web analytics

CEIP Peñascal: tambores ‘de guerra’ por el pabellón de nunca acabar

La comunidad educativa del CEIP Peñascal vuelve a la carga. A las 9 horas del 19 de mayo cortaban la calle Ávila (semipeatonal) que da acceso al centro desde Cronista Enríquez a ritmo de tambores y batucada al grito de “Pabellón, pabellón!”. Terminadas en febrero las obras tras siete años del pabellón, siguen sin poder hacer uso del mismo por los remates burocráticos finales.

Pero si algo han aprendido en estos siete años, es que lo que encalla se desencalla con presión mediática. Así que, batucada al canto para finalizar una semana de reivindicaciones y anuncio de más pancartas y movilizaciones hasta que no se resuelvan todos los detalles.

¿Qué queda? Faltan varias cosas. Lo primero, la licencia de uso. La Junta ya ha presentado la solicitud, y según explicaba Clara Luquero, se está recopilando la información, que si boletines de alta eléctrica, informes de urbanismo sobre remates de obras. “Máxima prioridad”, dicen en alcaldía, si bien recuerdan que el uso por parte de menores de las instalaciones obliga a ser especialmente cuidadoso con la legalidad de todos los requisitos. Se espera que este trámite quede resuelto en los próximos días.

¿Con la licencia de uso podrán ya entrar en el pabellón los chavales? No está claro, tal vez simbólicamente y para la fiesta de fin de curso. Sería un detalle. El uso “de verdad” depende de que las administraciones que han financiado al 50% la obra, Junta y Ayuntamiento, firmen un convenio de uso. La Junta ha dirigido (por decir algo) las obras, en tanto la propiedad es del consistorio. Un convenio, del cual ya circula algún borrador, establecerá cómo funciona el pabellón, horarios (el equipamiento es compartido por el colegio y el vecindario).

Al menos así lo manifestaba el ayuntamiento, en escrito remitido al AMPA desde la concejalía de Deportes. “Desde el Ayuntamiento de Segovia y su Instituto Municipal de Deportes ya se han previsto tener cubiertos la totalidad de los servicios: personal de apertura y control, trabajos de mantenimiento, conservación, limpieza y otros para que hecha la entrega de este equipamiento por parte de la Junta de Castilla y León al Ayuntamiento de Segovia pueda funcionar con toda regularidad en horario lectivo y fuera del mismo, incluidos sábados y festivos”.

Remates pendientes

¿Y cuándo se entrega? Pues también depende. Falta el equipamiento interior, que si colchonetas, pelotas, porterías, pinturas y canastas. La Junta ya ha adjudicado esta misma semana por 39.000€ esta partida, pero todo indica que la puesta en marcha se demorará hasta el inicio del próximo curso. En ese momento, la Junta podrá poner a disposición del Ayuntamiento el flamante pabellón.

¿Alguna cosa más? Pues sí. “Hay remates pendientes de los que nadie se responsabiliza”, denuncian en el AMPA. La empresa constructora no ha querido asumir resolver un pegote en el patio, al parecer improvisado por la anterior adjudicatoria (que quebró en 2012, obligando al rescate del contrato para su re-adjudicación en 2015, principal causa del enorme retraso del equipamiento). Eso y el acerado, que tras varios años está hecho una piltrafa. ¿A quién corresponde el arreglo? “No se sabe, se pasan la pelota”, explican en el AMPA.

Así que todavía es pronto para colgar los tambores. De lo poco claro de todo este lamentable proceso, que ha dejado sin patio a toda una generación de chavales (los hay que empezaron en párvulos con las obras y se van a la ESO con las obras aún por terminar), es que solo la presión permanente de la comunidad docente hace que el proyecto avance.

Arriba. Movilizaciones el viernes por la terminación del pabellón. Sobre estas líneas: nadie asume rematar el patio tras las obras.

 

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *