web analytics

Anulación de las cláusulas suelo

Si usted contrajo una hipoteca a partir del año 1997 lo más seguro es que el banco le haya cobrado de más miles de euros aplicándole “cláusulas suelo” que la justicia española y europea consideran ahora ilegales y de obligada devolución al afectado –usted- por parte de la entidad bancaria.

miriamalvarezclausulasuelo“En 2013 el Supremo consideró ilegales estas cláusulas pero limitaba el retorno de lo cobrado de más a 2013. En 2016, sin embargo, el Tribunal de Justicia de la UE dictaminó contra la limitación retroactiva, lo que en la práctica obliga a los bancos a devolver la totalidad del dinero cobrado de más”, explicada la abogada Miriam Álvarez. “Eso pueden miles de euros, calculamos que entre el 2,5 y el 3,5% de los intereses pagados”.

La práctica bancaria habitual durante la burbuja fue referenciar los créditos hipotecarios al Euribor más un punto o dos. En el año 2000, el Euribor estaba en un 4%, interés que bajaría gradualmente hasta los 0.04% del año 2016. Sin embargo, muy pocos hipotecados han visto reflejados esos descensos en sus cuotas. ¿La razón? Sus créditos escondían cláusulas suelo. “Por ejemplo, si el Euribor bajaba de un 3% la entidad bancaria no estaba obligada a repercutirle ese descenso al cliente. Lo que se ha dictaminado ahora no es solo que esa práctica era ilegal sino que los bancos deben devolverla íntegramente”, explica Álvarez.

Tropezar dos veces en la misma piedra

composicion_credito_hipotecario_capital_interesesTodos los afectados pueden solicitar la devolución, que llegará por acuerdo con el banco o por vía judicial. El primer paso es revisar la escritura de la hipoteca y cerciorarse de que ha sido gravada con cláusulas suelo. A continuación, hay que ir al banco para calcular el dinero cobrado de más.

“Naturalmente, el banco mira por los intereses del banco. Aconsejamos a nuestros clientes pasar por nuestro despacho en Fernández Ladreda (avenida Acueducto 12), donde primero miramos si están efectivamente afectados por la cláusula y calculamos a cuánto asciende. Por así decir, antes que acudir al banco es preferible tener una valoración técnica independiente, pues puede haber miles de euros en juego”, explica Álvarez.

Si la cantidad a retornar es escasa el banco tiende a renegociar el crédito. Si es muy abultada, en cambio, es posible que haya que litigar. “En ambos casos consideramos que el asesoramiento jurídico es decisivo”, añade Álvarez. Un asesoramiento que, llegado el caso, puede salir con cargo al banco. “Se condena con costas a las entidades financieras, con lo que el cliente recupera los gastos jurídicos”, añade Álvarez.

Normalmente, la hipoteca es la operación mercantil más onerosa a la que se somete una familia española. Sin embargo, la falta de cultura jurídica y la confianza en la entidad financiera motivaban y aún motivan que los particulares acepten a ciegas las condiciones fijadas por el banco. En otras palabras, el craso error de fiarse de la labia del director de la oficina. Con la histórica sentencia se abre una “segunda oportunidad” para recuperar lo que ha sido judicialmente considerado una práctica ilegal y abusiva. “Nosotros somos especialistas, podemos negociar mejor”, concluye Miriam Álvarez, abogada.

miriamalvarezabogada

Más información

 

 

Author: Publicidad

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *