web analytics

Discreción parcial

Cabreo monumental el que se agarró la alcaldesa, Clara Luquero, cuando este martes leyó en acueducto2.com los detalles del avance del concurso de transporte urbano que colocan en primera posición provisional a CTSA, la empresa del grupo Avanza, el mismo que presta el servicio actualmente.

Como en un colegio de primaria, la alcaldesa reunió a primera hora a los portavoces de la oposición para abrir investigación sumaria sobre el origen de la filtración mientras su aún mano derecha, José Bayón, alertaba de los riesgos penales de tamaña filtración del contenido de la reunión de la Mesa. Aún sigue buscando las fuentes de la información y clamando por el secreto del contenido. Difícil empresa.

Y es que en ese encuentro estaban presentes, para empezar, la propia Luquero y Bayón, los mismos que presumen de no tener secretos para los miembros de su equipo a los que, según ese discurso, darían cuenta ese mismo día de la marcha del proceso. Bueno, a lo mejor no se lo dijeron a Ramón Muñoz Torrero como la última vez que se reunió la Mesa, pero sí al resto. Ya tenemos una docena de conocedores del proceso y por tanto, potenciales divulgadores, voluntarios o por indiscreción.

Tres cuartas de lo mismo le puedo decir de los portavoces de la oposición, integrantes de partidos y grupos a cuyos compañeros, también me consta, que lo he preguntado, se les dio cumplida información de lo acontecido en la Mesa. El grupo de presuntos confidentes sigue creciendo.

Pero es que en la puerta de la sala donde se reunía la Mesa estaban apostados ¡una decena! de representantes de las empresas concursantes que cuando se marcharon del Ayuntamiento sabían con detalle, porque se lo habían contado, quien y por qué era el primero, segundo o tercero en la clasificación provisional o que el primero le saca 16 puntos al tercero y por qué. Caramba, ya hay para jugar un partido de fútbol incluyendo reservas entre los conocedores del “secreto” y eso que no hago referencia a los funcionarios, bedeles y quien quisiera pasar por la puerta de la sala de marras que insonorizada, lo que se dice insonorizada, no está.

Teniendo en cuenta que la obligación de un periódico es la de informar con veracidad y prontitud de los acontecimientos que puedan interesar al lector y, a la vista está, siendo fácil contrastar esta información en concreto, los intentos de Luquero de administrar la información de acuerdo con sus necesidades y las advertencias a la oposición para que “esto no vuelva a ocurrir” tienen corto recorrido.

Tengo un ejemplo que me viene como anillo al dedo. El proceso de adjudicación de la línea de autobús entre Madrid y Segovia seguido en el Ministerio de Fomento —el paralelismo es tal que también estaban en liza Avanza, La Sepulvedana y otras empresas— ha estado relatado casi al minuto mediante puntuales comunicados a las redacciones por un colectivo de usuarios. Pues eso.

Al margen de las cacerías de brujas, lo cierto es que la urgencia por la adjudicación del transporte por autobús en Segovia parece generar cierta ansiedad en los gobernantes municipales. Luquero, que quiere llevar a toda costa la aprobación al pleno de la primera semana de octubre, está dispuesta para ello incluso a correr riesgos como el de acudir a la Mesa de Contratación en minoría frente a la oposición —dos de sus concejalas titulares no asistieron, al parecer porque disfrutan merecidas vacaciones— que perfectamente podría haber tumbado la aprobación del famoso informe del sobre dos. Los portavoces, dicen que en un ejercicio de responsabilidad y para desmentir el argumento de que entorpecen el proceso se abstuvieron y en el caso de Centrados, hasta votó a favor.

Por otra parte, en la oposición hay quien se queja periódicamente de que sea el mismo técnico que da por buenos los informes de la actual concesionaria sobre el funcionamiento de servicio —ya sabe, no inspecciona personalmente “por falta de tiempo”— el mismo que ha elaborado el pliego del concurso y también el que estudia, valora y puntúa las ofertas… Como no veo que se produzcan impugnaciones formales, será que los mismos concejales dan por hecho que esto es lo normal.

Pues a esperar a los puntos del sobre tres y la propuesta definitiva de adjudicación para su debate en el pleno. Es dudoso que ese sea el fin del proceso porque se da por sentado que las empresas que no resulten agraciadas con el contrato —50 millones en 10 años— acudirán al Tribunal de Recursos Contractuales casi automáticamente, así que habrá otros dos meses, más o menos, de espera a un pronunciamiento y tras esa resolución, otro más para la firma del contrato y puesta en marcha del servicio, y al menos seis añadidos más para que se “fabriquen” los nuevos autobuses. Y mire que todas las concursantes dicen que se los comprarán al mismo fabricante, Mercedes, aunque claro, quedaría feo que ya los fueran pidiendo y ya que pague la que gane…

Tras dos años de prórroga y retrasos entiendo las prisas pero la terca matemática parece apuntar a que es difícil que la campaña electoral de mayo se pueda hacer a bordo de un urbano nuevo. Pero no lo cuente por ahí, que es un secreto.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

2 Comentario

  1. Vale, en bajito ¡ja, ja, ja! Está claro, cada vez más, que donde no hay no roban…

    Post a Reply
  2. Por lo que leo en el artículo. ¿El Sr.Técnico municipal no se llamará D.Juan Palomo?

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *