web analytics

Documentos internos avalan que el bus de Vía Roma salió averiado el día del siniestro

«Sale el autobús con las puertas abiertas (es peligroso). * Fallo nivel, líquido de dirección muy bajo. *Fallo luz roja regulador motor stop«. Así reza el parte de estado -«hoja de autobús»- del vehículo número 2839 del 14 de agosto. Es el autobús que pocas horas después quedó desfrenado en la avenida Vía Roma de Segovia, a consecuencia de lo cual arrolló a nueve vehículo, resultando cinco personas con heridas de diversa consideración, en el accidente más grave de la obsoleta flota de autobuses municipales, servicio que el Ayuntamiento de Segovia mantiene adjudicado a la filial del grupo Avanza, Urbanos de Segovia.

Cada día al empezar y acabar su servicio los conductores  de la flota municipal de autobuses deben firmar un parte en el que se da cuenta del estado del vehículo e incidencias acaecidas. Según la copia a la que ha tenido acceso acueducto2.com, el día anterior el autobús finalizó su ruta a las 23:10. A las 7:15 del 14 de agosto emprendió una nueva jornada y sobre las 15:00 horas se produjo el relevo, momento en el que el conductor saliente detalla las anomalías detectadas durante la jornada. El documento es firmado tanto por el conductor saliente como el entrante (identificados con número y firma, pixelados en la imagen que publicamos), en tanto una copia queda en poder de la empresa.

Ninguna de las tres averías detectadas explica por si sola el percance sufrido por el vehículo cinco horas más tarde del cambio de turno, pero desde luego ensombrece la versión oficial, difundida por la propia alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, poco después del accidente y que literalmente y en nota difundida por el consistorio destacaba que «el autobús implicado en el suceso no tiene ningún problema mecánico. De hecho ha vuelto circulando a la base. La Policía Local investiga otras posibles causas del siniestro», abundando así en la hipótesis de que el siniestro era exclusivamente imputable a negligencia o error de la conductora del vehículo. 24 horas después Luquero insistía en esta teoría.

Cuatro medidas de seguridad

Una persona observa el escenario tras el suceso.

Fuentes del sector detallan que el modelo Mann siniestrado, adquirido de primera mano en 2014 y con la ITV pasada en Valverde del Majano (la pasan cada 6 meses), dispone de tres mecanismos en prevención de situaciones como la vivida el primero de agosto. Uno es el freno de mano estándar, mecánico, situado a la derecha del conductor. Dado que los autobuses urbanos están continuamente parando, existe otro freno eléctrico o de retardo; cuando un conductor realiza una parada activa este freno. Estos dos, y especialmente el eléctrico, son los que se usan en el día a día. Existe además un tercer sistema de seguridad, un bloqueo hidráulico que, teóricamente, impide proseguir con la marcha del vehículo  si se percibe la puesta en marcha espontánea del vehículo, además de un sistema general que detiene el vehículo si las puertas no están debidamente cerradas, este sí directamente relacionado con el problema de «las puertas que no cierran» del que se advierte en el parte.

Si cualquiera de estos  dispositivos funcionase con normalidad el accidente no se hubiera producido. De estos tres, solo el freno de mano es responsabilidad directa del conductor, si bien cuenta a su vez con una medida adicional preventiva consistente en que la puerta del conductor se bloquea si no está echado el freno manual; el conductor no puede salir por su puerta sin antes echar el freno. En el caso del suceso del 14 de agosto también falló esta cuarta medida de seguridad.

Encender y apagar

Las informaciones disponibles apuntan a que el 14 de agosto el autobús 2839 empezó el turno de tarde con importantes deficiencias eléctricas y mecánicas detectadas por el conductor del turno de la mañana y conocidas por la empresa. A las 19:24, y ante el insistente encendido de «los chivatos» de avería (relacionado con el regulador del ralentí), desde la central de autobuses se conminó a la conductora a efectuar una parada y resetear el control electrónico del vehículo. La conductora activó el freno eléctrico pero no el manual, automáticamente debía haberse bloqueado la puerta del conductor, pero no fue así. La conductora bajó del vehículo, dejando la puerta del conductor abierta, y siguiendo las instrucciones procedió al «enciende y apaga», momento en que se desactivó el freno electrónico. El vehículo se puso entonces en movimiento siguiendo la pendiente, momento en el que debería haberse activado el tercer mecanismo de bloqueo de emergencia de la marcha. Tampoco.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

14 Comments

  1. Y digo yo, qué culpa tiene la alcaldesa de que un autobús de 4 años salga así de la nave de la empresa, será culpa de el encargado de la empresa que es el responsable directo para que todo funcione en orden

    Post a Reply
    • Las culpas al maestro armero, en política, no existen. Si se pone en funcionamiento un servicio municipal insuficiente, a todas luces, hay responsables políticos. Aquí y en la Conchinchina. Otra cosa son las ‘luces’ que tenga cada uno, ejerciendo funciones o comentando. Para eso cobran y bien; de nuestros impuestos los unos y los otros, directa o indirectamente.

      Post a Reply
  2. La voy a contestar con otra pregunta JJ, ¿y por qué la alcaldesa salió diciendo que el accidente había sido provocado por un fallo humano, en concreto, por culpa de la conductora?

    ¿Por qué dijo que el autobus estaba en perfectas condiciones?

    Ahora saldrá diciendo que ella no sabia nada… que el problema es de la empresa de autobuses…

    Y sí… Tiene su parte de culpa la Señora Luquero: si una empresa no cumple, en condiciones, contrato con el Ayuntamiento, la máxima responsable del Ayuntamiento es (aunque durante poco tiempo más) la señora Alcaldesa y sus secuaces.

    Post a Reply
  3. La señora Luquero tiene su parte de responsabilidad, dado que supervisa y dirige la ciudad y sus servicios. Esto forma parte del cargo y además cobra por ello un complemento. Que no tiene que revisar los autobuses, esta claro (menos para mucha oposición), pero que tiene que hacer que los servicios funcionen correctamente, si. Por tanto, ella es responsable de, en este caso, mantener el estado lamentable de la flota y de dirigir y gestionar un contrato que está muy por encima de los conocimientos de ella y de los que están a su cargo y no son capaces de sacarle adelante. Si desgraciadamente hubiera acabado en tragedia supongo que ya no sería alcaldesa pero así hace de su capa un sayo…
    De lo que también tiene responsabilidad es, amparada en su poco señorío y elegancia, de echar la culpa incluso al trabajador de turno que llevaba ese día el autobús. Segovianos y segovianas que tienen gatos, espabílense que pronto sus mininos tendrán la culpa de todo!!!

    Post a Reply
  4. Lo que está claro es que si el pliego de condiciones y la adjudicación del nuevo contrato se hubiese hecho en tiempo y forma no estaríamos así, y todo por intentar arañar un puñado de votos en las próximas elecciones municipales, ojalá se la vuelva en contra señora Luquero.

    Post a Reply
    • Solo la faltaba a la aldea ponerse el mono de mecánico y revisar uno por todos los buses, coches y motos policía, coches servicios operativos, dependencias instalaciones municipales…..no sean absurdos, el responsable es el que dejó salir ese bus estando mal y la conductora que se tenía que haber negado a usar ese vehículo si tan peligroso era, y por supuesto echar el freno mecánico ( primera lección de autoescuela)..estoy seguro que la alcaldesa es la primera interesada en que vehículos averiados no circulen ,

      Post a Reply
      • A ver Fran, los autobuses están todos para la chatarra. Simplemente úselos (dudo lo haga). El problema principal es que nuestros representantes políticos no han tomado un bus nunca. Alguno tiene suficiente con el coche oficial. Y no hace falta ponerse un mono, ni para subir, ni para tener parte en la mala gestión de este servicio. Lo que usted apunta se llama echar balones fuera o simplemente ‘y tú más’ tan de moda. A la señora alcaldesa, con mis respetos, búsquese otros defensores y otro gabinete de asesores.

        Post a Reply
  5. Por cierto, ¿de qué estaríamos hablando ahora mismo si en vez de «alcaldesa» hubiera sido «alcalde»?… de MACHISMO!! «la culpa ha sido de una MUJER conductora y tal y tal…» ¿y si encima hubiera sido del PP en vez de socialista? puffff, entoces ya no os quiero ni contar…

    Post a Reply
    • Sí señor, ha dado usted en el clavo.

      Pero como es alcaldesA y no alcalde pues no pasa nada.

      Si hubiera sido alcalde le fríen las feminazis. Como es alcaldesa miran para otro lado.

      Post a Reply
  6. Más claro el agua , basta de mentiras y de intentar escurrir el bulto al más débil , alcaldesa dimisión y gerente de la empresa , a parte de cobarde , dimita por respeto a los ciudadanos

    Post a Reply
  7. Nadie achaca a la alcaldesa del accidente. Si acaso su responsabilidad será subsidiaria por tener la flota como la tiene. El asunto es que Luquero salió a los pocos minutos del accidente diciendo que no era cosa suya, que era un error de la conductora, y que el autobus está en perfecto estado. Eso no es cierto. Así que lo que hay es un intento de escurrir el bulto cargando las tintas sobre el eslabón más débil, el currante, que también tiene su responsabilidad seguramente, pero al que no se le puede poner en disparadero, como hizo Luquero, simplemente para salvar el culo ante la opinión pública. Que pida perdón.

    Post a Reply
    • Más claro, el agua! No se puede explicar mejor!

      A ver si todos los que dicen que no es culpa de la alcaldesa y tal… Se tragan un poco sus palabras…

      Post a Reply
  8. Y que ha pasado con la conductora, creo que no la han renovado el contrato.
    Que alguien se preocupe de este tema también

    Post a Reply
  9. Mucho interés tiene la señora Luquero en mantener el contrato a la empresa Avanza cuyo responsable Iñigo Prado estuvo relacionado con el caso de corrupción Pokemon véase en internet

    Post a Reply

Responder a Aprendiz de Verdugo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *