web analytics

Dos vías provinciales cortadas por desbordamiento del Eresma y el Zorita

El Eresma, en Carbonero de Ahusín.

Demasiado agua. La tromba de lluvia de la noche y madrugada del 16 de abril ha disparado las alertas en varios puntos de los ríos a su paso por la provincia de Segovia y obligado al corte de varias carreteras por el desbordamiento de los cauces. Aunque los niveles han descendido durante el día de hoy, los temores a nuevas crecidas siguen presentes por el aviso del ascenso de las temperaturas y las posibilidades de deshielo de la nieve acumulada en las montañas.

Carretera autonómica en Carbonero de Ahusín.

En Marugán, la carretera de conexión con Sangarcía registró anegamientos del Zorita, por lo que fue cortada ya en la tarde-noche del domingo 15 de abril. Se reabrió pero el incremento del caudal del río ha obligado a cortar el tráfico por la zona “de manera preventiva” a lo largo de la jornada del 16 de abril, según informan responsables de Acción Territorial de la Diputación de Segovia que a esta hora mantienen abierta la vía.

 

El Eresma se ha desbordado en diversos puntos de la provincia, pero la afectación en el tráfico se concretaba, en la mañana del 16 de abril, en la SG-V-3312, carretera de conexión de Carbonero de Ahusín a la A-601, que comunica también con Añe y Garcillán. Al paso por el Eresma la carretera se ha cortado al tráfico. En ambos casos, la previsión es que los cortes se levanten a lo largo del día de hoy, una vez ha pasado el frente de lluvias que descargó la noche del domingo en Segovia y con pronósticos de que no se produzcan más tormentas.

La pasada madrugada, los responsables de la Diputación también decidieron cortes puntuales en la carretera de unión entre la localidad de Cantimpalos y la autovía de Pinares, aunque el paso por esa carretera ya se ha normalizado totalmente, según comunica el gabinete de prensa de la administración provincial.

En la capital, durante la madrugada, los ojos permanecían puestos en el río Eresma, especialmente a su paso por la casa de la Moneda, donde el nivel del río por las crecidas de afluentes como el Ciguiñuela y el propio Eresma provocaron la subida de hasta 11 puntos en el nivel del río, que sin embargo recuperaba la normalidad durante la mañana.

El nivel del Eresma a su paso por la Casa de la Moneda se normalizó durante el día.

Más se complicaron las cosas en otros puntos como Lagunilla de Duero, donde el río Riaza superó el nivel de alarma y acumula un caudal que supera los 25,5 metros cúbicos por segundo, por encima de los niveles de tranquilidad. Y las previsiones advierten que seguirá creciendo.
También en Sepúlveda se mantienen los ojos de los técnicos de la CHD en el flujo de agua del río Duratón, en los 30 metros cúbicos por segundo que hace que en ese cauce esté declarado el nivel de alerta ante presumibles crecidas.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *