web analytics

2.000 personas ya tienen pase para ver Pedraza bajo las velas

Los conciertos de las velas, en Pedraza los días 1 y 8 de julio, atraerán a más de 4.000 espectadores a los dos pases de música clásica programados y llenarán de público las calles de la villa medieval entre residentes, clientes de hostelería y simples paseantes por las calles iluminadas por 25.000 velas cada día, eso sí, debidamente provistos de una de las 5.000 entradas nominales y gratuitas que servirán de control de acceso al pueblo.

La limitación de público es una medida que se adopta por primera vez este año en aras a la seguridad de los propios visitantes y con el fin de evitar aglomeraciones de hasta 12.000 personas que se han producido otros años. “Otros años, con 12.000 personas, aquello era inmanejable ante situaciones de riesgo”, apuntó en la presentación el teniente coronel Ramírez, jefe de la Guardia Civil de Segovia que, aunque reconoció que “hay horas del día en las que si se viene sin entrada no pasa nada” subrayó que la medida será inflexible en las horas punta y que “si se viene, se haga con entrada o mejor abstenerse”.

Las entradas de paseantes se pusieron en circulación el pasado 10 de junio —se adquieren en el Corte Inglés, también telemáticamente— y, de acuerdo con las explicaciones del presidente de la Fundación Villa de Pedraza, Javier Acebo, ya se han repartido 1.196 para el día 1 de julio y 894 para una semana después.

En cuanto a las entradas de pago para presenciar los conciertos en la explanada del castillo, el programa del primer día ha atraído ya a 735 espectadores y el del 8, a 1.014. “La explanada tiene más aforo y estimamos que al primer concierto acudirán entre 1.800 y 2.000 personas y al segundo, entre 2.000 y 2.200”, explicó el presidente, seguro de que “en el segundo concierto se batirán records”.

La orquesta de cámara de la Filarmónica de Roma y los virtuosos de la de Berlín.

El presidente de la Fundación Villa de Pedraza subrayó la “alta calidad” de los conciertos programados en esta edición que “hemos evitado que fuera el patito feo por ser la vigésimo sexta después del esfuerzo que hicimos el año pasado para celebrar los 25 años”.

La orquesta de cámara de la Filarmonici di Roma ocupará el escenario el día 1 con Kirill Troussov como violinista solista utilizando, por cierto, un instrumento Antonio Stradivari “Brodsky” de 1702. En el repertorio, piezas de Vivaldi, Respighi, Tartini, Boccherini, Paganini y Schubert.

Los virtuosos de la Filarmónica de Berlín, con Laurentius Dinca con la batuta y violín solista constituye la atractiva oferta para el 8 de julio con la interpretación de obars de Johan Svendsen, Edward Grieg, Luigi Boccherini, Jules Massenet y Johann Strauss, en la segunda parte.

Autor: Cultura

Compartir en

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *