web analytics

Con el pie cambiado y la carrera en marcha

Y de repente llega Pedro Sánchez y convoca elecciones generales para el 28 de abril, con la importante consecuencia de que ha dejado, de la noche a la mañana, a un montón de políticos sin las vacaciones de Semana Santa, con lo bien que caían este año… Pues nada, en campaña todo el mundo. Que a los partidos les alteren los tiempos no les gusta nada que este personal prefiere tener sus plazos marcados para postularse o zancadillear el postulado al de al lado, pero lo cierto es que ahora hay que ponerse de golpe a la tarea de designar candidatos, repartir las posiciones en las listas y lanzarse a la conquista del voto. Y todo muy deprisa. Un político en activo —perdone que no le cite, que tiene jaleo por delante y no quiero chafar nada— resumía con nitidez, tras el anuncio oficial del presidente, el panorama que se avecina: “Hasta el punto que vete tu a saber”. Bien claro.

Por empezar por lo positivo. El aspirante a la Alcaldía de Segovia por el PP, Pablo Pérez, digo yo que estará tan contento. El candidato necesita «hacerse» y de repente va a tener doble sesión de campaña electoral para lanzarse a por el votante. La de las nacionales, a la sombra de los «hermanos mayores», cogiendo tablas sin exponerse del todo. Luego ya, la de las municipales, a las que llegará como aquellos niños que se pasaban el verano preparando el curso siguiente y el primer trimestre impresionando a los maestros.

Otra cosa es quienes sean los hermanos mayores esos, los candidatos al Congreso y el Senado por el PP. Aplicando la lógica lo fácil es colocar a la presidenta provincial, Paloma Sanz, repitiendo en el Senado, que es un puesto que permite estar en primera línea pero con poco desgaste. Otra cosa es el Congreso, donde los titulares actuales son Beatriz Escudero y Jesús Postigo pero a nadie se le escapa que esos escaños son el premio gordo y que habrá quien piense en la organización segoviana que ya es hora de que corra el turno permitiendo el salto de la provincia al Estado a algún «hombre (es genérico) de partido», que hay hueco, más suponiendo que lo lógico sea que el secretario regional, Francisco Vázquez, opte por ser procurador, aunque claro, eso cuestiona el primer puesto de la lista regional que ostenta ahora Silvia Clemente, últimamente en actitudes que parecen indicar un alejamiento del partido, especialmente en la región, su hábitat natural.

Todo un lío. Lo mismo hay que dejar que hable Génova que, como ya ha demostrado, puede tener sus propios planes, distintos a los de aquí y con distintas variantes: la del paracaidista —anda que no nos han colado de esos tradicionalmente—; o la del “nuevo joven valor acorde a la nueva dirección nacional”, de esos que pasaron por Nuevas Generaciones, así, a lo Pablo Pérez. Nada. Esta lista no la arreglo yo hoy.

Podría parecer más fácil en el PSOE —juran sus dirigentes que este asunto ni se ha tocado hasta ahora— donde sí son seguras las vacantes. Está la de Juan Luis Gordo, que si bien va a ser el último en salir del Parlamento en esta legislatura por su calidad de miembro de la Mesa y con ello, de la Comisión Permanente, está en la lista negra de Pedro Sánchez —los últimos purgados, José María Barreda y Soraya Rodríguez, son el último ejemplo de como las gasta el líder con los críticos— lo que le saca de la carrera. Sería lógico pensar que su plaza la ocupara el secretario provincial, José Luis Aceves —otra de esas tradiciones de este partido— pero claro, si el secretario regional, Luis Tudanca, quiere seguir teniéndole cerca en las Cortes regionales… He oído por ahí el nombre de la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín (ya estuvo en las candidaturas) y yo se lo suelto, pero es por incontinencia verbal.

Está cantada también la retirada del senador, Félix Montes, y también es conocido que la carrera política del aún alcalde del Real Sitio, José Luis Vázquez, se ha construido ocupando los puestos que iba dejando libres su compañero y amigo. Otra cosa es que en el partido todos piensen igual. Además, les he oído presumir últimamente de que las primarias guían estos procesos sin que medie más voluntad que la del militante. (Fin de la cita).

Me viene pintiparada la referencia a los procesos internos para darme de bruces con el papelón con el que se van a encontrar los de Izquierda Unida, en abril defendiendo a ultranza la coalición con Podemos, que todo indica que se va a mantener en lo de elegir Diputados y Senadores, y al mes siguiente, explicándole al elector que para la región y el Ayuntamiento de la capital no quieren saber nada de sociedades. En lo que nos ocupa, la última vez fue Daniel López, de Podemos, el cabeza de lista, con Ana Peñalosa, de IU, como número dos. A esperar a las primarias.

No espere una quiniela respecto a Ciudadanos, una formación que se mantiene absolutamente opaca en cuanto a sus recursos humanos en la provincia, un aspecto que aclaran muy poco las fotos que mandan periódicamente de los actos que realizan en la provincia que hacen pensar que la actividad del partido corre de cuenta de una decena de personas.

Es seguro que tendrán que cambiar su candidato al Congreso, que la última vez fue la alcaldesa de Espirdo, María Cuesta, hoy diputada provincial sin partido y que en mayo será la candidata por el PP para su pueblo. Así las cosas, y con la misma foto en la mano, quizá sea el concejal de Turégano, Alfonso Martín, el que quizá aspire a ser el primer diputado naranja por Segovia. La última vez que se hicieron listas nacionales fue la portavoz municipal en Segovia, María José García, la aspirante principal a senadora, aunque en aquel momento no estaban tan juntas esas elecciones y las municipales en las que —se supone, nadie lo ha confirmado— podría ser la aspirante a alcalde. Tienen trabajo los naranjas que las listas nacionales llevan tres titulares y tres suplentes para el Congreso y tres titulares con seis suplentes en total, las del Senado. 15 nombres en total, vamos.

Solventar las dificultades es más sencillo para los de Centrados en Segovia, cuya declaración de principios es la de ser un partido provincialista por lo que a nadie le debería extrañar si renuncian a participar en los comicios nacionales, aunque en un sondeo rápido realizado tras el anuncio de elecciones, ni confirman, ni desmienten.

¿Vox? Un arcano. La estructura de la formación llamada, sobre el papel, a ser la revelación de este periodo de elecciones no ha emitido hasta ahora una sola señal sobre su planes electorales ni de confección de listas, mientras mantienen una política de comunicación consistente en no comunicar nada y ni siquiera está clara su estructura orgánica completa. Y estamos a 16 de febrero.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

2 Comments

  1. Interesante la relación de jóvenes promesas como José Luis Aceves, Paloma Sanz, Beatriz Escudero, Jesús Postigo, Silvia Clemente y compañía. Así da gusto, renovación y caras nuevas, ¿quizá José Luis Sanz Merino, Juan Ramón Represa, Miguel Ángel de Vicente, o Atilano Soto, ahora que sale en la prensa?

    Post a Reply
    • Tiene razón pero se le ve el plumero. No me habla de la gran renovación que son los nombres de José Luis Vazque, Jose luis Aceves o Lirio Martin en el PSOE. Anda que…

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *