web analytics

Ahogamientos en el Pontón: ritual repetido

Uno de los escasos carteles de advertencia situados en el Pontón Alto.

La tragedia se producía la tarde de este 20 de julio. A las 16.30 horas un grupo de adolescentes se lanzaban al agua para mitigar los calores de aquella tarde de estío aunque uno de ellos, un adolescente, de 15 años, desapareció bajo las aguas. Cuatro horas de búsqueda después, los buzos de la Guardia Civil rescataban su cuerpo.

A la espera de los resultados de la autopsia y la aclaración que aporte el resultado de la investigación sobre las circunstancias concretas en las que falleció el menor, lo cierto es que esta es una historia que se desarrolla en actos previsibles y pautados que se repiten cada vez que se produce un ahogamiento en las aguas del embalse.

Para un periodista, tras el aviso del suceso lo primero es confirmar el suceso. No es fácil por cauces “oficiales”, gracias a esa política de comunicación ocultista que sigue la Subdelegación del Gobierno para cualquier suceso que la salpique, siquiera tangencialmente, y que “informa” a los requerimientos de la prensa con mensajes del estilo “Un posible ahogado, menor de edad, Madrid, español. Venía en una excursión”, esto a las 19.30 de la tarde, cuando iban tres horas de búsqueda y para colmo con datos inexactos, como el de la nacionalidad del afectado. Y después, ni una nota oficial, siquiera para paliar la evidente alarma social.

Acostumbrados a esta irregularísima situación que no se da en todas las provincias, los informadores nos buscamos la vida, nos plantamos en el lugar, bregamos con el personal… bueno, nuestro trabajo, que no es este el foro ni el momento de tratar este asunto, que hay un niño fallecido.

Estábamos en la sucesión de hechos que tras el rescate del cadáver viene con los lamentos, los rostros circunspectos y los “habría que regular esto”. Lo puede ver en la hemeroteca: en 2007, cuando falleció un marroquí; en 2009, una angoleña de 17 años; en 2011, un dominicano de 22 años… Lo primero que llegan son las declaraciones del alcalde del Real Sitio —el embalse se encuentra técnicamente en territorio de Valsaín— desde junio, Samuel Alonso aunque sus antecesores dijeron lo mismo: “Las administraciones deben tomar cartas en el asunto” y “Los bañistas tienen que ser responsables”.

La marea, ya lo verá, durará varios días. El Estado —se trata de una infraestructura perteneciente a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD)— repetirá que su obligación no es controlar el baño, que la Ley de Aguas establece el derecho a bañarse en los cauces públicos y que con el par de carteles que hay por ahí, y no precisamente en los lugares que más usan los bañistas, aconsejando no bañarse por ser aguas muy peligrosas ha cumplido; la Junta de Castilla y León, en cuyo catálogo de zonas de baño no aparece el Pontón (en Segovia sólo está en la lista el embalse de Linares del Arroyo, en Maderuelo), que ya hace una campaña informativa cada año —debe ser así aunque no conozco directamente a nadie al que le haya llegado esa información— junto a la Subdelegación con la que ya cubre el expediente y los ayuntamientos del Real Sitio, Palazuelos de Eresma o Segovia que esa responsabilidad no es suya y además, vigilar aquello tiene costes…

Cierto, no sería justo «culpar» sólo a las administraciones de estos sucesos, que el personal también debería extremar las medidas y responsabilidad a la hora de hacer uso de aquellas aguas en las que el vacío de normativa vale para el baño estival, pero también para que familias enteras con críos paseen irresponsablemente por la superficie helada en invierno. De hecho, la serie de declaraciones de los próximos días concluirá con el comunicado de la siempre bien intencionada Escuela Segoviana de Socorrismo, que en 2011, tras el ahogamiento de aquel verano, hasta editó un decálogo de buenas prácticas para el uso del Pontón y propuso que se regularan los usos.

Para agosto, agotada la ronda de declaraciones, el asunto “habrá pasado” y dejará de ser actualidad, es de temer que sin una sola medida adicional que, de algún modo, aumente la seguridad e impida este tipo de sucesos en unas aguas en las que los segovianos y también los excursionistas, sobre todo procedentes de la vecina Madrid, encuentran un espacio de ocio y divertimento estival que, como está demostrado, no está exento de enormes peligros.

Y mire que saldrán ideas, que también lo veo en la hemeroteca: “Un plan de usos para el Pontón”; “La prohibición total del baño”; “El permiso de baño pero con socorristas en diferentes puntos sufragados por todas las administraciones al alimón”; “Formación didáctica y eficaz a los usuarios”…

Acabarán en el cajón. Esta es una patata demasiado caliente.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

6 Comments

  1. Esto es muy sencillo, el mes del verano que haya en vez de un muerto se produzcan, desgraciadamente 10, 20 muertos, ese día a alguien se le caerá la cara de vergüenza y tomarán medidas reales, pero mientras tanto, de aquí a unos días esto se habrá olvidado y a otra cosa mariposa

    Post a Reply
  2. Si no está prohibido, pues a apechugar con las consecuencias. Educación y responsabilidad ante todo (y no me fijo si los accidentados son más o menos jóvenes o mayores). ¿Poner vigilantes de socorro? Si acotan espacios y los que entran apoquinan una cujota de acceso, vale (aunque no me parece el sitio adecuado para ‘lavarse’ -más de uno y una- un embalse de agua potable).

    Post a Reply
  3. Prohibir en este país sirve de algo???? La generó trece debe de estar llena de muertes en situaciones en las que está prohibido .Hechar la patata caliente al tejado de las administraciones está muy bien pero seamos serios ,ya tenemos ciertas edades donde el buen uso de nuestro intelecto nos salva de un buen número de situaciones que pueden acabar como este caso .de verdad hace viento un calor de 38 grafitos y nos tienen que decir que no hagamos barbacoas venga coño!!!!!educacion ……civismo ……y sentido común y eso no lo da un cartel de prohibido bañarse

    Post a Reply
  4. Aguas para beber, prohibido bañarse
    Aguas trincheras, prohibido bañarse
    Aguas peligrosas, prohibido bañarse

    Post a Reply
  5. Alguien puede explicar embalse Puente Alta prohibido bañarse bajo multa agua potable, porque en el Pontón Alto dejan bañarse si es el mismo uso ,debieran prohibirlo y se acabarían esos ahogados todos los años.

    Post a Reply
    • …y vestidos y bautizados; algunos con colada incluída. ¡Manda cojones! 😉

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *