuadraría más en una lista bien distinta — así que no sería muy raro si hubiera cambiado su candidatura con Marco Costa, al que ha fichado Pablo Pérez, el del Partido Popular. Mire, solo espero, por favor, por favor, que esta aventura política del gerente del teatro no influya en el futuro de Pajarracos, su banda de toda la vida… A ver qué opina de todo esto “Chepas”, su compañero musical… Van también la atleta, Carolina García; la activista vecinal, Silvia Pasarón, y el concejal repetidor —no ha suspendido, es que le gusta este curso— José Luis Huertas.

Hombre, está lo de Centrados y su candidato al Congreso, Javier Arranz… Como usted piensa solo, no hago comentarios sobre este particular, que además los segovianistas lo completan con su aspirante a senador, David de Santos, Jamonete, que es de esos tipos al que parece que la ciudadanía aprecia por limpio de polvo y paja y por su buen trabajo como concejal en Mozoncillo

David de Santos. Candidato al Senado por Centrados.

Me queda hablar de Silvia Clemente, que estoy en un ay esperando a ver si Cs la coloca en algún lugar —puñetas, con lo aseadita que me dicen que tienen la lista al Ayuntamiento los naranjas locales, a ver si al final va a venir uno de Madrid y se la van a estropear— o definitivamente ha llegado el tiempo del descanso político y el trabajo a fondo en tribunales, que los que fueron los suyos parecen estar dejando fluir la información de los ordenadores de la Junta y salen cosas muy feas si se llegan a demostrar finalmente…

Centro ecuestre de Castilla y León.

¡Uf! Qué cansado es esto de la política. Y encima te pasan cosas como a Carmena, la alcaldesa de Madrid, a la que han vuelto a dar el palo en su casita de San Rafael, donde se retira del mundanal ruido. Esta vez pillaron a los cacos. Como “pillaron” esta semana al de IU, Ángel Galindo, en encuentro singular con Guillermo San Juan (Podemos) sin nadie más de los aparatos de ambos partidos… Apurando las posibilidades de la convergencia de izquierdas para el Ayuntamiento de Segovia, digo yo.

La ministra de justicia entre extras.

El otro día estuvo por aquí la ministra de Justicia, Dolores Delgado, en una visita que se puede definir como acto electoral de libro. Vamos, que venía a la foto mientras firmaba el libro de Honor del Ayuntamiento. Hombre, sería conveniente que para estos casos el personal viniera con la lección aprendida, al menos de los asuntos de su departamento que los malvados periodistas tuvieron la ocurrencia de preguntar por el esqueleto parado del conato de edificio de Justicia, en Nueva Segovia. “Pues ya veremos que no tengo ni idea” es la respuesta (versión libre) que se llevaron los informadores. Vamos bien.

Quiero pensar que es que llegaba al Ayuntamiento aturdida por la presencia inesperada de chinos, figurantes vestidos de fiesta para San Fermín corriendo hacia su coche y hombres armados hasta los dientes por la plaza Mayor, todos ellos pertenecientes al rodaje de “Line walker2”, una supreproducción de acción que según calcula la productora ha dejado 270.000 euros en la ciudad en tres días, incluyendo trabajo temporal para unos 150 figurantes… Pues las quejas no han faltado, claro.

Miembros del equipo de rodaje de Line Walker 2 trabajando en la plaza Mayor.

He leído también otras quejas —¿Habrá alguien que escriba en las redes sociales algo que le parezca bien?— por la decisión de la comisión mixta del 1,5% cultural que en su pedrea de inversiones ha otorgado premio a la capital —1,1 millones para la muralla— y a Turégano —500.000 euros para el castillo— que yo creía que eran obras muy deseadas… hasta que se han concedido. Oiga, lo de la gata Flora. (Perdone. A veces me pongo vulgar).

Y así, claro, estoy pendiente de que comiencen las quejas sobre el nuevo edifico del Campus de Segovia, que ya se está entregando a la Universidad, flamante y a estrenar. Bueno, es el complemento a la sede de la UVa que, por supuesto, como se hacen las cosas en Segovia, nació pequeño y hubo que esperar a su ampliación. A ver si hacen inauguración que hace mucho que no me como unos pinchos gratis y estando en elecciones, seguro que son de los buenos.

Uno de los accesos al nuevo edificio.

¡Anda! Como las obras de la variante que un día cortan por aquí, otro por allá… Si, son inconvenientes que hay que asumir pero si lo informaran adecuadamente, mejor, que estos son de los que advierten de los cortes hablando de “tronco 6”, “Vía colectora” y “Desvíos parciales” que hacen las notas un galimatías. Y eso que cuentan con una legión de comunicadores al servicio e Fomento, el Gobierno y sus delegaciones y subdelegaciones y las propias empresas. Mire que es fácil: “Si vienes de Madrid, la vuelta que te toca hoy es hasta la carretera de La Granja aunque a cambio, si sales por ahí, no te hacemos ir a Perogordo”. Y eso que no estudié.

Pero si en todas partes cuecen habas, hombre. Ahí está el fallo que ha arañado Centrados en Segovia anulando el nombramiento de 16 puestos “de confianza” en el Ayuntamiento capitalino, que dice el tribunal que si un funcionario quiere ser jefe de algo no le debe bastar con caerle bien al político de turno que graciosamente le otorgue el despacho, que lo justo es que se lo gane por oposición interna… Caramba. A veces los jueces y yo pensamos igual. ¿Me estará pasando algo?

Y qué mas… Espere, espere. Suena el teléfono. ¡Qué nervios! ¿Me llamarán para alguna candidatura? Ya lo veo: “Justo Verdugo, concejal de la Cosa”. Me queda bien, lo mire por donde lo mire y además, «lo importante es el proyecto».

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

6 Comments

  1. Digo yo señor Verdugo, que esto del Senado pensaba que, amen de un cementerio de elefantes políticos, era algo más serio. Como de gente con preparación y años de experiencia para asesorar y rematar proyectos para el común, leyes, etc. dando un carácter de buen juicio, prudencia y sensatez a la política… pero ya veo que ahora, al parecer, vale cualquiera. Pasa a ser una guardería de infantes sin experiencia en trabajo y, lo que es peor, en la vida.

    Post a Reply
    • Eso lo dice, supongo, porque estará satisfecho con la labor que los senadores que han salido elegidos por Segovia, han hecho en la Cámara Alta por esta provincia.

      La supuesta preparación y años de experiencia que usted insinúa que han tenido hasta ahora los senadores elegidos por Segovia y que según usted han dado un carácter de buen juicio, prudencia y sensatez a la política, a Segovia no le han servido para NADA!

      Post a Reply
  2. Esto de los candidatos se ha convertido en poner en lista a gente ‘buenaza’ con la escusa de que ‘todos los que se dedican a la política son malos’. así, pues oiga, viendo curriculum les damos trabajo o algo que hacer en vez de mirar obras y… vamos tirando.

    Post a Reply
  3. Como siempre señor Verdugo da en el clavo. Prefiero votar a gente honrada y trabajadora que a sabelotodos corruptos o que se deben a favores de los partidos para poder repetir 4 años después y seguir chupando del frasco, eso si, si la candidata de Ceuta viniera por Segovia, iba a tener difícil la decisión de a quien votar…. 😉

    Post a Reply
    • Ser horado, lo somos muchos, no quiere decir estar preparados para las altas magistraturas de un Estado. ¿ha pensado usted que esto de un Senado o un Congreso es una reunión de peña o charanga de barrio? Así nos va.

      Post a Reply

Responder a Rodri Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *