web analytics

Centrados en Segovia pedirá el apoyo popular para volver al caso Caja Segovia

La asociación cultural Centrados en Segovia (la evolución de UPyD en la provincia) se plantea volver a personarse como acusación en el caso de las retribuciones a directivos de Caja Segovia si finalmente se abre juicio oral tras la conclusión de las investigaciones que ahora han de retomarse por orden de la Audiencia provincial en un auto cuyo contenido publicó acueducto2.com el pasado viernes.

UPyD provocó la apertura de esta investigación cuando, hace seis años, se hizo eco de las denuncias anónimas de trabajadores y antiguos trabajadores de la por la posibilidad de que los directivos de la entidad estuvieran incurriendo en administración desleal de la entidad cuando modificaron las cuantías de las prejubilaciones y jubilaciones en su beneficio, según recordó el presidente de Centrados en Segovia y diputado provincial, Juan Ángel Ruiz, acompañado en la comparecencia por el vicepresidente y edil en San Ildefonso, Luis Santos —precisamente uno de los que presentó la denuncia al fiscal— y el tesorero y concejal en Segovia, Cosme Aranguren.

Como ya hiciera en el caso del  Torreón de Lozoya —el otro proceso judicial que se sigue contra miembros de la Caja— Centrados en Segovia baraja recurrir al apoyo ciudadano para personarse de nuevo en la causa, de la que tuvo que retirarse precisamente por falta de fondos, a través de una colecta en internet —crowfounding— para poder sufragar los gastos judiciales que acarrea ese paso “y que los ciudadanos nos digan si vamos por buen o mal camino”.

La asociación se ha mostrado sumamente satisfecha de la decisión de la Audiencia revocando la propuesta de sobreseimiento del caso que hizo el juzgado número 2 y se sienten además colaboradores directos del “éxito” que supone que se haya admitido en su totalidad el recurso contra el archivo que presentó la Fundación Caja Segovia al que la formación aportó un informe pericial que, a su juicio, “ha resultado decisivo” para que la investigación tenga que concluirse.

En su análisis del auto, Aranguren busca la similitud del caso segoviano con el de Novacaixa Galicia, por el que se establecieron condenas de prisión por administración desleal después de demostrarse que aquellos directivos se apropiaron de 22 millones de euros precisamente a través de indemnizaciones y planes de jubilación, una situación que cree que se reprodujo en Segovia en base a la afirmación de la Audiencia de que los directivos habrían abusado de sus cargos para lograr que se aprobara el sistema de prejubilaciones y jubilaciones “en beneficio propio”.

Aranguren se refirió a los miembros del consejo de administración como parte fundamental en la operación de modificación de las retribuciones de los que el consejo de dirección “se habrían ganado el permiso, imaginamos que con los viajes o algo más entre los que hay gente que no tendría que entender de banca o derecho, pero hay otros que sí entendían lo que firmaban” y aunque la Audiencia no entra en este asunto en el auto “que cada palo aguante su vela”.

En Centrados en Segovia creen que la reapertura y conclusión de las investigaciones, para lo que la audiencia exige celeridad, acabará en la apertura de juicio oral y mantienen la exigencia de que los beneficiarios —que no concreta el auto— devuelvan el dinero cobrado y que se paralice el pago de las pólizas contratadas con la aseguradora Caser para que esos 17 millones pasen a la Fundación Caja Segovia “una inyección de dinero que permitiría muchísimas acciones de la Fundación, como antes” en referencia a la intensa actividad que hacía la Obra Social de la extinta Caja Segovia.

La asociación subraya que hay otros 17 millones que ya percibieron por prejubilación un grupo de ocho directivos entre los que estaban el director general en aquel momento Manuel Escribano y el director de Recursos Humanos, Enrique Quintanilla —señalados directamente por el juez en su auto— junto a Antonio Tapias, Óscar Varas, Juan Antonio Folgado, Juan Magaña, Miguel Ángel Sánchez y Malaquías del Pozo.

Miradas a otro lado.

El presidente de Centrados en Segovia, Juan Ángel Ruiz, recordó “las acusaciones de ser electoralistas” que recibieron cuando plantearon esta denuncia y que la primera moción de la formación en la Diputación y el Ayuntamiento cuando llegaron en 2015 fueron “para tratar de recuperar ese dinero que corresponde a Segovia” y fueron rechazadas.

Ruiz se manifestó sorprendido de que el secretario provincial del PSOE, Juan Luis Gordo, “saliera en defensa, se mostrara sorprendido de que se reabriera el caso porque parece que quieren que el señor [Manuel] Agudíez no salga en los periódicos y dejarle bien tapadito”, algo que tachó como “vergonzoso por ir en contra de los intereses de los segovianos”. Según su criterio “Tras hablar con muchos socialistas sé que esta postura no es la del PSOE, aunque lo sea de su dirigente”.

Sobre el resto de formaciones políticas, el diputado provincial se refirió al Partido Popular “complacido de que esté callado, como ha estado siempre” y a Ciudadanos que “como es habitual sigue girando la cabeza y no se quiere posicionar cuando deberían estar arrimando el hombro desde primera hora”.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

4 Comments

  1. Difícil la solidaridad económica. Aquí si que no hay cultura de soltar la pela para na. Vamos que si nos piden un simple eurete por entrar en un museo, se acabo la cultura de cualquier cosa. Imaginen para esto.

    Responder
  2. Yo ya colaboré cuando pidieron ayuda la primera vez, y si puedo, lo volveré a hacer cuando la vuelvan a pedir. Esta gente no sólo se merece nuestra ayuda, también todos nuestros respetos.

    Responder
  3. Como me puedo poner en comtacto con ellos?

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *