web analytics

El balneario de Fuente Salada (La Losa)

El balneario de Fuente Salada (La Losa).

“…era un sencillo edificio de madera…” (Mariano Santos).

Paraje de Fuente Salada, La Losa (Segovia), al fondo Sierra de Guadarrama.

Paraje de Fuente Salada, La Losa (Segovia), al fondo Sierra de Guadarrama.

Hay una ‘Opinión’ firmada por Mariano Santos, en El Adelantado de Segovia (2012), dedicado a Fuente Salada. En el escrito relata un recuerdo de infancia de dicho paraje –Ver Nota 1-.

Inscripción en el caño de Fuente Salada, La Losa (Segovia).

De camino a su pueblo, Madrona, para junto a la fuente. Santos escribe:

“mentalmente pude reconstruir una visita de mi infancia al entonces balneario”.

Entonces me vino a la mente el circuito que, cuando tenía licencia federativa de ciclista Juvenil, solía hacer en bicicleta pasando por dicho lugar. A veces acompañado por mi padre, que dicho sea de paso me fundía las bielas.

Alguna vez, antes de afrontar la subida hacia La Losa, parábamos a rellenar la ‘cacharra’ en dicho manantial, sólo para refrescarnos, olía a rayos.

Mi padre, Lucio, me hablaba de su poder curativo (será por el tufo le decía yo); pero lo que a mí me llamaba la atención era la leyenda que, perdida entre los líquenes adheridos al granito de la fuente, decía:

“A beneficio de la humanidad doliente…”.

En ella siempre quise leer la continuación, el año [18..] y un tal [.EREZ] al final, pero nunca lo conseguí.

Pileta de Fuente Salada, años 1986-2016.

Pileta de Fuente Salada, años 1986-2016.

Firma de Pelayo Artigas.

Mariano Santos se quejaba, en dicho comunicado, del estado de la canalización del agua entre manantial y pileta-abrevadero cercana. Según comentaba era fácil y sencilla una reparación del conjunto.

Aduce la fama, que mi progenitor me comentaba igualmente, de ser buena para la curación y tratamiento de enfermedades de la piel:

“Yo estoy seguro de que sigue siendo y trataré de poner los medios para que aquello, actualizado y modernizado, se rehabilite”.

Hace cosa de un año, dio la casualidad de que cayera en mis manos una tarjeta postal fotográfica que, aunque no menciona el lugar, si tenía escrito al dorso: La Losa.

La foto, después de consultar con Pedro Peñas (versado en datación de imágenes segovianas: ‘Segoviaymatemáticas’) y, por otras tarjetas de la misma factura que obran en mi archivo, casi con toda seguridad está realizada, a principios del siglo XX, por ArtigasVer Nota 2-.

Así consta en algunas de su puño y letra. La comparación de su firma, con el autógrafo conocido de dicho personaje, así lo confirma.

Noticia del nombramiento de encarga de llaves del balneario.

Noticia del nombramiento de encarga de llaves del balneario.

Continúa Santos en su relato:

“el recuerdo que tengo del uso de aquel balneario lo sitúo en los primeros años treinta del pasado siglo. Mi madre, por su origen, mantenía relaciones de amistad y familia con bastantes personas de La Losa y una señora de este pueblo era la encargada del balneario”.

No sabemos si seguiría siendo la misma persona pero, en 1926, la Diputación Provincial de Segovia, en sesión del mes  de abril, confía la custodia del lugar a una mujer.

El punto del día dice:

“nombrar encargada de las llaves de la Fuente Salada, propiedad de la Diputación, y sita en el término municipal de La Losa a Valentina San Miguel.

Aparte de las horas abiertas al público, comenta Mariano Santos:

 “avisando a la encargada podían utilizarse los servicios”.

El balneario.

 “era un sencillo edificio de madera; había una bañera en una pequeña estancia y en el vestíbulo una chimenea encendida. La amable operaria estaba llenando la bañera con un cubo desde el pozo de la fuente y a la vez calentaba agua al fuego de la chimenea en un caldero”.

 Balneario de Fuente Salada, foto Pelayo Artigas.

Balneario de Fuente Salada, foto Pelayo Artigas.

Detalle del Balneario de Fuente Salada.

Detalle del Balneario de Fuente Salada.

Como podemos apreciar en la tarjeta fotográfica, aparece los animales de tiro de un coche de caballos y varios personajes (dos caballeros con sombrero; dos niños encaramados a la bóveda de la caseta que protege el pozo del manantial, con sus gorritas y otro mozalbete con blusón y gorra de plato, quizá el muchacho encargado, en ese momento, de ayudar en el balneario).

Si observamos en detalle el edificio que aparece en la fotografía, es de madera. Esta fue la pista que me puso en el camino de que la imagen que tenía en mis manos era la del famoso balneario de Fuente Salada.

Terminamos nuestra pequeña historia ‘en torno al Guadarrama’. Eso sí, antes, a la salud de Mariano Santos, démonos un saludable baño o echemos un trago:

“El uso del balneario consistía en el baño preparado en aquella bañera, beber el agua que podíamos coger del pozo y llevar a casa para días sucesivos…”.

 

Nota 1: Situación del manantial de Fuente Salada.

Mapa IBERPIX-IGN zona de Fuente Salada.

Mapa IBERPIX-IGN zona de Fuente Salada.

El paraje de Fuente Salada se ubica en la provincia de Segovia, cercano al piedemonte de la Sierra de Guadarrama, en el término municipal de La Losa,  lindando con la localidad de Madrona -barrio incorporado a la ciudad de Segovia-.

El acceso desde cualquiera de las dos localidades se realiza por la carretera provincial SG P 7211 que une ambos pueblos.

Llegar a pie es complicado, al no encontrar caminos carreteros que accedan al lugar. En compensación, salvo momentos o días puntuales, la vía tiene un tráfico de vehículos reducido -no olvidemos que, caminando por carretera, siempre por el arcén de la izquierda-.

Desde La Losa dista dos kilómetros y cuatro desde Madrona, aproximadamente –Ver plano-.

Plano de la zona de Fuente Salada, IGE 1902.

Plano de la zona de Fuente Salada, IGE 1902.

Si atendemos a planos antiguos, los trabajos del Instituto Geográfico y Estadístico de 1902, ya indican el pozo y la Fuente SaladaVer plano-.

En anotaciones posteriores, letra roja -acotaciones hasta 1953-, podemos ver la indicación de ‘Casa de Aguas minerales’.

El mapa del IGN, 1:50000 483-Segovia, indica únicamente el símbolo de ‘manantial’.

El paraje, con la serranía de la Mujer Muerta de fondo y bellos prados y arbolado en rededor, está regado por el río Milanillos y el antiguo arroyo denominado ‘Madrones’. Actualmente aparece como arroyo San Pedro (suponemos cristianado por la recoleta ermita románica que, camino de La Losa, podemos ver perdida en la arboleda).

El río aparece en mapas antiguos como ‘Vilanillos’.

Pozo-manantial de Fuente Salada, La Losa (Segovia).

Pozo-manantial de Fuente Salada, La Losa (Segovia).

De la fuente escribe Cortazar, en su Descripción Física y Geológica de la provincia de Segovia (1891):

“[…] está al norte de la Sierra de Guadarrama, cerca del contacto de la creta y el terreno granítico. Es un doble manantial que se recoge en una fuente a la que los naturales llaman de La Salud. Sus aguas las describe como claras, transparentes, de olor a huevos podridos [por el ácido sulfídrico], sabor repugnante, de una densidad poco mayor que la del agua destilada, desprende burbujas gaseosas y tiene la temperatura constante de 15º C.”

Aunque Cortazar indica que no hay un análisis completo, sí indica el realizado por un antiguo médico de Aranguez, José Bibiano:

Hidrógeno sulfurado, aire atmosférico, carbonato sódico, carbonato cálcico, carbonato magnésico y cloruro sódico.

Un espacio que bien merece una parada en el camino y una detenida visita

 

Nota 2: Tarjeta postal fotográfica de Artigas.

Fotografía y autógrafo de Pelayo Artigas Corominas.

Fotografía y autógrafo de Pelayo Artigas Corominas.

Pelayo Artigas y Corominas, doctor en Ciencias físico-matemática, ejerció docencia en Segovia hasta 1911 y posteriormente en Soria. En Segovia daba clases para el duro examen de acceso a la Academia de Artillería.

Socio fundador de la Sociedad Matemática Española y académico correspondiente de la Real Academia de la Historia y de la de Bellas Artes de San Fernando.

Fue gran amante de la naturaleza, la historia y cronista de Ayllón (Segovia).

La revista Castilla la Vieja, editada en Valladolid, le dedicó una reseña como ‘intelectual castellano’.

En ella hace mención a los distintos trabajos literarios, científicos, históricos y profesionales que publicó. Indicando la importancia de la “…recopilación de datos interesantes de la provincia de Segovia, ilustrados con varios centenares de fotografías”.

Artigas fue asiduo colaborador de distintas publicaciones como Blanco y Negro, Alrededor del Mundo…, así como en boletines y revistas de distintas Academias e instituciones.

La tarjeta postal ilustrada que mostramos, realizada por Pelayo Artigas, con el paraje de la Fuente de Salud de La Losa, la datamos, circa 1906-1910.

Del mismo viaje puede ser la toma del pueblo de La Losa que reproducimos.

 La Losa (Segovia), foto de Artigas.

La Losa (Segovia), foto de Artigas.

Para saber más de nuestro personaje, nos remitimos al libro editado por la Academia de Historia y Arte de San Quirce, titulado Ayllón en la Historia, Segovia 1992.

La obra recopila trabajos publicados por Pelayo Artigas, con una semblanza inicial de su hijo José.

Portada del libro ‘Ayllón en la Historia’ de Pelayo Artigas.

Portada del libro ‘Ayllón en la Historia’ de Pelayo Artigas.

Recordemos, como muestra de su interés científico, los distintos artículos publicados sobre el eclipse total de sol, de 1905, observado desde Ayllón.

La excursión científica para ver el fenómeno partió de Segovia. En la misma participaron varios intelectuales de la época. Utilizándose diversos aparatos para la observación, estudio y toma de fotografías de la ocultación del astro rey.

La comisión organizadora del viaje tenía como secretario a Pelayo Artigas y como presidente a Félix Gila.

Gila esbozó un proyecto de ruta y económico que fue expuesto en los salones de la Sociedad Económica de Amigos del País.

Félix Gila, doctor en ciencias y periodista, fue pionero en el estudio científico de la Sierra de Guadarrama.

Junto a otros cinco acompañantes, tiene asegurado un lugar de privilegio en la cumbre de Peñalara. En 1890 realizan la primera ascensión, documentada, a su cima.

En la crónica de la subida manifiesta que dejaron un documento acreditativo de la hazaña dentro de una botella – Relato que incluí en el Cap. 9 del libro Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama– Editado por el IGM y OAPN.

Posteriormente asciende a la Mujer Muerta junto a José Rodao

 

Autor: Juan Pedro Velasco Sayago

Blog de montañismo y excursionismo sobre el Guadarrama, a cargo de Juan Pedro Velasco Sayago. (Coordina el Blog 'Retrosegovia', publicando temas relacionados con la tarjeta postal ilustrada de Segovia).

Compartir en

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *