web analytics

Derrota de la Segoviana en Villarrobledo, 2-1, pero opciones intactas

Derrota en Villarrobledo. Foto Juan Martín «Chas» para Gimnástica Segoviana.

Del mal el menos. La Gimnástica Segoviana sale de Villarrobledo derrotada pero viva, si bien con la convicción de que los manchegos son un equipo «duro de roer». Saben a qué juegan, se posicionan bien, con peligro arriba. Esto no va a ser nada pero que nada fácil.

Para empezar habrá que enjugar el 2-1 a favor del Villarrobledo, aunque el gol de penalti de Mika vale oro pues con un 1-0 en la Albuera sirve la eliminatoria a los de Manu. Habrá que también salir más atento. Saltó mejor al campo el Villarrobledo, que a los pocos minutos estrellaba un disparo al palo. Primer aviso, que sacudió la modorra de los segovianos, que al poco replicaban con otro palo.

Con un 4-4-2 los manchegos se apoderaron de los carriles y en el minuto 21 un gran pase desde el lateral al delantero local, Juanma Montero, libre de marca en la frontal del área pequeña. Gol y jarro de agua fría para la Gimnástica. Los locales se posicionaban mejor, tocaban con criterio y no daban opciones a los segovianos. A destacar un tiro al travesaño de los segovianos.

Había que marcar. En la reanudación salió con más electricidad la Segoviana, apoderándose del encuentro y empezando a frecuentar el área rival. En esto llegó un discutible penalti a Agus Alonso, que trasformaba Mika impecable como siempre. Era el minuto 14 de la reanudación y la Segoviana había encontrado petróleo, un gol a domicilio de doble valor, que sin embargo fue rápidamente neutralizado por los locales, otra vez en jugada de banda que culmina con el susodicho Montero solo en el área y batiendo a placer la meta de Facundo. 2-1.

De ahí al final del encuentro la Segoviana puso cerco a los manchegos, con mucha tensión, jugadas polémicas, y peligro atrás, pues con los de Manu en modo ofensivo abundaban los vacíos en la zaga segoviana. La buena noticia es que el Villarrobledo no supo aprovechar esta situación para clavar un 3-1 que hubiera puesto las cosas más que difíciles para el partido de vuelta. La mala para los azulgranas es que la Segoviana tampoco. Se generaron ocasiones, pero la falta de acierto, las decisiones arbitrales o la mala suerte frustraron el empate, más que merecido a tenor de las ocasiones. El partido terminó con mucho riesgo para ambos equipos, con la Sego volcada en el empate e infartantes penetraciones de los locales.

Visto lo visto, un 2-1 que no hace justicia a los esfuerzos de la Gimnástica, pero que gracias al penalti transformado por Mika mantiene intactas las opciones de pasar de fase en la carrera al ascenso. Continuará el sábado 15 de junio con el factor campo a favor y, esperemos, una grada rebosante que dé alas al equipo.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *