web analytics

Arahuetes el oportunista

ArahuetesDimitiBuen tanto se apuntó Nacho Sáez en el Norte de Castilla, publicando una entrevista con Pedro Arahuetes en la cual el ex-alcalde rompe su silencio y nos aclara que, en realidad, no se marchó solo por razones personales, hasta ahora la versión oficial. Se largó porque desde 2011 ya no quería ser alcalde y, no fiándose del candidato que fuera a poner el PSOE en un eventual proceso de primarias, optó por poner en su lugar  a Clara Luquero. En sus propias palabras: “la persona más estable y más capacitada dentro de mi equipo de gobierno para sucederme era ella. Y yo no quería a Alfonso Reguera. Ni a Javier Arranz, ni a Javier Giráldez ni a ninguna otra persona que pudiera posicionarse para un proceso de primarias”.

Esto suena a medio-verdad. Pero es bastante creíble, la verdad, y encaja con lo dicho al respecto por Javier Arranz, que había en el partido en marcha unas primarias express a dilucidar entre Reguera y Giráldez (y Arranz, añadimos), de la que con toda probabilidad hubiera salido Reguera candidato a alcalde.

Arahuetes-faja(p)1No era eso lo que quería Arahuetes. ¿Por qué no lo quería? Entre líneas hay que entender un fuerte desencuentro entre Gordo y Arahuetes. Siempre se ha especulado con que el tal desencuentro respondía a promesas incumplidas por parte del PSOE, algún acta en el Senado o el Congreso o prebenda similar, pero en la entrevista el ex-alcalde lo vuelve a negar tajantemente. Dice que le ofrecieron ser senador o diputado pero que él no quiso. Entonces, ¿a qué el desecuentro con la dirección del PSOE? No tiene sentido.

Así pues, o hubo promesas incumplidas, o bien entre Arahuetes y Gordo hay algo personal. Que le cae mal Gordo, vaya, y como a él (Arahuetes) el que le cae mal, le cae mal y no lo oculta, pues a por él, que es avileño…

Noaa… Todo esto medias verdades, que son lo mismo que medias mentiras. El caso, la pregunta real, ¿es a qué viene esta entrevista? Y esa tiene una fácil respuesta.

Al decir que poniendo a dedo a la Luquero frustró un proceso de primarias  Arahuetes está recordando de un modo muy oportunista que él puso a Luquero. La entrevista tiene dos partes, en una, Arahuetes nos dice que Luquero ha ganado gracias a él. En la segunda y más importante, Arahuetes trata de desmarcarse del gran fiasco de la jornada electoral (junto con el del PP, claro), el del PSEDE de Javier Arranz. Esta es la cosa.

Tras marear la perdiz durante medio año, tras presentarse ante la opinión pública como un nuevo San Juan, el concejal avanto, Javier Arranz, ha obtenido cuatro miserables y patéticos votos. Él, que presumía de sustancializar la voluntad popular, ha sacado menos votos que Equo y cuatro más que Segoviemos (otros que también se jactaban de encarnar el “demos” del pueblo). Y todo lo cual, entre fuertes rumores según los cuales, detrás de Arranz estaba Arahuetes.

Arranz discute con Peñalosa en la puerta del hemiciclo municipal.

Arranz discute con Peñalosa en la puerta del hemiciclo municipal.

Desde luego Arahuetes no ha estado detrás de Luquero en esta campaña. No ha participado en un solo acto, ningún mensaje de apoyo fuera de una cordial salutación en la noche del 24, cuando Luquero era ya a todos los efectos alcaldesa de Segovia. De hecho, el único mensaje de Arahuetes durante esta campaña ha sido “no votar al PP”. ¡Flipante! En el muro de Alfonso Reguera, se puede leer hoy: “Las mentiras que hay que oir del Sr. Arahuetes, después de intentar hundir a Clara Luquero por activa y por pasiva colaborando hasta la extenuación con Javier Arranz”.

Más elegante ha estado siempre Luquero. Preguntada al respecto al inicio de la campaña ella nos dijo a un grupo de periodistas que no veía para nada a Arahuetes detrás de los movimientos de Arranz.  “Pedro está harto de Javier -nos dijo-, no quiere saber nada de él y le molestan los intentos de Arranz de implicarlo en eso”. Quince días después, en el brindis de la victoria, Luquero agradeció a Arahuetes el trabajo realizado por Segovia.

Pero el hecho cierto y significativo es que Arahuetes no ha movido un dedo por la candidata que dice tanto apreciar, y no solo no ha efectuado campaña activa por Luquero -ni un maldito tweet de “¡vamos Clara!”-, tampoco ha emitido ninguna señal de distanciamiento con Arranz; al contrario, se la ha visto estos días en su compañía y en amical tapeo junto a este otro enigma que es Blanca Valverde. Y ahora, con la victoria de Luquero en el bote, sale el hombre a darse pisto, recordando su protagonismo en la elección de la sucesora y, de paso, poniendo distancias con Arranz, a quien mete en el saco de las primarias como “no deseado” por su esclarecida persona para continuar con el proyecto “Segovia, el despertar“. ¿Lo pillan?

Meridianamente claro. Arahuetes dejó hacer al muchacho, no fuera el caso de que, como pronosticaba el desnortado, hubiera realmente en la ciudad un “arahuetismo”. En este “dejar hacer” estaba implícito no visualizar un apoyo activo por nadie, como así ha sido. No fuera el caso de que Arranz se la pegase y Luquero obtuviera un sonoro triunfo (como así ha sido, el PSOE solo se alzá como la fuerza más votada en cinco capitales, y solo en dos está en disposición de gobernar y una de ellas es Segovia).

Hombre oportunista, sale al mentidero con unas declaraciones en las que se desmarca del bluf de Arranz y se arroga la victoria -aunque él se esperaba más- de Clara Luquero. Pues primera regla de la política es los éxitos todos míos, los fracasos siempre del otro. Lo que me invita a pensar que o sigue teniendo un serio problema con el ego o no está tan retirado como dice. Por su bien, esperemos que solo sea lo segundo.

 

 

 

 

 

 

 

Autor: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Compartir en

5 Comments

  1. El señor Arahuetes ha tenido siempre un problema con su ego y con sus ínfulas de zar de las Segovias y su alfoz. Pero ya vío las orejas al lobo cuando le hicieron un homenaje (homenaje-arahuetero donde los haya con paella y en la Fuencisla). Esperaban al todo Segovia y se quedaron con cuatro de la tercera edad plato en mano, tres despistados de paseo y algún que otro militante de su cuerda. Me parece que su despertar segoviano no le deja dormir.

    Responder
  2. En la mañana del sábado (jornada de reflexión), Clara Luquero se sentaba en una terraza de nuestra plaza Mayor y el Sr Arahuetes en el mismo establecimiento, pegado a la barra. Tuvo que ser ella quien entrara a saludarlo con la excusa de ir al baño. El Sr Arahuetes ni se movió. Buena oportunidad tuvo de mostrarle su apoyo delante de todo el mundo con un abrazo. Pero nada. Y ahora hincha el pecho? …

    En soberbia y mala educación se lleva la palma.

    Buena pieza nos hemos quitado de encima.

    Responder
  3. No sé quién dijo por ahí, que recuperarse de un éxito es a veces más dificil que hacerlo de un fracaso. Tenemos muchos ejemplos .

    Cuando he leido la entrevista me he acordado de otro “ex”, ese que con ceño fruncido preguntaba a los suyos: ¿aspira realmente el PP a ganar las elecciones?.después teatralmente hacía un silencio, tremendamente largo,los monaguillos no se atrevían a alzar la mirada y volvía a repetir la pregunta.

    Ya veo a P.A señalando con el dedo alzado, señalando a la Avd. Fernández Ladreda, ya por por fín denominada Avd. del Acueducto, gritando ” ¿Es el proyecto socialista el más adecuado para Segovia”?.

    Si calladitos, estamos todos más guapos, este hombre, porque se empeña en dilapidar todo su prestigio en unas declaraciones con un tufillo de suficiencia, perdonavidas etc.

    Si algunos vimos o quisimos ver en su dimisión un acto de generosidad, y jugada maestra, a la vista está, para preparar a su sucesor, . ¿Por qué nos desvela ahora sin ton ni son esas bajezas, en un tono de dios padre? .

    Responder
  4. ¡Uy! arcomariscal. El señor Arahuetes es dios padre, hijo y espíritu santo, además de derecha, centro, izquierda y Segovia, faltaría más. Es más, cuando se presentó por el PSOE, sus conocidos (allegados no se sabe si ha tenido alguna vez) se extrañaron pues puede que también fuera la extrema derecha. Él es el todo, los demás sus leales servidores y empleados ¿o no señores concejales que le han acompañado? Qué mal lleva este hombre que no le tiren flores a su paso por las calles. ¿Apostamos a ver si vuelve? ‘Porra-cochinillo’, ¡venga!.

    Responder
  5. Y todavia me parecen increibles los cuatro votos del partido de Arranz, conociendo al presidente fundando no me quiero imaginar a los acompañantes. A ver si dan de baja el partido pronto.

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *