web analytics

Beatriz Escudero llama “imbécil” a Gabriel Rufián

 

La diputada popular por Segovia y vicepresidenta de la comisión de investigación de la financiación ilegal del PP que se sigue en el Congreso, Beatriz Escudero, ha llamado “imbécil” al también diputado de ERC, Gabriel Rufián, que previamente la ha llamado “palmera” y le habría guiñado un ojo.

El suceso se ha producido durante una sesión de la comisión de investigación en la que comparecía el exvicepresidente del Gobierno y ex secretario general del PP, Francisco Álvarez Cascos, cuando Rufián se refirió a la diputada segoviana como “palmera”, lo que hizo reaccionar a Escudero, que pidió el amparo de la Cámara. En el rifirrafe, Rufián habría guiñado el ojo a la segoviana –las cámaras no captan el momento– haciéndola explotar definitivamente “¡a mi no me guiñes el ojo, imbécil!” le espetó.

El rifirrafe concluyó con el abandono de la mesa por parte de la diputada mientras lamentaba que las mujeres presentes en la sala no condenaran la actitud de Rufián. “¿Dónde está el apoyo entre mujeres? Cuando es del PP, no”, se quejó a la vez que se levantaba de la Mesa a la que regresó pocos minutos después.

El episodio completo es el siguiente. Consumidas tres horas y 23 minutos de la sesión de la comisión de investigación y justo después de que Escudero y Rufián tuvieran un primer encontronazo a cuenta de las referencias del catalán a la “bandera del pollo” que no gustaron a la segoviana por considerarlas un ataque a la enseña nacional, Rufián intervenía diciendo “Señor Cascos, voy a intentar centrarme ¿eh? y se lo prometo también a su palmera de al lado”, palabras a las que reaccionó inmediatamente Escudero. “Señor presidente, señor presidente… No tolero, no tolero… Me acaba de llamar palmera, señor presidente, pido amparo a la mesa”, mientras el presidente trataba de calmar la situación. “Ya esta bien, hombre” continuaba la diputada que explotó cuando ante un gesto de Rufián. “No me guiñes el ojo, imbécil”.

El presidente, el Diputado de Nueva Canaria, Pablo Quevedo, seguía tratando de poner orden mientras la segoviana ya se dirigía a toda la sala para quejarse de la aparente falta de apoyo a su enfado. “A mi me puede llamar palmera y yo no le pudo llamar imbécil. Y va y me guiña el ojo. Ya está bien. ¿Dónde están las aptitudes sexistas y el apoyo de las mujeres a otras mujeres? Cuando es del PP no. Ya está bien, señor presidente” Acto seguido recogió sus papeles y se marchó lamentando que la presidencia no la amparara, todo ante un sonriente Álvarez Cascos.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

22 Comments

  1. No sé si tocar… las palmas 😉

    Post a Reply
    • Lo mejor, la carilla de Álvarez Cascos.

      Post a Reply
      • Je je… se está conteniendo la risa el jodío, pero no dice ni mú.

        Post a Reply
  2. Palmera sube al palmo….a seguir viviendo del cuento… 😉

    Post a Reply
  3. Imbécil es poco para semejante energúmeno.

    Post a Reply
    • Y además se equivoca, Calimocho, ¿no es segoviana y diputada por esta provincia? Mira que decir que es de La Palma.

      Post a Reply
  4. Qué poco aguante tienen algunos en el tablao. Y eso que tablas en distintos cotarros políticos ya aguantan, ya.

    Post a Reply
  5. Claro ejemplo de los políticos de este País: Un sinvergüenza, maleducado y sin cerebro alguno (Rufian). Un paleto que le ríe las gracias al “sinvergüenza, maleducado y sin cerebro alguno” (Cascos). Otra que no aguanta sin faltar al respeto y tira del discurso de moda, el sexismo (B. Escudero). Para finalizar, la marioneta que debería haber regulado el rifirrafe y, en este caso de descalificaciones, haber expulsado a los dos políticos implicados en el altercado(Pablo Quevedo).

    Y estos, señor@s, son los que nos representan y deciden por nosotros, los ciudadanos de a pie… Como diría alguno… “Manda güevos!”

    Post a Reply
    • BRAVO Beatriz. Aunque te has quedado corta calificando a este impresentable mamarracho golpista.

      Post a Reply
      • ¿Bravo por llamarle imbécil y salir corriendo alegando machismo? Eso lo hace hasta mi abuela.

        Podía haber tenido una reacción más meritoria si la oratoria fuera una de sus virtudes.

        Post a Reply
    • Buen análisis, pero que el Rufián no tenga cerebro lo pongo en duda, creo que sí lo tiene sí y lo emplea a fondo para denigrar a sus compatriotas españoles (porque somos y seremos sus compatriotas españoles.)

      Menudo elemento el pájaro este… Es un provocador profesional.

      Post a Reply
  6. Son tantos lustros aguantando como esta chula nos perdona la vida que un no puede dejar de alegrarse de que alguien se lo reproche…aunque ese alguien sea tan zafio como Rufián

    Post a Reply
  7. Sras.y Srtas. feministas, feminazis, y femilistillas, “onde andaran”. Ante este personaje, no dicen ni mu, o es que le rien las gracias a este elemento, manifiestense hombre. Se imaginan la que se hubiera armando, si es de otro signo poitico más a la derecha, digamos, y guiña un ojo a una diputada podemita, sería linchado inmisericordemente y sin pamplinas.
    Que opina Natalia del Barrio, adalid del progresismo feminisistémico, creo ques este Rufian es de su caterva.
    Sigan disfrutando lo votao, yo como soy un caballo por suerte no voto

    Post a Reply
  8. A las feminazis seguro que las da igual, como la “insultada” es del PP…

    Si hubiera sido de Podemos la habían liado parda.

    Y anda que menudo papel hace el tal Pablo Quevedo, se ha lucido.

    Post a Reply
    • Lo de feminazis no lo digo por la señora que cita en su último párrafo el que se hace llamar El Caballo de Carlos III, hago referencia al colectivo que menciona en su primer párrafo. Que conste.

      Post a Reply
  9. Que ocasion ha perdido está disputada de Segovia de demostrar que es una señora y no entrar en la provocación . Para eso hace falta mucha más clase que efectivamente no la tiene. Recuerdan lo que pasaba en el ayuntamiento , su grupo entre abandonados y divisiones se quedó sola , no la aguantaba ni sus compañeros. Después fue premiada para el Congreso. También escriben una columna3 delirante,rayando el insulto a nuestra inteligencia en el adelantado que dios confunda,

    Post a Reply
  10. Calitonto estará como un pavo

    Post a Reply
    • Donde no hay no roban y ‘Salamanca’ poco o nada puede aportar. Tantos años en política, por decir algo y sale huyendo, con lo que sea entre las patas, que se dice. Un poco más oratoria y menos aprovechar el ‘pseusofeminismo trasnochado de unas, unos, otros y otras’ que ya huele. horatotia y saber estar. Pero qué complicado cuando eres comodín (palmero no es tampoco mala palabra en la acepción coloquial que todos conocemos) de mil listas a recolocar por, digamos, servicios prestados al partido.

      Post a Reply
  11. Ya conocen todos que esta señora es de segovia, y ya conocemos desde ayer que su bandera es la del pollo, o sea que añora al dictador. En segovia la conociamos todos, pero ahora ya la conocen en todo el reino, aunque ya se quiso dejar a conocer cuando hablo sobre el aborto. Esto es lo que hay, nos lo merecemos.

    Post a Reply
    • Sí, nos merecemos al Rufián, a la Escudero y al del pelo blanco ese que “preside” la comisión. Se han superado todos, menudo nivelazo.

      Para mí sólo se salva Cascos (en este suceso) que se parte el culo del espectáculo y del nivelazo mencionado de unos y otros/as.

      Post a Reply
      • Que se salva Cascos? Un tío que se ríe del esperpento como si fuese un niñ@ 2 años?

        No se salva ni uno… Ni uno!

        Post a Reply
        • Que sí se salva joer… que me ha hecho reir un huevo el tío.
          Ha sido un número de circo cojonudo, en serio, hacía tiempo que no me reía tanto. La pena es que no haya quedado grabado el guiño de ojo del Rufián a la Escudero, hubiera sido la repanocha verlo.

          Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *