web analytics

Dos detenidos y 7 investigados en Segovia por fraude con la carne de caballo

Dos segovianos han sido detenidos y otros siete están siendo investigados en Navas de San Antonio y Escalona a resultas de una macro-operación europea contra el fraude en la comercialización de carne de caballo. En el caso de Segovia, y según explica El País, se investiga un matadero que podría ser una de las bases de operaciones de un grupo multinacional especializado en comercializar carne de caballo no apta para el consumo humano.

En el centro de la operación Gazel, desarrollada en coordinación con Francia, Portugal, Bélgica, Italia, Rumanía, Suiza, Holanda y Reino Unido, está el empresario holandés Jan Fasen, ahora detenido. Todo arranca en  2013 cuando fueron detectadas en Irlanda hamburguesas de vacuno que contenían carne de caballo, iniciándose una investigación para determinar el origen. Se vieron afectadas por esta investigación empresas comercializadoras, fabricantes de productos congelados y restaurantes de comida rápida, llegando a la conclusión de que detrás de esta trama podría estar el ciudadano holandés, muy conocido en el mundo de la comercialización de carne de caballo, que en aquel momento estaba en paradero desconocido.

Aunque en algunos análisis se detectó fenilbutazona, al ser esta presencia muy leve, se descartó que pudiera ocasionar problemas de salud y la investigación se centró en el fraude alimentario. Este descubrimiento generó cierta alarma social en los países afectados al comprobar que no era un hecho puntual sino que casos similares se estaban dando en la mayoría de los Estados europeos. Desde entonces y a raíz de estos hechos la Guardia Civil ha venido estableciendo una red de alerta y control sobre este tipo de alimentos.

Inicio de la Operación “Gazel” 
El pasado verano se detectaron indicios atípicos en el sector de la comercialización de la carne de caballo. Agentes de la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente de la Guardia Civil iniciaron una investigación que permitió comprobar la existencia de una trama que adquiría caballos en malas condiciones, viejos o, simplemente, bajo la calificación de “No aptos para consumo” y los sacrificaba en dos mataderos concretos, uno de ellos al menos podría estar ubicado en Segovia. Estos animales procedían de Portugal y de varios puntos del norte de España y eran distribuidos de diversas formas, aunque principalmente su carne era manipulada en una planta y desde allí enviada a Bélgica, país líder en la exportación de carne de caballo de toda la Unión Europea.

Los investigadores concluyeron que la parte española de la trama era  una pequeña porción de una  estructura  extendida por toda Europa bajo el control de Fasen y que podría haber supuesto un fraude de 20 millones de euros.

A lo largo de la operación Gazel la Guardia Civil desplegó a más de 300 agentes del Cuerpo de distintas especialidades en dieciocho provincias, registrando simultáneamente 29 ubicaciones, y realizando una veintena de inspecciones, procediendo a la detención de 65 personas por maltrato animal, falsedad documental, prevaricación, contra la salud pública, blanqueo de capital y organización criminal.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *