web analytics

Como Pedro por Segovia: ¿A qué vino Sánchez?

¿A qué vino Pedro Sánchez a Segovia? Oficialmente a pasearse por Titirimundi, lo que contribuye a dar visualización al festival, y por extensión, a Segovia. En segundo lugar a apoyar a su leal Luis Tudanca, oficalmente ya único precandidato a las primarias para liderar el PSOE de Castilla y León, y por tanto, candidato del PSOE a la Junta. Tudanca, quien por cierto, vino con sus dos hijos que cabe pensar presenciasen algún espectáculo.

Sánchez también. Al pasar junto al stand de la compañía Tamanka, un “escarabajo” reciclado en mini-micro teatro, fue invitado a la “representación”. Aceptó el secretario general del PSOE y allí estuvo un buen rato, encerrado en un Wolkswagen con las ventanillas tapadas. Después, paseíllo por la calle Real donde visitó la Casa de la Lectura. “Segovia, la única ciudad que se conoce que ha convertido dos cárceles en equipamientos culturales”, se jactaba la alcaldesa.

Pero obviamente, había más cosas en la gira segoviana del líder socialista, básicamente dos más: hablar de Cataluña y “hacer calle” en unos momentos en que las encuestas -el CIS– no son nada complacientes con el proyecto que lidera.

Lo segundo -hacer calle- se consiguió sobradamente.  No siendo que caiga el diluvio, un sábado de Titirimundi es garantía de gentío. Público familiar de clase media, tirando a joven. “¿Has visto al Sánchez?”, se decían unos a otros los visitantes que superaban la comitiva del secretario general (integrada por TODO el PSOE local, bien distinto a su último acto oficial, en la campaña por las primarias, en las que vino y se fue con un par de militantes). “Pensaba que filmaban una película y era el Sánchez”, decía otro grupo. Ya se sabe, a falta de más reflexión, y cuando las encuestas no salen  se impone salir para ser visto. Además, Sánchez es alto. Se le ve entre un mar de cabezas.

Vista al centro

En la misma idea del baño de masas estaba  el portavoz de Ciudadanos en Castilla y León, Luis Fuentes, también aprendiendo el arte del guiñol en visita segoviana el sábado rodeado de algunos militantes locales. Pero ni es tan alto, ni suele decir nada interesante, así que volvamos a Sánchez.

Pese a que el PSOE  ocupa ahora el centro político y se le considera como el garante de la estabilidad, lo cierto es que la cosa no tira. Va cayendo en las encuestas, no toma vuelo el proyecto Sánchez. Es cierto que, a resultas de la caída de popularidad del PP, Sánchez tiene la espalda de Rajoy más cerca, pero entre medias se le ha colado el cogote de Rivera, en tanto sigue teniendo a Podemos pegado a los talones.

¿Qué hacer? Juan Luis Gordo, desde el panteón el que parece instalado en los últimos meses, ya alejado del “mundanal ruido” y a su bola (bien es cierto que el diputado acudió a la recepción, para un breve saludo y hasta luego Lucas), le pide que deje el “no es no”, que haga política del “interés de la ciudadanía” y “rompa los rancios paradigmas”. A por el centro. Después de todo, ¿tiene sentido competir por la izquierda con Podemos? ¿Acaso Podemos ha logrado “suplantar” al PSOE? No parece: Iglesias  está condenado a pactar con el PSOE o abrir la puerta al centro-derecha. Y lo segundo es mucho segundo… Entre tanto, el PSOE a por el centro.

Levantar el 155 si se acata la ley

Pero las cosas no son tan sencillas. Está Cataluña. El segundo objetivo de Sánchez era asegurarse un espacio mediático desde el que colarse en los telediarios para dar una valoración del que se apunta como sucesor de Puigdemont, Quim Torra. Sánchez salió al ruedo mientras el tal Torra leía un discurso de investidura donde se colocaba a sí mismo como el president que dará una constitución al pueblo catalán.

Sin embargo para entonces Torra había hecho añicos cualquier esperanza de “suavización” de las posturas. Como convencido  independentista y republicano, Torra se comprometió a trabajar por la independencia y la república, y además lo hizo sin escatimar ni medio euro del habitual dramatismo patriotíco que tanto gusta en PDCat.

La primera lectura es que Torra seguirá en el unilateralismo. Y si eso lleva a Estremera, pues a Estremera. Y en consecuencia, Sánchez lo despachó como despachara Rajoy a Puigdemont en tiempos,  apelando a la responsabilidad de Torra para “apostar por una legislatura autonomista y en el marco de la Constitución, y gobernar para todos los catalanes”, dijo, vinculando el levantamiento del 155 a que se acate la ley. Fácil.

Fotos. Sánchez saluda efusivamente a una admiradora. Comitiva de Ciudadanos en Titirimundi. Declaraciones de Sánchez frente al Acueducto.

Autor: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

4 Comentarios

  1. “Manda huevos” que diría Trillo, que el bueno de Sánchez defina el proyecto de Luis Tudanca como “un proyecto de centro”. Pero si es el mayor seguidor del “no es no” y del radicalismo. Aunque la “mona se vista de seda mona se queda”. Sánchez nos quiso llevar a terceras elecciones, acuñó la “nación de naciones”, apostó por indultar a los secesionistas a través de su amigo Iceta, hasta que se dio cuenta que caían chuzos. No tiene credibilidad para presentarse como una persona de consenso y moderada, ha estado haciendo todo lo contrario de lo que dice. Ahora reivindica el Teatro Cervantes cuando ha negado el apoyo al presupuesto sin tan siquiera conocerlo. Hoy vino a Segovia porque le caía cerca de Madrid para meter su imagen en los telediarios. Segovia le importa un pito y la alcaldesa si quiere ser la de todos los segovianos no debiera prestarse a hacer un acto partidista y vincular la imagen de Titirimundi al servicio de su partido. Poca talla demuestra y mucha ansiedad. Eso si el figuron del Aceves ha tenido su momento de gloria, y no dejen de menos al delfin de la alcaldesa, José Bayón. En fin, yo creo que no aciertan los socialistas en la posición.

    Editar respuesta
  2. Bien dices como dijo Trillo, que demos alas a los políticos en vez de ignorarlos que les hacemos parecer celebrities cuando son gente que luchan por la poltrona en vez de preocuparse por ti.

    Editar respuesta
  3. Antonio Esteban En fin, yo creo que no aciertan los socialistas en la posición.

    Sr. Esteban: Es fácil la critica desde este portal, critica que siempre va a ser constructiva ya que los países mas desarrollados son los que sus administrados hacen mayores reivindicaciones que otros de menor renta per capita; y ahí tiene V. la Ley de Transparencia de 2013, como en su exposición de motivos lo define así; ahora bien, hasta Vd. con ese afán de critica destructiva como apunta en su comentario, hasta posiblemente volvemos a citar, que serán pocas o ninguna las alegaciones que ha podido V. hacer a nuestro Ayuntamiento y otros, Diputación etc tanto a los presupuestos como a otras situaciones, si bien este afiliado al PSOE que firma este documento, si que lo esta teniendo en cuenta, para de alguna forma dejar a nuestros hijos y por analogía a nuestros semejantes un mundo mejor que nos han dejado a nosotros, luego Vd. con esa valentía de decir todo lo manifestado, deben considerar que donde puede hacer mejor papel político sería con la pertenencia a cualquier formación política que es el lugar desde se puede hacer mejor las cosas, ya que de no hacerlo esta dejando V. en las manos de otros su porvenir y el de sus semejantes, de ahí que este firmante desde el año 2007 haya pertenecido a la política una vez jubilado, es por todo ello que le invito a pertenecer a cualquier formación, porque no existen postulados malos de ningún partido, no, son las personas y a ellas sean del color político que fueren deben causar bajas en los mimos, pero para ello Vd. tiene que pertenecer a esas formaciones.-

    Editar respuesta
    • Estimado Sr. Mariano. Le agradezco sus consejos pero segundas partes nunca fueron buenas. Disfrute de su militancia en el PSOE, aunque no parece el mejor momento. Me dan ustedes como partido bastante pena. Eso visto desde fuera es un chiringuito para tener poder y poco más. No tengo la sensación de que busquen soluciones a los problemas del país, la provincia y la ciudad. A su jefe, ese que vino a lucir el palmito a Segovia la pasada semana, solo le interesa ser Presidente del Gobierno, pero el resto le importa poco. Se nota y se siente. Y su otro jefe “el figurón” de Coca no tiene un hervor político. No le conozco a usted pero sin duda puede tener un gran futuro con sólo que ponga un poco de sensatez.

      Editar respuesta

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *