web analytics

Cara y cruz de la FES en La Granja

Vázquez entrega a Garlos Miguelsanz el galardón de emprendedores.

Paradójico, por la noche en solemne gala y auditorio lleno a reventar, la Federación Empresarial Segoviana entregaba sus premios a los mejores de la añada en el Parador de La Granja; horas antes, reunida la corporación en pleno extraordinario, el Ayuntamiento del Real Sitio aprobaba una moción instando a la FES a pagar los 36.000€ que la oposición en bloque -mayoritaria en la cámara- se empecina en reclamarle por la liquidación de la empresa Turismo del Real Sitio, deuda que el alcalde, José Luis Vázquez, ha «condonado» por considerar que la participación de la FES en la empresa nunca fue a título inversor sino como socio estratégico.

Empecemos por la cara. La ceremonia de entrega de los premios Empresario del Año, cuya máxima distinción, el José María Antona – Cecale de Oro por Segovia ha ido para  empresario Miguel Ángel Antona, pionero en el desarrollo porcino y ganadero provincial. Completan el cuadro Yara1999, como empresa innovadora; Carlos Miguelsanz, de Grupo GALI como empresa emprendedora; y Cipriano Villoslada, fundador de Añuri Oicón (Navarra), como empresa segoviana con mayor proyección en el exterior. El premio de la responsabilidad empresarial fue para la compañía teatral, especializada en trabajar con discapacitados, Paladio Arte, en tanto el premio al asociacionismo fue a quien desde 2001 dirige la Agrupación de la Madera, el empresario granjeño Luis Comyn, curiosamente ausente de la gala por un compromiso familiar contraído con anterioridad al fallo del premio. Como él mismo dijo en el vídeo de presentación de premiados. «Vengo asistiendo a estos premios sin faltar a ni uno desde que empezaron, ya es mala suerte que la primera vez que falto es en el que me lo dan a mí», ironizaba el gerente de Muebles La Granja.

En su parlamento, el presidente de la FES, Andrés Ortega, glosó a los premiados, animó al colectivo empresarial -reunido en pleno, no faltaba nadie, excusado Comyn- a seguir desarrollando las potencialidades de Segovia a través de la sensatez, la sostenibilidad, la sinergia y la satisfacción, las cinco S, sin olvidar referencias al ciclo electoral que se cierra y a los políticos, a los que Ortega pidió «estabilidad, tanto política, social como económica».

Miguel Ángel Antona. Abajo, foto de familia de premiados e imagen del pleno del 7 de junio.

Todo lo contrario fue el pleno extraordinario de por la mañana, bronco a más no poder, con enfrentamientos dialécticos muy enconados, especialmente entre Vázquez y el portavoz de Centrados, José Luis Santos, el segundo acusaba al primero de «convertirlo todo en un paripé», de «falta de transparencia total», en tanto Vázquez afeaba la «animadversión personal» del de Centrados y, más en general de pretender hacer pasar al alcalde de La Granja por el agravio de los tribunales o dar a entender que se ha beneficiado ilicitamente del cargo, y pasarle por la cara que él, Santos, tiene título universitario, y Vázquez no, entre otras lindezas.

Bronca en el pleno a cuenta de la FES

Todo a cuenta de la FES, que en 2008, y tal como dijo Vázquez, al solo objeto de facilitar que el municipio se pudiera beneficiar de una línea de subvenciones, decidió aceptar la invitación del Ayuntamiento y entrar con un 10% del capital social en la empresa impulsada por el ayuntamiento Turismo del Real Sitio. Lo explicaba, a su manera, Vázquez. En la época salieron ayudas que primaban las colaboraciones pública-privadas. Tras intentarlo con muchas empresas, solo la FES se prestó a la operación. Gracias a eso nació la empresa, activa hasta 2015, y a la que el aún alcalde achacó todos los méritos habidos y por haber. Congresos, espectáculos, momentos de especial relevancia institucional, impresiones de folletos… todo gracias a la FES, venía a decir Vázquez.

Fiel a si mismo, Vázquez lo explicaba prolíjamente y envuelto en medias verdades, tergiversaciones y exageraciones. Como le espetó el líder de la oposición, el popular Juan Carlos Gómez Matesanz, y quien realmente ha tirado del resto de grupos para plantear la moción, «parece que con 600€ que puso no se ha movido en La Granja un ladrillo que no fuera por la FES», destacando que el papel de la empresa era innecesario, como lo prueba al hecho de que desde su desaparición en 2015 (las funciones que desempeñaba pasaron ese año a ser administradas directamente desde el ayuntamiento, íntegrándose en la plantilla municipal los cuatro trabajadores de la empresa) todas las actividades se han seguido haciendo, con plena normalidad, igual o mejor.

Ajuste de cuentas

¿Pero a qué tanto enconamiento contra la FES desde la oposición granjeña hasta el extremo de reclamarle ahora el pago de 36.000€ cuando, a todas luces, el papel de la federación era punto menos que simbólico? Es una vendetta. El caso es que en ocho años la fallida empresa, que terminó dejando deudas por 190.000€, gestionó 2,6M€, de los que según el alcalde 1,4 procedían del ayuntamiento, «lo que ha generado un beneficio para el pueblo de 1,2M€», se jactaba Vázquez.

Otra verdad a medias o directamente, una milonga. Los 2.6M€ resultan de subvenciones, aportaciones del consistorio, patrocinios, venta de entradas de Noches Mágicas, pero nadie sabe -al menos no la oposición-, el detalle: qué en concepto de qué.

Lo cierto es que el ser una empresa participada por una entidad privada permitió a Vázquez eludir legalmente la presentación de cuentas ante la corporación  (algo que no hubiera pasado de ser una empresa 100% pública), como lo prueban las decenas de reparos de la intervención municipal en los informes presupuestarios, sistemáticas en este periodo, pues raro era el año que la empresa no arrojase pérdidas que debían ser enjugadas por el consistorio.

En tiempos la oposición, el PP, elevó a la FES la queja de, amparados en su participación en el capital social, Vázquez escamoteaba sistemáticamente la información al pleno, pidiéndoles colaboración. La FES no hizo nada y permitió que la situación se enquistara. En ocho años, ningún concejal de la oposición ha tenido constancia de cuánto se ha gastado en la empresa, factora entre otras de las Noches Mágicas o encuentros institucionales de nivel. Esto es lo que realmente se le afea desde la oposición: la colaboración en lo que consideran una maniobra de opacidad.

De ahí que cuando se liquidó la empresa, a finales de 2018, y valiéndose de una quita del 10% en la deuda pendiente a proveedores que el alcalde imputó exclusivamente a la FES, la oposición puso el grito en el cielo. «Si es una quita, es una quita para el conjunto de la empresa, no para unos accionistas sí y para otros no», criticaba Gómez, que consideraba la operación una «flagrante ilegalidad» y juntamente con IU, amenazaba con llevarla a la fiscalía.

Fue inútil que el alcalde presentará tres informes independientes, de otros tantos gabinetes jurídicos, además de los propios de los servicios jurídicos municipales, en los que se afirmaba que la operación es plenamente legal. No quiso saber nada la oposición, que impuso su mayoría en el pleno para aprobar una moción en la que se pide: FES paga, a sabiendas que el pago es poco menos que un brindis al sol. Justo el día en que los empresarios celebraban su fiesta.

 

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

3 Comments

  1. Qué buen alcalde sería Juan Carlos.

    Cuánta falta hace un cambio de gobierno en La Granja.

    Post a Reply
  2. El doctor Santos no recriminó que el Alcalde no tenga título universitario sino que diga que tiene dos sin tener ninguno….En lo que respecta a legalidad de la condonación de la deuda a la FES, el informe del Secretario
    del Ayuntamiento la supedita a pasar por Pleno Municipal y el único pleno sobre el tema fue el de ayer…

    Post a Reply
  3. Pobre PSOE de cyl, mentira como en la granja.
    Le pregunté cuántas carreras tienes, me respondió, tengo dos.
    Mintió, perdió la credibilidad.
    Debería buscar trabajo.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *