web analytics

Contratación elimina a la ganadora del suministro de los accesos a Zorrilla

El aparcamiento de José Zorrilla está gafado. O al menos eso parece. Con las largas obras de adecuación terminadas y con los precios públicos y tarifas recién aprobados por el pleno del 28 de diciembre todo parecía indicar que los compromisos de reapertura “inminente” iban a cumplirse esta vez pero de nuevo han aparecido pegas que provocarán un nuevo retraso, “quizá de un mes” aventuran fuentes municipales sin demasiado convencimiento.

El nuevo problema proviene del contrato para la instalación de los controles de acceso a la infraestructura, un concurso que ya se había resuelto en favor de la empresa catalana Meypark por 65.894 euros, a la que sólo le faltaba por cumplir el trámite administrativo de presentar la correspondiente documentación previa a la firma del contrato, un paso habitual que no suele tener contratiempos en este tipo de actuaciones administrativas.

La sorpresa ha llegado cuando, esta semana, se ha cumplido el plazo para presentar esas credenciales sin que en Contratación tuvieran noticias de los ganadores y cuando en la oficina han hecho el recorrido inverso, llamar desde Segovia, “sólo han encontrado excusas vagas y ninguna explicación clara”, siempre según las fuentes consultadas por esta redacción.

Así las cosas, la empresa que consiguió, de largo, la mejor puntuación entre las tres que se presentaron para este contrato ha quedado excluida del proceso. El departamento municipal tendrá ahora que contactar con la segunda clasificada, Equinsa S.L.U. —cuya oferta económica era algo más barata, de 65.246 euros— para ofrecerla el contrato. En caso de aceptarla, la tramitación será relativamente rápida, de un par de semanas. Si desistiera, se acudirá a la tercera concursante (Siepark). Finalmente, si esas gestiones fracasan, habría que reiniciar el proceso desde cero y eso pondría la apertura del parking prácticamente en primavera.

Como es conocido, cuando el Ayuntamiento se hizo cargo del aparcamiento de José Zorrilla tras el abandono de la que hasta entonces fue su concesionaria, la UTE Collosa-Pygsur, en febrero de 2018, en la instalación se detectaron daños estructurales y defectos que incluían problemas de humedades, falta de pintura, carencias en la instalación y dispositivos contra incendios y un anticuado sistema de accesos y expedición de tickets, aspecto este que es precisamente objeto del contrato que ahora sigue en el aire.

La empresa que finalmente se haga con ese servicio se encargará de instalar nuevas barreras de accesos de vehículos y controles para el de los peatones, expendedores de tickets, máquinas de cobro y lectores de matrícula, mientras que entran en el capítulo de “mejoras” —precisamente el que dio la mejor puntuación a Meypark pese a no ser la más barata— aspectos como el mantenimiento de la maquinaria durante periodos anuales o el tiempo de respuesta ante averías del sistema, entre otros.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

1 Comentario

  1. A ver si lo que está gafado, aparte del Equipo de desGobierno municipal de seguro, son los técnicos, por llamarlos de alguna manera, no dan una a la primera ni aunque les amenaces con un expediente disciplinario (que ya se encargarán entre los ‘popes’ de alto nivel, el corporativismo y los Sindicatos y Partidos, unos y otros, de que se archive por la vía del despiste o la caducidad). Ya te digo 😉

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *