web analytics

El árbitro salva in extremis un punto de la Sego ante la Ponferradina

Partido del miedo, entre un grande venido a menos, la Ponferradina (antepenúltimo), y un novato en la categoría, la Segoviana (penúltimo), resuelto con empate a cero que no arregla nada y deja a la parroquia de la Albuera sin conocer la victoria en casa. Tampoco pierden los de Abraham, y ya van seis consecutivos, pero a falta de puntos las distancias con la salvación se van agrandando. La Gimnástica Segoviana sigue estudiando la categoría.

Juego insulso por ambos equipos, que salieron a controlar olvidándose de trenzar jugadas de ataque. En la primera parte las ocasiones llegaron de la mano de la Ponferradina con dos errores de bulto de la defensa azulgrana, resuelto con sendas intervenciones prodigiosas de Pablo, probablemente, el mejor del partido.

En la reanudación la Ponferradina intentó tomar el mando, sin conseguir tampoco transmitir peligro, al revés, aprovechando los huecos la Segoviana dispuso de una ocasión de oro que marró Quino, y otra gran ocasión de Ayrton, con impresionante cabezazo al borde del pitido final, que atajó increíblemene el meta amarillo. A continuación el lío: en la jugada posterior la Ponferradina envía un balón al área en tres pases y Andy ejecuta a la perfección una parábola para salvar la salida a la desesperada de Pablo. Justo lo que no habían hecho los visitantes en todo el encuentro. Gol y la grada helada.  El partido estaba en el descuento pero con un minuto por jugar, pero tal vez entendiendo la verdad, que los visitantes no habían hecho demasiados méritos para llevarse el partido, el árbitro anuló el gol argumentando que había pitado el final del encuentro, centésimas de segundos antes de que Andy marcara. Un santo, el árbitro, lo que se dice un santo.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

3 Comments

  1. Un auténtico regalo. Eso sí, la Ponfe no jugó nada bien. Reparto justo de puntos

    Responder
  2. No soy aficionado al fútbol,me dan igual uno y otro equipo,vi el final del partido por casualidad..la realidad es que el jugador pateo el balón cuando ya se había pintado el final del partido…un golazo, las cosas como son,pero disparo fuera de tiempo..el árbitro pito un pitido,el otro disparo y el árbitro pito otros dos pitufos..aficionados del equipo amarillo así lo reconocían también al salir del campo

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *