web analytics

De los tribunales al Congreso hay algunas paradas de autobús

A estas horas me imagino a Mariano Rajoy preguntándose en qué caja tiene metido el pijama de los domingos después de la mudanza expres que le ha tocado hacer, a la vez que mira de reojo cada cinco minutos su teléfono imaginando que se habrá roto porque la máquina no suena todo el rato como antes. Menuda semanita esta en la que el personal se ha puesto a hacer coherente lo que antes no lo era aunque mire, así es el parlamentarismo que quita y pone presidentes según dicten las mayorías así pues, el gallego al destierro con doce de los suyos —le espera polvo, sudor y hierro— y el madrileño, a formar Gobierno con un grupo de diputados que no llega a la cuarta parte del hemiciclo. Ni río ni pataleo. Me preocupo.

Lo de la composición del nuevo Gabinete de Gobierno se sabrá este lunes aunque por aquí ya hemos visto titulares de esos que fuerzan la mueca que me he encontrado con uno de agencia en el que Clara Luquero “se autodescarta” como ministra. Pues vale, yo también lo hago y me ha dicho mi cuñado que él también aunque, claro, para ambos sería “un gran honor” aunque vamos a esperar a que alguien nos llame para ofrecernos la cartera gorda esa que dan. ¡Qué cosas se leen!

Aceves, Sánchez y Tudanca.

Y sigo con el teléfono, que el secretario provincial del PSOE, José Luis Aceves, reconocía horas después de triunfar la moción de censura de Sánchez que no le había llamado para felicitarle porque se había quedado sin batería. Algún tiempo después le contaba a mi jefe que ya había encontrado un enchufe (eléctrico) y le había puesto un mensaje, justo antes de soltar eso de que aunque el nuevo Gobierno se quedará con los presupuestos generales a los que se opuso va a ser “poco tiempo”, que en enero habrá cuentas socialistas, socialistas. ¿Ve lo que le decía de dar coherencia a la incoherencia? Los del PP dicen que van a presentar vetos a los mismos presupuestos, los suyos, en el Senado, donde tienen mayoría. ¡Que se chinche el PNV!

Por estas tierras anda uno de los implicados directamente en el lío que se ha montado, el exdiputado, Jesús Merino, al que la única medida cautelar que se le ha impuesto tras la condena de tres años y nueve meses por su relación con la trama Gürtel ha sido la retirada del pasaporte y la visita quincenal obligada al juez.

Soto y el abogado Rodríguez Ramos.

En esas cosas le acompaña su abogado, Luis Rodríguez Ramos, que ya sabe que ha encontrado clientes en Segovia, todos de la misma época. Por ejemplo, representa al expresidente de Caja Segovia, Atilano Soto y otros en los casos de la entidad de ahorro. Por cierto, el Supremo ha decidido mantener abierto el último resquicio para que se juzgue a Soto y los consejeros que decidieron la hipoteca del Torreón de Lozoya. El 13 de junio es el día señalado para el carpetazo final o el inicio del proceso de juicio oral en el que está empeñado IU, autora del recurso.

Los de la formación de Ángel Galindo andan dando vueltas también a la forma que le dan a la candidatura de las próximas municipales que eso de la marca “Unidas” con los apellidos Podemos, IU, Equo y los que vengan no está demasiado claro, que dice el portavoz municipal que él sería un buen número uno, que se lo ha currado en el Ayuntamiento junto a su equipo y que no sabe nada de los de Podemos de Segovia desde hace dos años, que al parecer no encuentran tiempo para responder a las propuestas de reunión que les han hecho. Bueno, suena a estrategia política de los morados porque no será desorientación ¿No?

Ya me he metido en el Ayuntamiento y mire que había empezado con la alta política. En el Consistorio se oyen cosas como que un colectivo como el de los conductores de autobús no tiene derecho a hacer críticas al servicio que se presta y menos al equipo de Gobierno, que lo dice la alcaldesa, Clara Luquero, mientras se agarra a las encuestas de satisfacción que hace a medida la empresa para decir que el personal está contentísimo con los autobuses. No debe haber línea de urbanos al Sotillo.

Un urbano roto el jueves, a la vez que Luquero rechazaba las quejas de los conductores.

Siempre es enriquecedor escuchar a la regidora que cuenta cosas como que hay una funcionaria —una, el resto está a otras cosas del torrente de actividad que hay en el Ayuntamiento como se refleja en los densos plenos y Juntas de Gobierno local—dedicada a elaborar las complicadísimas normas de gestión de la estación de autobuses —esas que hace más de un año se dijo que iban a estar en unas semanas— y el trabajo debía marchar muy requetebién… hasta que saltó lo del aparcamiento de José Zorrilla y claro, se volvió prioritario establecer el documento para gestionar aquello desde el ayuntamiento —ese que Alfonso Reguera dijo en febrero a los vecinos que estarían en unas semanas— y claro, ni una cosa, ni otra. Un poco de comprensión, caramba.

Bueno, si total ya vienen las fiestas de San Juan y San Pedro con sus espectaculares conciertos, dianas y pasacalles y paseos de gigantes y cabezudos. La televisiva Samantha Vallejo Nájera pregonará el asunto y Wyoming se encargará de la doctrina. Bueno, al menos este año no viene Eva H, que hay que alternar los ponentes, perdón, los artistas.

Y entre medias, circo en el Peñascal. Ojo, circo contemporáneo, nada de payasos con bocina y flores que echan agua, ni leones, elefantes o perritos, que eso es muy rancio. No se lo pierda, que usted, como cada uno de los 50.000 segovianos, paga unos 40 céntimos por la entrada para ver a los saltimbanquis modernísimos y contemporáneos cuyo cartel ha diseñado, otra gran novedad, la artista local Mónica Carretero.

Obras para la delimitación de los cimientos de la Casa de Reyes.

Más espectáculos. Habrá toros en las fiestas, que vienen Morante, Talavante y Manzanares aunque me preocupa que hagan una gran faena porque la Puerta Grande de la plaza está en obras para buscar los cimientos de la Casa de Reyes, el nuevo quebradero de cabeza para el departamento de Urbanismo donde ya saben que son amigos de decir no a cualquier negociación hasta que la otra parte tiene la sartén por el mango.

A ver cuánto nos cuesta esta.

Autor: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Compartir en

1 Comentario

  1. Pues doña clara para ‘Transporte’ no iría mal. Digo, no sé.

    Editar respuesta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *