web analytics

Acueducto: la Virgen baja a la tierra

La grúa iza la caja con la Virgen dentro. Abajo. la imagen dispuesta para su retirada.

Tras nueve días de preparativos, entre otros montaje del andamio, trabajos de estudio, desanclado y consolidacíón del camerín a 30 metros de altura en el punto más alto del Acueducto de Segovia, la Virgen del Acueducto «pisaba» el Azoguejo al mediodía del 20 de marzo. Llevaba cinco siglos en el punto de mayor visibilidad de Segovia, hasta que la degradación de la piedra han impuesto su sustitución por una réplica. Su destino será  ahora el museo provincial. Previamente, se procederá a su fotografiado en 3D para el molde de la réplica que, a partir del verano, se instalará en lugar de la original.

Un trabajo rápido y sin contratiempos. La víspera concluyó el empaquetado en un «ataúd» de protección y a primera hora de la mañana una grúa de 30 metros se preparaba para la operación. Tras sujetar la caja, de una tonelada de peso, los operarios salieron «al desayuno», costumbre laboral patria que no se cuestiona ni aunque estés trabajando a decenas de metros de altura. Ya desayunados, volvieron a subir al andamio y, puntualmente a las 11:30 según lo prevista y en medio de la expectación de un centenar de turistas y vecinos, se procedió a descolgar la imagen. Cinco minutos después la Virgen del Acueducto estaba ya en tierra firme.

En el nombre de la Virgen

Virgen del Acueducto, del Azoguejo, del Carmen, de la Fuencisla, que no está claro. Tal vez el descenso de la imagen permita resolver uno de los enigmas del Acueducto, ¿cuándo se izó la imagen? ¿De dónde procedía? ¿Cómo era originalmente? De momento, un primer análisis ha desvelado que la figura presenta restos de policromía y que no está tallada por detrás.

Sobre su origen inicial, la teoría más aceptada es que la Virgen del Acueducto es, en realidad, la Virgen de la Cabeza, a la que se daba devoción en la próxima iglesia de San Sebastián. Los documentos más verosímiles apuntan a que en 1520 se retiraron los restos de las letras romanas, dado que su caída sobre el Azoguejo representaba un serio riesgo para los segovianos de la época, se conoce que entonces tampoco había plan de gestión del monumento, que seguía abasteciendo de agua a la zona noble de la ciudad.

Se aprovechó para retirar los vestigios de las que debían ser las figuras originales izadas por los romanos, al parecer un Hércules y otra deidad no identificada en la cara opuesta, y desde la Casa de la Moneda, no la actual, sino la previa, ubicada en las cercanías de San Sebastián, se sufragó la sustitución del Hércules por la Virgen de la Cabeza. Se dispuso la imagen en la cara Sur, la del Azoguejo, a modo de protección de la ciudad, en tanto un San Sebastián de madera se enclavaba en la parte Norte, figura que desapareció consumida por la intemperie.

Así lo refiere Colmenares

El gran historiador de Segovia Diego de Colmenares, refiere que la Virgen se colocó inicialmente tal día como el 21 de marzo de hace 499. Escribía el cronista en 1637:

«Por estos mismos días, en 21 de Marzo, fiesta de San Benito, un devoto ciudadano nuestro, nombrado Antonio de la Jardina, ensayador de la casa de la moneda, puso á su costa la imagen de piedra de Nuestra Señora, en el hueco ó nicho de la puente que mira al mediodía; y la de San Sebastián en el nicho que mira al norte: acción religiosa, que merece esta memoria. Desto se prueba que ya faltaban de allí las estatuas para que se hicieron los nichos; ó fuesen de Hércules, como dicen memorias antiguas, ó de otros”.

De ahí que, cinco siglos después, el simbolismo de que sea la heredera de la ceca, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre la principal patrocinadora de la operación, aportando 14.000€, en tanto el consistorio asume el resto, hasta unos 21.000€ aproximadamente. Dinero para ir preparando a la sustituta, que por mor de la impresión 3D será exactamente igual que la actual, al menos en lo interior. El material será otra cosa. Se prevé rebajar a apenas 50 kilos la tonelada de caliza de la actual, además, se revestirá a la imagen de una capa de poliresina para preservarla de lo que le espera. Cambios climáticos extremos, la acción de los pájaros, la nieve, el agua… ¿Durará otros 500 años? Debería.

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

10 Comments

  1. Podían hacer una votación popular en el Ayuntamiento, preguntando a los ciudadanos si queremos que ese dinero se invierta en la réplica de la virgen, o en otra cosa de mayor importancia.

    Porque los Romanos, muy católicos no eran… ¿Entonces que pinta ahí una estatuilla de una Virgen, que encima está añadiendo un peso extra a la estructura (pesa una tonelada y la que van a poner, solo «adelgaza 50 kg»)?

    ¿Ustedes que opinan?

    Post a Reply
    • Una matización. Quizá nos hemos expresado mal. No es que aldegace 50 kilos, es que pasa de la tonelada actual a solo 50 kilos.

      Post a Reply
    • El historiador encargado de los trabajos, el segoviano Néstor Marqués, le puede ilustrar sobre el origen de la escultura y la idoneidad de mantener la réplica en la ubicación donde ha estado la original.
      Es muy ilustrativo seguir sus trabajos en los perfiles de Twitter e Instagram (antigua_roma).
      No podemos ni debemos modificar la historia para adaptarla al contexto de una época muy concreta. Estaríamos privando a generaciones venideras de una lectura completa de la historia.
      Saludos

      Post a Reply
      • Muy de acuerdo en o que expone. Desde hace unos años da la sensación de que «algunos» políticos están más interesados en reescribir la historia a sus intereses que de preservar la que tenemos. Una lastima…

        Post a Reply
      • Segoviano, me podrá explicar usted entonces lo siguiente:

        ¿Por qué la virgen (icono religioso) puede estar en el monumento y la bandera Española no, porque «puede ofender» (supuestamente, esa fue una de los motivos de su retirada)?

        Porque la historia, siempre queda en los libros y, quien quiera conocerla, pues solo tiene que leer…

        Y si nos ceñimos a la historia, ¿por qué no dejar el monumento como en sus orígenes, sin la Virgen?

        Post a Reply
        • Si la memoria no me falla, esa hornacina en el Acueducto la hicieron los Romanos para poner una estatua de alguno de sus muchos dioses (icono religioso).
          Si eso es así, ¿por qué un Dios si que se puede poner, y una Virgen no se puede?

          Post a Reply
          • Pues, si seguimos con la lógica de «segoviano», por no modificar la historia.

            A mi no me ha convencido mucho esa argumentación… Pero si es por no modificar la historia… ¿Te vale Calimocho o quieres añadir algo más a este «fregao»?

            No obstante, mi comentario inicial se encaminaba más al gasto en sí que va a acarrear la restauración y sustitución de la «figurita»…

          • Si es por el «gasto», siempre pueden llamar al patrocinador de la estatua del diablillo fotógrafo, para que se «estire» un poco más y patrocine a la Virgen. O si no, alguna asociación feministoide de esas que gastan pasta en manifestaciones y performances, que aunque sea Virgen no deja de ser mujer.

          • Bueno, pues que pongan en su lugar al diablillo, por proponer..

  2. Que pongan una botella de ‘Calimocho’.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *