web analytics

Algunos roces pendientes

Los periodos preelectorales, ese tiempo en el que las sedes de los partidos (y las cafeterías de los alrededores o hasta del barrio obrero de Delicias, en Valladolid) se llenan de reuniones y reunidos para decidir cosas como quien es el candidato a tal o cual hemiciclo, para quién son los “puestos seguros” y para quien los que dependen de carambolas son, en definitiva, el momento de ajustar las cuentas y de confirmar o deshacer la relación de fuerzas que en periodos entre urnas permanecen latentes.

Hombre, hay bombazos, como el que ha pegado la segoviana, Silvia Clemente, con su salida repartiendo puntapiés con los que fueron sus compañeros en el que se hizo política y que todo indica que ahora se irá a aplicar esos conocimientos al rival directo. Yo qué sé, como si Piqué, criado en el Barcelona, se marchara al Madrid, que esto del fútbol lo entiende todo el mundo, o como si los científicos que se forman en España a base de becas y esfuerzo acabaran en el extranjero aplicando sus conocimientos (este ejemplo parece que no lo entiende nadie y así nos va).

Imagen de archivo de una comparecencia de Aceves y Serna criticando a los responsables del PP.

Hay otras situaciones parecidas a escala provincial pero que pasan más desapercibidas, salvo que uno pasara por la calle Arquitecto Escobedo en el momento oportuno y escuchara la monumental bronca (de esas de españoles, a voces y con palabrotas) dentro de la sede socialista entre el secretario general provincial, José Luis Aceves y el Secretario de Política Municipal —a todos los efectos, número 5 de la ejecutiva provincial— y portavoz en la Diputación, Alberto Serna. “Desleal” fue lo último de lo que se oyó que se pueda reproducir en este texto sin herir sensibilidades. Luego fue el teclear de un ordenador y el ruido sordo de un correo electrónico en el que el “número 1” prohibía expresamente al “número 5” acudir a los pueblos para negociar candidaturas sin permiso específico previo. “Por coordinación”, se argumenta, por si alguien lo lee.

¿Ve lo que le decía al principio? Aceves y Serna no tienen buena relación desde hace tiempo y eso también se plasma en el grupo de diputados donde conviven los que tienen fe ciega en el portavoz con los que viven más pendientes de lo que diga el secretario general, como, yo qué sé, el Secretario de Organización del PSOE, José Antonio Mateo o la diputada Yolanda Torrego y algunos que nadan entre aguas. El caso es que las hostilidades no resueltas en los congresos sólo se rompen cuando llega el momento crucial de las elecciones y las listas.

Y mientras se ajustan las cuentas sigue abierto el lío de las listas, empezando porque el propio Aceves, al que se le suponen ciertas prerrogativas, no se ha decidido aún y “quiere ir a todas las listas”, dicen los mentideros. Vamos, que igual se ve de diputado, procurador y hasta eventual presidente de la Diputación y eso, claro, tienen loco al personal, que así no hay manera de echar cuentas.

Mirando al Congreso, los socialistas, como los populares, barruntan que Madrid haya empezado ya a repartir mochilas con paracaídas preparados para garantizar la entrada de sus “hombres —es genérico ¿Por qué tengo que explicar esto?— fuertes” en las Cámaras, que es una cosa que da mucha rabia en las provincias pero que ocurre desde tiempos inmemoriales. Yo qué se, María Teresa Fernández de la Vega, Óscar López (no me cuente milongas del abuelo riazano), Ángeles Amador… creo que valen como ejemplo en este partido.

Digo yo que si alguien puede hacer algo por frenar eso, por cercanía al coro de ángeles en torno a Sánchez, será José Bayón, que en algún momento de los últimos días ha llegado a postularse como candidato aunque el mismo Aceves le ha advertido que ese puesto lo quiere para él, mientras que para primer nombre para el senado la ejecutiva socialista estaría pensando en colocar a una mujer de nombre aún incierto. Vamos, que si el que fuera rival de Aceves en la carrera por la secretaría del partido, exconcejal y hoy directivo en el Ministerio de Industria quiere ser parlamentario no se lo van a poner fácil en Segovia. Recuerde que el PSOE cuenta hoy día con un diputado y un senador.

El esquema truncaría también las aspiraciones conocidas del alcalde del Real Sitio, José Luis Vázquez, de ocupar puesto en el Senado, así que toca mirar a las Cortes regionales (hoy día, dos plazas) donde los comentaristas sitúan a Ana Agudíez empeñada en ocupar el primer puesto de la lista después de dos elecciones como número 2.

¿Y de la lista de Luquero al Ayuntamiento? Pues oiga, secretismo total justificado por el entorno más en los descartes de concejales que hoy están en activo en el equipo —ya sabe por dolorosa experiencia la alcaldesa que no hay nada más dañino en las rectas finales de mandato que un edil despechado porque no va a repetir— que por los nuevos fichajes para la lista de los 25.

A esperar, que las reuniones están en marcha.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

2 Comments

  1. Qué mal tiene que estar el Psoe para llevar a un tipo como el tal Aceves de cabeza de lista al Congreso. Basta observar la foto de esta página para darse cuenta que es un energúmeno y un totalitario. Una persona que está encantada de haberse conocido, como se puede ver casi todos los días en la prensa, en la que nos marea un día sí otro también con lo malo que el PP y lo bueno que es el Psoe. El pobrecito no sabe pasar de ahí. No tiene pinta de que le acompañe la cabeza. Hay otra gente muy por encima de candidatos como éste, es el caso de personas como Félix Montes dan la talla y generan prestigio. Me temo que si él que encabeza de lista del Congreso es el sr resañado somos muchos los que no vamos a votar al Psoe. Sólo les pido una cosa a los socialistas segovianos: sensatez. Decía Aristóteles que un ignorante al frente de una organización no sólo se lleva al desastre asimismo, sino a toda la organización. Cuidado con Aceves. Os acaba enterrando a todos los del Psoe.

    .

    Post a Reply
    • Me parece caballero que por sus palabras ni conoce como funciona la política y menos el PSOE. Más vale aprender algo y lo digo por sus citas, ambigüedades faltas de respeto y menos hacer de corre y mete caña que de eso ya estamos muchos de vuelta.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *