web analytics

Ambientair sigue creciendo y amplía instalaciones en Valverde del Majano

La empresa segoviana de ambientadores Ambientair sigue creciendo. Acompañado de la consejera de Economía de la Junta, Pilar del Olmo, Andrés Ortega, gerente de la firma, presentó el 21 de julio lo que será su tercera nave en Valverde del Majano, para lo cual está prevista en una primera fase la inversión de 1 millón de euros, seguida de otra segunda fase y con un montante total de tres millones de euros.

Las nuevas instalaciones resultan de la reciente apuesta por el sector de la perfumería, con la compra hace un año de la marca Dermatina, así como el constante crecimiento de sus productos estrella, velas aromáticas y varitas -mikados- aromatizantes. Y es que a pesar de surgir en plena crisis, en 2010, la empresa dirigida por Ortega ha registrado incrementos de ventas anuales del 30%, con una facturación en 2016 de 20 millones de euroes y previsiones de seguir con este intenso ritmo de crecimiento al menos en los dos próximos ejercicios.

La internacionalización

Un crecimiento basado en el constante lanzamiento de nuevos productos y aromas -desde Valvede manejan más de 700 referencias– pero sobre todo en la internacionalización, siendo líderes europeos en buena parte de los productos que venden, con una cartera exportadora que abarca 40 países y sendas filiales en México y Estados Unidos.

En la nueva nave, anexa a las que ya vienen ocupando en el polígono Valverde del Majano, Ambientair tiene previsto habilitar una línea de producción de crema de su nueva marca Dermatina, y seguir con alguno de sus producos estrella, como las velas de frutos rojos. “Vendemos 30.000 unidades diarias de velas y precisamos producir más”, explicó Ortega.

Todo lo cual redunda en el mantenimiento de 140 empleos -y con perspectivas de subir- de los que casi un 10% se corresponde con un centro especial de empleo (para trabajadores con discapacidad).

Trabajar sin cable

Un pequeño gran milagro en plena recesión y en una Segovia que en los últimos años ha visto desaparecer emblemáticas industrias. Y todo sin fibra óptica, una demanda no solo de Ambientair sino de la totalidad de las empresas segovianas, en cuyos polígonos no llega el cable.

“Nos vemos obligados a trabajar con anchos de banda de 6 megas, del todo insuficiente”, se quejaba Ortega ante una consejera sorprendida porque “las compañías no hagan una inversión que parece rentable”, dijo, y que avanzó que tomará cartas en el asunto.

Será en vano. La reivindicación de algo tan esencial como la fibra óptica y anchos de banda de más de 100 megas en polígonos industriales topa en la práctica con los blindajes europeos a las compañías, que las protegen frente a normativas intervencionistas. Movistar, Amena y compañía, y como no deja de ser razonable en empresas privadas, acometen sus inversiones en fibra basándose en dónde resulta más rentable. En una provincia como Segovia, donde justo ahora se está terminando la implantación de cable en la segunda localidad de la provincia, Cuéllar, tras completar la de Segovia y su alfoz, resulta más rentable cablear municipios con una mayor densidad de clientes que polígonos.

El resultado, cosas tan recurrentes como trabajar en la nube o trabajar en remoto, tareas que precisan una importante velocidad de carga y descarga, es una verdadera pesadilla para los centros fabriles segovianos, condenados bien entrado el siglo XXI a equipos ADSL propios del siglo pasado.

Lopez-Escobar, Ortega y Pilar del Olmo.

 

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *