web analytics

Cartelera Segovia: Spiderman, lejos de casa

No soy muy de Marvel, lo admito. Hace años que me aburro con la saga X-Men, Lobezno o los Vengadores (felizmente occisa, menos mal). El mismo concepto de «comic hecho cine», a veces, me plantea problemas de verosimilitud que me sacan de la historia continuamente, también me falla la cultura marvelita (soy más de Tintín, Mortadelo y El Víbora). Por eso las películas marvelitas que más me ponen son la que incluyen mucha autoreferencia, mucha meta-ficción en clave de comedia, tanto apuntando al propio mundo  Marvel como a la cultura popular. Tipo por ejemplo DeadpoolGuardianes de la Galaxia, o muy especialmente, Spiderman, un nuevo universo.

Pero el buen cine es el buen cine. Y las buenas historias son buenas historias. Spiderman, lejos de casa es una gran película, básicamente por ser una espléndida comedia de superhéroes. Muerto Tony Stark, el adolescente Spiderman se convierte en su heredero a todos los efectos justo cuando se dispone a iniciar el viaje de fin de curso del instituto por Europa. De esta manera tan genial, la película se convierte en una historia de catetos teenegers yankis (y sus no menos catetos profesores, hilarantes) de viaje por la vieja Europa. Venecia, Praga, Londres… O sea, la historia de viaje de fin de curso pero con superhéroe a bordo. Hay muchos elementos humorísticos, por ejemplo, que Parker pase de Nick Fury porque su prioridad, ahora, es irse con los colegas de viaje y tirarle los tejos a MJ, mientras su gran amigo Ned encuentra el amor con la pija de la clase. Hay una historia entre la tía May y Happy… Entre tanto, el mundo peligra por la irrupción de unos extraños seres llegados de otra dimensión. Todo pensado para encadenar gags que autoparodian el mundo Marvel con continuas referencias a la cultura virtual adolescente actual (que si la movildependencia, la brecha generacional -«Me encanta Leed Zepelin», dice Peter cuando Hope le pone el Back in Black de ACDC). Enfín, risas aseguradas.

De la factura técnica poco que decir. Perfectilla lo más. Hay un cierto agotamiento de ideas ya en este tipo de super planos con devastaciones colosales. La gracia, por decir algo, es asistir a la destrucción de la plaza de San Marcos, la vieja Praga, la Torre de Londres… Los americanos, ya se sabe, con estas cosas tiran a implacables.

Es justo destacar el gran elenco de actores. Todos profesionales solventísimos, empezando por el protagonista, el joven Tom Holland. El que está peor es el villano, Jake Gyllenhaal (que ni la barba le quita la cara de buenazo) pero el resto Samuel L. Jackson, Jon Favreu (director de las dos primeras de Iron Man, buenísimo), Marisa Tomei...  Actores capaces de otorgar credibilidad a todo. Esta que se sale el cómico Martin Starr en el papel de profesor de humanidades, toda una salvaje venganza de los guionistas de la Marvel para con sus maestros del instituto.

Y directamente de babear es la banda sonora, que parece de una película del Scorsese o Coppola. Ya hemos citado a ACDC, pero es que están los Ramones, Jam, Specials, The Go go’s... Molón es asociar música local a cada país. Así, el tramo italiano tiene canciones de Mina o Tozzi. Recalar en Chequia se salda con un recordatorio de Marcela Laiferova (Slinko) o The Matadors, grupo pop sesentero que a ustedes no les dirá nada pero del que el sello Munster sacó una recopilación hace ya un tiempo. Cuando llegan a Londres, el desmelene, y  colofón triunfal, ya en casa, Nueva York, con el quiero ser tu novio. Hey litle girl… Total, que les recomiendo vivamente esta película. Suena genial.

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *